Tips prácticos para decorar los espacios amplios

 
Sáb, 10/19/2019 - 09:00
Ornamentar lugares grandes no se trata de rellenar. Te dejo algunos tips que considerar en este caso.

Ya definido los gustos (ver artículo anterior) es primordial organizar las ideas para que nuestro plan de decoración tenga resultados. Nuevas dudas seguirán surgiendo, pero poco a poco iremos ayudándote para que el proceso sea lo más rápido y eficaz posible.

Leer más: Tips para decorar tus espacios como un profesional

Para esto vamos hablar un poco de espacio, el principal protagonista de nuestra decoración, ya que de este depende mucho lo que tengamos pensado hacer.

¿El espacio influye en lo quiero hacer?

En definitiva el espacio es uno de los mayores retos que nos vamos a encontrar a la hora de comenzar a decorar, pues si no sabemos qué elementos utilizar podemos cometer errores que afectarán la decoración. Para trabajar los espacios, primero que todo debemos estar claros si el espacio es grande o pequeño, pues tendríamos que definir los colores, accesorios y muebles que complementarán nuestro buen gusto y que van de acuerdo con cada espacio.

Si es un espacio amplio, ¿qué hago?

Cada vez hay más interés en tener este tipo de espacios amplios, pues suelen ser atractivos y majestuosos, pero con el tiempo también terminan siendo abrumadores y es dónde se decide darle un giro, intentando hacerlos más acogedores.

Para decorar espacios amplios es fundamental saber que rellenar no es opción, pues muchas veces pensamos que mientras más espacio tenemos, mayor cantidad de elementos debemos utilizar.

Como primer punto debes saber que:

  1. Crear diferentes zonas en un mismo espacio ayudará a conseguir diferentes funciones entre ellos. Esto te permitirá tener varias interacciones entre cada uno sin necesidad de reunir a todos en un mismo punto. Ejemplo: una sala amplia puede convertirse en zona de recibidor y sala privada a la vez.
  2. Debes escoger muebles que puedan ayudarte a delimitar áreas, la distribución ayudará a darle una personalidad al espacio creado. Ejemplo: los sillones pueden delimitar la sala y un par de butacas pueden ambientar el recibidor. Evitar muebles pequeños, es mejor utilizar los tipos estándar.
  3. Selecciona los colores adecuados. Las gamas de tonos fríos oscuros ayudará a que el espacio se sienta más pequeño, ya que estos tienden a reducir la luz y dan sensación de intimidad. ¡Ojo! Ten cuidado, no son todos los espacios que debes utilizar estas gamas, puedes ir alternando paredes.
  4. La luz juega un papel importante. Si es natural debe estar mezclada con la artificial, utiliza reguladores de intensidad así podrás ambientar el espacio a tu gusto. Las ventanas altas ayudan a perder la vista. Y la luz dirigida evita tener una visión amplia del espacio.
  5. Utiliza accesorios como cuadros de grandes dimensiones para abarcar las paredes, plantas en maceteros anchos en algunas esquinas para dar uso a esos espacios vacíos, texturas en las alfombras que sirvan como elementos de unión y delimitación de espacio. Estas últimas unen los muebles entre sí y también separan los ambientes múltiples.

Y por último tenemos que informarte que mientras menos pegues el mobiliario a la pared este logrará consumir metros, favoreciendo la labor de reducir visualmente le espacio.

No te pierdas nuestro próximo artículo y no dudes en poner en práctica estos rápidos consejos.

 

  • Compartir: