3 estilos de aprendizaje que puede tener tu hijo

 
Mié, 01/08/2020 - 15:39
Todos aprendemos de maneras distintas y es importante conocer cuál es la correcta para potenciar el proceso

En nuestro diario vivir, ya sea en el colegio e incluso en la oficina, nos encontramos con personas que necesitan que todo este en silencio para poder realizar una actividad. Así también hay otras que necesitan música para poder concentrarse. O, ¿has visto algo y ya lo aprendiste? Quizás tu estilo de aprendizaje sea visual.

Todos aprendemos de una forma distinta. Unos leyendo, otros haciendo o escuchando, etc. Y es esta la lucha diaria en nuestro sistema educativo: el enseñar de acuerdo al estilo de aprendizaje al cuál se acomode el estudiante. Aunque en un aula de 40 estudiantes puede sonar algo difícil, no es imposible.

Pero, ¿qué es un estilo de aprendizaje? Según el California Journal of Science, se describe como una serie de características personales con las que se nace y que se desarrolla conforme se crece. Siempre desarrollamos una más que otra; sin embargo, poseemos las tres.

Leer más: Conoce qué son las inteligencias múltiples y su relación con el aprendizaje

Es importante mencionar y recomendar que las instituciones educativas tomen nota para reestructurar los planes educativos y metodologías de enseñanza acorde a la actualidad, en lugar de “imponer” un estilo de enseñanza generalizado. ¿Por qué no mejor indagar en lo nuevo y ayudar al estudiante a descubrir sus fortalezas para que tenga un mejor desempeño académico y en la vida? 

Tipos de aprendizaje

"No es lo mismo en que área se es bueno que cómo se aprende". Esta frase puede sonar confusa, pero su explicación es sencilla. Existen personas que son creativas y buenas inventando; sin embargo, para poder hacer algo, yo necesito verlo primero, es decir que mi estilo de aprendizaje es visual. ¿Se sienten identificados?

Aquí te explico los tres estilos de aprendizaje:

Aprendizaje visual

Este suele ser el más dominante en las personas, y se da cuando tendemos a asociar y representar a través de imágenes que relacionamos a un concepto. Los alumnos que son visuales aprenden mejor cuando leen o ven la información de alguna manera. Además, tienden a tomar apuntes de todo.

¿Cómo sé que este es mi estilo de aprendizaje?

Las personas que son “visuales” tienden a ser muy observadores y aprenden mejor si se les presenta el material previamente. Les gusta el arte, su imaginación es brillante, pueden memorizar imágenes, patrones, observan algo y se les es mas fácil reproducirlo.

Leer más: Dificultades del aprendizaje. ¿Cómo detectarlas y ayudar al niño?

Aprendizaje auditivo

En este estilo de aprendizaje la persona puede estar en una conferencia sin ver al orador y recordar todo lo que se ha dicho. Los estudiantes auditivos aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otros.

¿Cómo sé que este es mi estilo de aprendizaje?

Son excelentes en la música, los idiomas, las entonaciones y discriminando sonidos. También se desenvuelven bien como oradores y narradores. ¡Son de los que estudian con música y se aprenden todo!

Aprendizaje kinestésico

En este estilo de aprendizaje se aprende a través de los movimientos y sentidos. Es decir, aquellos que se les es más fácil aprender tocando que observando. Este método tiende a ser más lento que el visual y auditivo; sin embargo, genera un aprendizaje más profundo y significativo, ya que es difícil de olvidar. Un claro ejemplo es cuando aprendemos a patinar.

Los estudiantes con este estilo de aprendizaje buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse. No es que el niño no quiera escuchar…simplemente necesita moverse para poder aprender, comprender e interiorizar lo que se le dice. 

¿Cómo sé que este es mi estilo de aprendizaje?

Si su hijo es inquieto y se mueve constantemente al hacer la tarea o no se concentra en una actividad puede ser debido a que necesita expresarse corporalmente. De esta manera recuerdan mejor lo que hacen, lo que ven y escuchan. Gesticular mucho y tocarse a sí mismo y a su entorno también son partes del aprendizaje kinestésico.

  • Compartir: