'La mirada interrumpida', una exposición sobre fotógrafo español asesinado en La Invasión

 
Mié, 12/04/2019 - 17:03
La muestra está compuesta por 29 imágenes de las más emblemáticas fotografías del español Juantxu Rodríguez, asesinado el 21 de diciembre de 1989 por disparos de las tropas estadounidenses.

Una retrospectiva sobre el fotoperiodista español Juantxu Rodríguez que incluye imágenes que tomó durante la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989, se exhibe desde este martes en el Centro Cultural de España, a 30 años de ser abatido en esta acción bélica por disparos de marines estadounidenses.

La exposición "La mirada interrumpida", organizada por la Embajada y el Centro Cultural de España/Casa de Soldado en Panamá, estará abierta hasta el próximo 24 de enero para rendir homenaje al fotoperiodista español, quien laboró en medios como El País y La Vanguardia, y acercar a los panameños a la obra de quien fue un brillante retratista autodidacta y consumado fotógrafo social.

“La mirada interrumpida” fue curada por el director de cine Enrique Castro Ríos. Por primera vez, se presenta en Panamá una exposición de este fotoperiodista español, cuya importancia en la reconstrucción de nuestra Memoria Histórica es crucial. Por ello, la muestra, que consta de una selección 29 fotografías, incluye tres emblemáticas imágenes tomadas por Juantxu Rodríguez durante la Invasión, que forman parte de los únicos carretes que sobrevivieron, al ser confiscado el resto por tropas de EEUU. 

Un aporte a la memoria histórica del país

Juantxu Rodríguez dejó un legado artístico y documental importante para la memoria histórica de Panamá. Fue asesinado el 21 de diciembre de 1989 mientras retrataba los estragos de una invasión militar que le sorprendió durante una escala de tránsito a El Salvador, donde viajaba para concluir un reportaje que realizaba junto a la periodista Maruja Torres para el diario español “El País”. 
 
Una retrospectiva que exhibe muestras de sus trabajos más destacados, desde su proyecto personal de reflejar para la posteridad la reconversión industrial en el País Vasco, concretamente en la Margen Izquierda de la Ría de Bilbao, hasta los convulsos cambios estructurales en la España de la década de los 80, que estrenaba su transición democrática entre nuevas tribus urbanas, cambios sociales y culturales y las inevitables huellas de la marginación, hasta su trabajo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que le catapultó como consumado retratista.
 
El curador panameño Enrique Castro Ríos añade: “en Panamá se nos ha vuelto imposible rememorar la Invasión sin pensar inmediatamente en una fotografía de Juantxu —dolorosa, hermosa y respetuosa a la vez— de nueve cuerpos jóvenes que yacen cual si soñaran sobre el piso frío de la morgue del Hospital Santo Tomás.” Y es que dicha fotografía icónica evidencia la cantidad de persaonas que el 20 de diciembre eran apiñados en la morgue del Hsopital Santo Tomás.
 

Sigue el legado

El pasado 6 de noviembre, la Asociación de Periodistas y el Colegio de Periodistas Vascos otorgó el Premio de Fotoperiodismo ‘in memoriam’ a Juantxu Rodríguez, galardón que fue recogido por su familia en Bilbao. En este acto, Elisa Pavón, cuñada y representante de la obra del artista, afirmaba que “se nos ha cumplido el sueño de una lucha de 30 años para que se le recuerde por cómo vivió y no por cómo murió. Juantxu tuvo una carrera como fotógrafo autodidacta, que apenas duró diez años, pero que nos dejó como legado una vida de sensible y desbordante talento y de palpable hambre por registrar la experiencia humana”. 
 
Así lo describía él mismo, añade Pavón: “Mi filosofía de trabajo es mostrar unas imágenes de tal forma que la gente que las mire se tome un tiempo para pararse a pensar en algunas cuestiones”. 
 
Juantxu Rodríguez compaginó estos trabajos con el desarrollo de proyectos fotográficos personales y publicaciones en distintos medios nacionales e internacionales, como El País, Tiempo, Interviú, The New York Times, Le Figaró, Liberation y Newsweek, entre otros. Su importancia en el campo del periodismo gráfico fue avalada por importantes premios como el FotoPress en la Categoría Retratos y por ediciones de libros como “UIMP 1983-1986”, “Galicia a pie de foto”, “Camino de la Plata” y participando en “Un día en la vida de España”. En 1988 obtuvo una beca de la UIMP con la cual recorrió durante un año Estados Unidos, fotografiando personajes de la vida científica y cultural, así como su particular visión de la realidad estadounidenses. 
 
Falleció el 21 de diciembre de 1989, asesinado por tropas estadounidenses durante la Invasión a Panamá. Obtuvo reconocimientos póstumos como el Premio Ortega y Gasset (1989), la Medalla al Mérito en el Trabajo (2004) y el Premio Fotoperiodismo 2019. Recientemente su archivo ha sido donado, por expreso deseo de su familia, repartido entre el Archivo Histórico de Euskadi en Bilbao y la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, no solo para su conservación, sino para facilitar su acceso a la ciudadanía. 
 

 

  • Compartir: