Un nuevo plan busca erradicar el hambre y la pobreza de niños indígenas en Panamá

 
Mié, 10/31/2018 - 12:21
Con este programa integral se espera beneficiar a más de 5,000 niños indígenas

 La desnutrición, la falta de aprendizaje y la pobreza que afecta a la población infantil de la comarca Ngäbe Buglé (noroeste) en Panamá, son poco a poco derribadas con la ejecución de un programa integral que busca beneficiar a unos 5.000 niños de comunidades indígenas, informaron hoy sus promotores. En las montañas del poblado de El Peñón, distrito de Ñurum, los rostros de los niños e infantes vislumbran un alivio al ser parte del proyecto piloto "Siembra, Aprende y Crece", una iniciativa que contempla atender tres enfoques: alimentación, calidad de vida y buena salud; y habilidades para el entorno escolar.

"Este proyecto se ha implementado en cinco corregimientos de la comarca indígena, la idea es que este se replique a otros lugares y que beneficie a 5.000 niños", dijo Acan-Efe la ministra encargada de Desarrollo Social (Mides), Michelle Muschett, durante la presentación de la iniciativa. Indicó que este modelo "comunitario de atención integral a niños de entre 0 y 3 años" se implementa por primera vez en el país, y su ejecución está basado en el plan "Reach Up and Learn" de Jamaica, el cual muestra resultados positivos en el desarrollo cognitivo y no cognitivo de ese colectivo. "Buscamos llevar esa atención integral que debe recibir todo niño de 0 años a 36 meses, que es la etapa crucial para todo ser humano, precisamente en comunidades comarcales o rurales, a las cuales los centros de atención de infancia no pueden llegar a la totalidad de la población por ser muy dispersas", precisó.

La titular del Mides sostuvo que Siembra, Crece y Aprende, que se extenderá por un periodo de dos años, es realizado en alianza con otras instituciones gubernamentales, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y ejecutado por la Fundación panameña Nutre Hogar. Agregó que en el segmento "Siembra" unas 100 familias trabajan en huertos usando el método de cultivos biointensivos para asegurar la producción y consumo de alimentos de valor nutricional, mientras que en el componente "Crece", que cuenta con el programa "Cuidarte", han capacitado a una batería de promotoras para que colaboren a su vez con las madres de los niños del programa. "Este proyecto incentiva a que madres den importancia de educar y criar con amor y de celebrar los logros a sus hijos, elementos para garantizar el desarrollo en la primera etapa de su vida", manifestó la funcionaria.

El Índice de Pobreza Multidimensional de Niños, Niñas y Adolescentes (IPM-NNA), avalado por ONU y la Universidad de Oxford, señala que la pobreza multidimensional afecta, en promedio, al 32,8 por ciento de los niños de entre 0 y 17 años en Panamá, y que esta tiene una incidencia del 45,6 por ciento. La pobreza, sin embargo, no afecta a todas las provincias por igual y aumenta considerablemente en las comarcas indígenas de Guna Yala, Ngäbe-Buglé y Emberá, donde el índice alcanza el 99,3 por ciento, el 95,4 por ciento y el 81 por ciento, respectivamente.

Panamá ya lanzó en 2017 un Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) a nivel general, que actualiza anualmente y en cuya última entrega señala que cerca de 778.000 personas viven en condiciones de pobreza, lo que representa el 19,1 por ciento de la población total panameña. En el encuentro también participó la Señorita Panamá 2018, Rosa Iveth Montezuma, representante de las comarcas indígenas y beldad de origen Ngäbe Buglé. "Para mí es de suma importancia estar cerca de la gente que me pertenece, que es mi familia", expresó la candidata en relación a la comunidad, al tiempo que abogó por los derechos de los pueblos originarios. ACAN-EFE

  • Compartir: