El clásico del verano

 
Las carteras de mimbre se imponen nuevamente, aquí te contamos la historia de accesorio it.
Todos los veranos nos cansamos de ver circular por las calles las típicas cestas de mimbre. Algo muy común y fácil de ver en las ciudades europeas,  un clásico del verano. Siempre me he preguntado por qué en los países cálidos, tropicales, donde se vive el eterno verano, estas cestas no tienen la misma presencia, y eso que la podrían usar todo el año.  Y la verdad, para ser sincera, todavía no he encontrado la respuesta.
 
Lo que sí les puedo decir es que a partir de ahora y al menos por un tiempo prudencial, se van a empezar a ver estas cestas en las calles de todo el mundo porque se ha implantado como un MUST  para quien se considere una ‘fashion girl’, o ‘it girl’ o ‘fashion victim’, o como lo quieras llamar. 
 
Jane Birkin no solo fue la musa de Hermès para crear el icónico bolso Birkin, sino que también fue quien popularizó a principio de los años 70 la cesta de mimbre como accesorio, y es que Jane Birkin era la “it girl” de la época, una época en la que crear tendencia era mucho más difícil  que ahora, puesto que no existían las actuales redes sociales.
 
La temporada pasada, una prestigiosa firma de lujo recuperó nuevamente estas cestas y las subió a las pasarelas de Milán empezando a enunciar la fuerza que iban a ir adquiriendo en la calle, y fue así como muchas otras marcas se hicieron eco de esta nueva tendencia y empezaron  a diseñar  diferentes versiones de esta misma cesta de mimbre llegando a piezas muy sofisticadas con un “look” muy lujoso mezclando el mimbre con piedras, o creando versiones más divertidas con pompones, flecos y coloridos forros.
 
Aunque hay una infinidad de variantes de este clásico bolso, el cesto redondo con una asa corta y una pequeña tapa suele ser el preferido de las celebridades.
 
Pero ya sabes, desde la clásica cesta de mimbre que va desde esa apariencia rígida y redondeada en su versión clásica hasta los tote bags o los clutch en su versión más sofisticada... todas serán las protagonistas de la temporada, así que prepara la tuya.
 
Si quieres estar a la última, ya puedes revolver en el armario y recuperar esa cesta de mimbre que tienes ahí tirada, darle una readaptación de imagen para actualizarla y salir a la calle; o si por el contrario, no tienes ninguna todavía,  ya sabes  que te toca ir a comprarla, las hay tradicionales o las versiones nuevas actualizadas con impronta de diseñador. 
  • Compartir: