Aprende a identificar las señales cuando un niño es abusado o maltratado

 
Mié, 08/21/2019 - 06:00
El abuso infantil no solo se refiere al abuso sexual, sino también al psicológico, emocional e incluso a las negligencias.
El abuso infantil lamentablemente crece con el pasar de los días, no solo en Panamá sino también a nivel mundial. 
 
Es importante mencionar que el abuso infantil no solo se refiere al abuso sexual, sino también al psicológico, emocional e incluso a las negligencias.
 
Si tuviésemos idea de lo que una palabra puede causar en un niño, lo pensaríamos dos veces antes de decirlas. Con esto me refiero a que no caben burlas o “críticas constructivas” para un menor, mucho menos el sarcasmo. El niño lo entenderá tal cual como usted lo exprese. Cuando un niño confía en usted, y usted le sale con esto, créame que ha perdido su confianza. 
 
Como padres y madres de familia — incluyo a los docentes—, conocemos a nuestros niños. Si usted ha notado que su hijo, que se comunicaba todos los días con usted ha dejado de hacerlo, es hora de prestar más atención. 
 
En lo personal, como docente he recibido niños emocionalmente maltratados ¿Y cómo me doy cuenta? Tomándome el tiempo de conocerlos. Fulanita era muy comunicativa, participativa y hablantina en clase, pero de un día a otro se volvió prácticamente muda, ya no participaba y no se comunicaba como antes. ¡Esto es de preocuparse! Sucede que muchas veces papá o mamá no están en casa ya que trabajan, y el niño se queda al cuidado de familiares, la nana o incluso el vecino. 
 
Cuando se descubre el abuso, muchas personas se preguntan "¿Cómo no me di cuenta? Quizás estaba muy ocupado con el trabajo que no vi las señales". Señores, ¡tengamos cuidado con quien dejamos a nuestros niños! No se puede culpar a nadie, pero existen situaciones que se pueden evitar. 
 
Estudios revelan que los adultos que abusan sexualmente de niños, conocen a los niños de antes. Es muy raro que la persona que comete el abuso elija un niño porque sí. Es posible que el agresor utilice esta relación a su favor, pidiéndole al niño que mantenga esto en secreto o diciéndole que le pasará algo malo si se lo dice a alguien, es decir, lo amenaza. Muchas veces, aquellos que abusan de niños han sido abusados o han tenido experiencias traumáticas en la infancia. Cabe mencionar que aunque la mayor parte de los abusos sea cometido por personas del sexo masculino, existen también mujeres agresoras que abusan de niños. 
 
Es importante conocer las señales de alerta en nuestros niños, ya que pueden confundirse con el mal humor o “malcriadez” (como algunos le llaman), sin darnos cuenta de que el niño está siendo abusado de una u otra manera.

Aquí les menciono algunas características propias de un niño que ha sido abusado o maltratado:

  • Cambios de comportamiento: Se muestra asustado, ansioso, deprimido, introvertido o incluso puede llegar a mostrar conductas agresivas.
  • Presenta pérdida del apetito o por el contrario come mucho.
  • Físicamente: Heridas sin explicación o moretones en diferentes partes de su cuerpo.
  • Miedo a salir de su casa o de la escuela incluso de su habitación.
  • Tiene muchas pesadillas e incluso moja la cama.
  • Recordemos que los niños en edad preescolar se expresan a través de los dibujos. Esté pendiente si existe algún patrón en lo que dibuja, ya sea la misma persona haciéndole daño, cremalleras o miembros con características sexuales marcadas. 
  • Al ver a algún familiar o conocido llora, no habla o pide retirarse. 
Recuerde que el abuso no es un problema familiar privado, aunque por lo general ocurre dentro de las familias y se mantiene como un secreto familiar. Una vez que usted sospeche que existe abuso infantil, tiene que tomar medidas para que este daño se detenga. No importa si está equivocado, es mejor esto que lamentarlo más adelante.

Esto es lo que debe hacer:

  • Si usted sospecha que un niño está siendo abusado, es su responsabilidad ponerse en contacto con las autoridades, Policía de la Niñez y Adolescencia, emergencias, corregiduría, etc. Si tiene miedo a ser expuesto, pida ser anónimo. 
  • Si sospecha de alguien que usted conoce como una niñera, un familiar o cualquier otra persona, mantenga al niño alejado hasta que las autoridades hayan sido notificadas. 
  • Los pediatras recomiendan llevar a los niños al hospital, en caso de sospecha de abuso sexual, para ser evaluados y comenzar un tratamiento. Las radiografías pueden identificar huesos rotos. Ésta es la única señal de abuso de los bebés o niños pequeños, ya que no pueden hablar para comunicar lo sucedido.
  • No obligue a su hijo(a) a sentarse en el regazo de nadie, absolutamente NADIE. Mucho menos a dar besos sin que se sienta cómodo. Recuerde: Cortesía es muy distinto a obligación. 
  • Elija vestuario de acuerdo a la edad de su niño, en especial si es niña. No sabemos qué pasa por la cabeza de nadie allá afuera. Evitemos. 

Romper el silencio:

Todas las acusaciones o sospechas de abuso o agresión a un niño merecen atención. El abuso infantil les roba a los niños la dicha de crecer física y emocionalmente sanos. Mucho más los afecta de manera negativa durante años y, para algunos, el resto de su vida. 
 
Cuanto antes se identifique y detenga el abuso, menos destrucción creará. Evitemos crear patrones repetitivos de estas conductas en nuestros niños a futuro. Por lo tanto, tome en serio cualquier acusación, jamás piense que es una incoherencia por parte del niño, hasta que sepa con certeza si es verdad o mentira. Todos los niños merecen ser escuchados, protegidos y ayudados.
 
Recuerden que callando somos cómplices, educando somos la solución.

Leer más: Por qué es importante la educación sexual en la edad preescolar

  • Compartir: