La Magia de Amamantar

Del 1 al 7 de agosto se celebra en todo el mundo la Semana Internacional de la Lactancia Materna, ¡descubre las bondades de optar por esta práctica milenaria!
  • Macarena Bachor
  • [email protected]
  • @maquibachor

Hace tres meses dio a luz y para despejar un poco su mente a veces sale al parque más cercano, por supuesto, lo hace con su bebé. Cuando llega la hora de amamantarlo siente cierta vergüenza de tener que hacerlo en público, pues las experiencias que ha tenido con este tema en la calle están lejos de ser positivas,   los hombres no le quitan la mirada de encima y otras mujeres comentan en voz baja que  cómo es posible que se vean esas cosas en plena luz del día y  lugares públicos.  

En cuanto a la lactancia materna hay muchos prejuicios, y de toda clase. En una investigación  publicada en el Journal Personality and Social Psychology Bulletin, titulada “Spoiled Milk: An Experimental Examination of Bias Against Mothers Who Breastfeed”, de Jessi L. Smith, se explica que “las madres puede que no amamanten a sus hijos por como son vistas por la sociedad”, ya que aparentemente la lactancia materna es vista como de una categoría social devaluada. 

En el estudio se realizaron tres investigaciones con énfasis distintos, dos de ellos (el énfasis de la madre amamantando y el énfasis en el pecho sexualizado) dieron resultados igualmente negativos. Estos sugieren que, aunque la lactancia materna puede ser económica y saludable, el costo social es potencialmente grande.

Además, no olvidemos que las políticas públicas con respecto a este tema son escasas y pocas veces le suman importancia a este periodo natural entre una madre y un recién nacido. Por ejemplo, podríamos mencionar el caso de Larissa Waters, senadora australiana que luchó por generar un cambio a favor de las mujeres en este aspecto. En noviembre del año pasado, Waters decía: “Si queremos más mujeres jóvenes en el Parlamento, debemos hacer que las reglas sean más familiares para permitir que las nuevas madres y nuevos padres equilibren sus deberes parlamentarios y paternos”. El mes pasado, la senadora fue noticia mundial al ser la primera en amamantar a su hija dentro de la Cámara.

En Panamá, la situación laboral tampoco favorece a la mujer. Contamos con el artículo 114 del Código de Trabajo, pero en el Ministerio de Trabajo y Desarrollo no hay datos de cuántas empresas cumplen con un lugar con las condiciones necesarias para ofrecer a las mujeres un lugar donde ordeñarse. Además, existe la   Ley 50 de 1995, por la cual se protege y fomenta la lactancia materna.   

Según datos del 2015, dados por el Minsa, solo el 21.5% de las madres panameñas alimenta con leche materna a sus bebés los primeros seis meses de vida. 

via GIPHY

Beneficios de la lactancia materna

1. De acuerdo con Diane West,  directora de Relaciones con los medios de La Leche League International, la leche materna es rica en factores antiinflamatorios, antibacterianos y antivirales. “Tiene células vivas y activas que son protectores fuertes. Además, es pH neutro, por lo que no inflamará las membranas mucosas como las que se encuentran dentro de la nariz. Se ha utilizado durante siglos para aclarar la nariz tapada”, explica. 

2. Los científicos especulan que si el bebé está enfermo, el sistema inmunológico de la madre es capaz de "escanear" a este bebé en busca de bacterias, virus u otros indicadores de enfermedades infantiles. Si algo parece estar mal, el cuerpo de mamá entra en acción, aumentando la concentración de ciertos compuestos relacionados con el sistema inmune en la leche materna. "Esta puede ser una de las formas en que el cuerpo de la madre" sabe "aumentar la protección inmunológica a través de la leche", explica Katie Hinde, bióloga y profesora asociada del Centro de Evolución y Medicina de la Escuela de Evolución Humana y Cambio Social en la Universidad Estatal de Arizona.

3. Provee a la madre de una mejor recuperación, después del parto: la oxitocina que se libera cuando tu bebé es amamantado ayuda a la contracción del útero y a la reducción de la pérdida de sangre después del parto. Además, la lactancia materna ayudará a que su útero vuelva a su tamaño normal más rápidamente, aproximadamente seis semanas después del parto, en comparación con las 10 semanas si no amamanta.

4. Es más económico: Según La Leche League International, el costo de la fórmula puede variar desde $134 a $491 por mes. ¡Eso es $1,608 a $5,892 en un año! 

   

  • Compartir:

Suscribase a nuestro boletín de noticias para que esté informado de lo que sucede en Panamá y el mundo.
{{message.split('~')[0]}}
{{message.split('~')[1]}}