Mandamientos de la decoración del cuarto del bebé

 
Lun, 03/14/2016 - 15:45
La llegada de un nuevo miembro a la familia trae consigo una serie de afanes y dudas sobre el arreglo de la habitación. ¡Entérate cómo!

 

Preparar la habitación del bebé es una actividad divertida, pero que requerirá de mucha energía, planeación y un poco de inspiración. Tomando en cuenta lo importante que es para todas las madres tener un espacio agradable y apto para el desarrollo de su recién nacido, te doy algunas sugerencias de cómo comenzar.

 

Lo primero que debes tener en cuenta es la seguridad. Antes de pintar o comprar cualquier mueble es recomendable que verifiques si estos cumplen con los estándares de protección.  Las cunas y otros enseres deben tener barras de seguridad que sean a prueba de niños, y debes procurar que la pintura o el material con el que estén recubiertos sea libre de plomo, ya que los bebés tienden a morder los bordes y no queremos que estén expuestos a materiales tóxicos.

 

Opta por cunas nuevas o de madera y que te duren por lo menos los cuatro primeros años. De igual forma, esta norma debe ser aplicada a la pintura del cuarto, que debe ser sin olor, hipoalergénica y libre de químicos fuertes. Una vez tengas bajo control estas recomendaciones básicas, empieza la verdadera diversión: darle vida al cuarto de tu pequeño o pequeña.
 

Puedes escoger los clásicos tonos azul o rosado para las paredes, o aventurarte a pintarla de tonos crema, amarillo pastel, verde menta, e incluso introducir algo de turquesa. Muchas parejas optan por hacer diseños en las paredes, escogiendo temas como el circo, el espacio, la naturaleza, etc. Otra opción puedeser trazar líneas verticales de otro color sobre la pared, creando así una atmósfera “vintage”. O dar click aquí y ver todos los estilos que hay.

 

Los móviles y la ropa de la cuna son detalles complementarios, puedes elegir aquellos que vayan de acuerdo con el tema escogido. La idea es que hagan un lindo contraste, sin caer en lo recargado. En sus primeros meses de vida, los bebés no ven más que sombras, en blanco y negro, por lo que algo creativo para estimularlos desde el inicio es colgar cuadros con figuras en negro y blanco.

 

Para guardar la ropa, utensilios y juguetes, puedes acomodar canastas o cestas decorativas en vez de utilizar un armario. Si necesitas más espacio, las estanterías o repisas en la pared serán la solución más útil. Esta es una solución temporal ya que a medida que crezca y empiece a tocar todo, deberás poner las cestas en un lugar donde no lo pueda alcanzar.

 

No te olvides de iluminar bien la habitación, una lámpara de mesa será tu compañera en esas largas noches.

 

Hay un universo de ideas por explorar para que tu bebé se sienta bienvenido. Incorpora a tu pareja en la decoración para que sea una experiencia completa.

Encuentra más inspiración en sitios web como: www.apartmenttherapy.com.

  • Compartir: