Qué hacer si te atrasas en el pago de tus cuentas

 
La mayoría de las personas, en algún momento u otro han pasado por un periodo en el que el dinero no alcanza y, por lo tanto, las cuentas se atrasan. Si estás pasando por esta situación, tómalo con calma, recuerda que no tiene por qué ser permanente, de todo uno sale, pero hay que tomar acción inmediata. Aquí te digo qué hacer:
1. Habla con tu familia: cuando se pasa por una situación económica difícil, hay que tomar decisiones en familia. También se les debe explicar a los niños chicos en un lenguaje sencillo y sin preocuparlos que algunas cosas van a cambiar por un tiempo hasta que la situación se normalice. 
 
2. Decide qué cuentas son esenciales para vivir: haz una lista de las cuentas indispensables. Hablo de hipoteca, luz, agua, escuela de niños. Las que sencillamente no puedes dejar de pagar (ejemplo, el banco te quita la casa). Estas cuentas deben ser tu prioridad y tus recursos deben ir dirigidos a poder mantener el mínimo necesario para vivir. 
 
3. Lista el resto de tus obligaciones: mira ahora el resto de las cuentas que debes pagar. Fíjate si puedes vivir sin estos gastos. Por ejemplo, piensa en vender un carro o bajar el plan de celular, cancelar alguna suscripción, cancelar cable, etc. 
 
4. No uses las tarjetas de crédito: paga el mínimo por mes por ahora y no vuelvas a pensar en ellas hasta que tu situación económica mejore. Usa solo efectivo para tus compras. 
 
5. Toma el teléfono: llama a todos tus acreedores y negocia con ellos un periodo de gracia para retomar los pagos o un pago mensual más bajo. Para la mayoría de los acreedores es mejor renegociar un préstamo que tener que ir a los tribunales para cobrarte. Lo peor que te puede pasar es que no permitan ningún arreglo de pago, pero no lo sabrías si no lo intentas. Ahora, si te comprometes a hacer un pago, cumple tu palabra. 
 
6. Vende lo que no uses: Existen infinidad de páginas en internet y grupos de Facebook que te permiten vender tus cosas usadas. Además, cuentas con los métodos tradicionales como los clasificados de los periódicos.  Lo importante es que tengas tu propósito bien claro y que no utilices el dinero para algo más. 
 
7. Trabaja por más dinero: puede ser en tu propia empresa, si es que pagan por horas extras o por comisión. Así mismo, revisa las políticas de tu empresa, de repente eres candidata para un aumento. O si esto no funciona, puedes actualizar tu curriculum vitae y ver otros empleos que paguen más. Ten cuidado con esta táctica, pues lo peor que te puede pasar en estos momentos es que te quedes sin tu trabajo actual. 
 
8. Obtén un segundo empleo: también es una opción. Es sacrificado, pero hay oportunidades los fines de semana o en las noches. Lo más probable es que este segundo empleo sea más sacrificado, pero mentalízate que es por un tiempo hasta que logres estabilizarte. Además, es una oportunidad para aprender algo nuevo o conocer a nuevas personas. 
 
9. Revisa tu crédito: No permitas que este mal momento afecte tu crédito. Acércate a la Asociación Panameña de Crédito y pide tus referencias. Recuerda que si dejas de pagar una cuenta, tu acreedor te reporta y tendrás problemas en un futuro pidiendo préstamos si este reporte no está en orden. En la APC tienen muchos recursos para ayudarte. 
 
10. Disfruta de lo que no cuesta: Este es el momento para de verdad disfrutar en familia, ir al parque, jugar juegos de mesa, leer un buen libro, caminar. Como dice el comercial, las mejores cosas en la vida no tienen precio y es verdad. Si te interesa empezar un negocio propio aun cuando trabajes para alguien más, visita http://www.studiocamelia.com/empieza-aqui/ y baja gratis mi libro: Empieza Antes de Estar Lista. Te detallo 20 pasos que puedes ir adelantando desde ya mientras te alistas. 
  • Compartir: