¿Realmente conoces la importancia de tener un seguro de vida?

 
Jue, 09/13/2018 - 17:19
Como dice el refrán: "Es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo". No te pierdas las siguientes recomendaciones a la hora de contratar un seguro de vida.
Por: Larisse Roquebert 
Licenciada en Finanzas con Maestría en Administración de Empresas (MBA).
Propietaria y gerente general de Grupo R&G, empresa consultora en crédito y seguros.
 
Hoy quiero hablarte de la importancia de los seguros, pero antes debo comentarte que la protección que estos brindan es pilar fundamental de una buena planificación financiera. Por ello, te comparto las siguientes recomendaciones a la hora de elegir un seguro de vida:
 
Permite que un profesional idóneo te asesore. Antes de contratar un seguro de vida, contacta a un agente o corredor de seguros para que te asesore y diseñe una póliza con las coberturas que se ajusten a tus necesidades presentes, sin perder de vista la flexibilidad que requerirás para adaptarla a tus necesidades futuras. 
 
Evalúa las opciones del mercado primero. No contrates la primera póliza que te ofrezcan sin antes evaluar varias propuestas. Tu agente o corredor de seguros te dará a considerar las opciones que mejor se ajustan a tus necesidades y a la vez te brindará las ventajas y desventajas de cada una. Con base en la información que recibas podrás tomar la mejor decisión. Ten siempre presente el respaldo de la compañía aseguradora que elijas. Recuerda que estás garantizando el futuro de tu familia.
 
Presupuesta de acuerdo a tu capacidad y dale prioridad a tu pago.  Los expertos sugieren que la prima mensual de tu póliza no exceda del 6% de tu ingreso mensual.  Al igual que el ahorro, el pago de tu seguro de vida debe ser una prioridad, ya que a diario enfrentas situaciones de riesgo que, en caso de materializarse, pueden afectar severamente las finanzas de tu familia, por lo que no querrás que los tuyos estén desprotegidos en caso de que ocurra un siniestro.  Actualmente existen distintas modalidades de pago (tarjeta de crédito, descuento bancario, descuento de salario), que te permiten mantener tu póliza siempre al día. 
 
Evita contratar pólizas que estén por encima de tus necesidades.  Cada etapa de la vida tiene necesidades distintas, y conforme cambias de etapa, evolucionan tus necesidades.  Si contratas un seguro de vida por una suma asegurada totalmente fuera de tu realidad o necesidad actual, muy pronto dejarás de pagarla y optarás por cancelarla.  La idea es estar claro en qué deseas asegurar y en qué monto. Los expertos sugieren contratar una suma asegurada que corresponda a los gastos básicos de la familia por espacio de 10 años, ya que este tiempo representa el periodo promedio en recuperar el equilibrio financiero, luego de la pérdida de un ser querido.
 
Toma en cuenta los factores que encarecen una póliza de seguro.  Un factor primordial es la edad del asegurado al momento de contratar el seguro.  El costo del seguro será menor si lo contratas a una edad temprana, por lo tanto, es lo más recomendable.  Otros factores que influyen en el costo son los hábitos (si fumas, si practicas actividad física), tu estado general de salud y el tipo de oficio que desempeñas.  
 
Mejor tener un seguro y no necesitarlo. Una etapa crucial en la vida financiera de todo individuo es cuando logra la tan anhelada independencia económica, adquiere bienes patrimoniales y forma su núcleo familiar. En este periodo es probable que se eleven los compromisos a terceros, por lo que  la contratación de una obligación adicional (seguro de vida) puede resultar una carga pesada.  Sin embargo, no hay mayor tranquilidad que la que se respira al saber que la familia se encuentra protegida. Todo va a depender de los hábitos de consumo y estilo de vida que se lleve.  
 
La contratación de un seguro de vida es la decisión más importante que deberás tomar para garantizarle a tus seres queridos una calidad de vida en un futuro. Recuerda: siempre es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo. 
  • Compartir: