Señorita Panamá Tierra 2018 cuenta en exclusiva su experiencia en el Miss Earth

 
Vie, 12/21/2018 - 20:13
Diana Lemos, Señorita Panamá Tierra 2018, contó en exclusiva a Revista Mujer su experiencia en el Miss Earth y sus planes a futuro

Desde que el 7 de junio de 2018 Diana Lemos, representante de Isla San José, fue coronada como Señorita Panamá Tierra 2018 su preparación para la final del Miss Earth fue maratónica y asegura haber sido un cambio total en su vida. La miss comenta que en cuatro meses de entrenamiento no solo se pulió en oratoria, pasarela, maquillaje y etiqueta personal, sino también pasó por un proceso de adaptación y crecimiento físico, mental y espiritual. “Para mí esta experiencia ha sido lo más gratificante, ya que me di cuenta que durante el proceso uno aprende mucho de sí mismo”, comenta Diana. 

Haber representado a Panamá en uno de los concursos de belleza más importantes del mundo fue realmente un honor y un sueño hecho realidad para la “miss” oriunda de La Chorrera y más cuando los certámenes han tomado un giro que valora mucho la parte humanitaria. Diana considera que en la actualidad los concursos de belleza están compuestos por belleza física, inteligencia y una gran parte social que va ligada a un propósito con la comunidad.

“Una chica que desea participar en un certamen de belleza debe tener estas tres ideas en cuenta: que todas las mujeres somos bellas, que con el intelecto podemos cambiar vidas, y cuál es el propósito por el que se está allí y qué se puede hacer para transmitir un mensaje a las demás chicas y al mundo”, expresa la “miss”. “Cuando uno está en un concurso, no solo se ve la parte superficial, también se debe saber qué se quiere transmitir a las nuevas generaciones y por qué se quiere abogar”, agrega Diana. 

Miss Earth 2018

El Miss Earth está enfocado en la preparación y conservación del medio ambiente. Una particularidad de este concurso es que está compuesto por diversas competencias –traje nacional, traje de noche, vestido de baño, talento y ropa de resort–, y juegan una parte esencial al momento de la evaluación final y de decidir quiénes pasan al cuadro de finalistas. Diana logró ganar medalla de plata en "Traje típico" en su grupo. Este año a las 90 chicas las dividieron en tres grupos de 30 llamados agua, aire y fuego (al que pertenecía Diana). Además, dentro del mes de concurso, las chicas realizan actividades como plantar árboles, charlas de concientización en colegios, recolectas y discusiones de cómo podrían aportar para el beneficio del ambiente.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Let’s go for more Panama!Silver medal in the National Costume Competition: Martín Pescador, mythical bird in the beliefs of Gunas. The costume is an inspiration in a bird not so recognized but that has also inspired indigenous legends and creates and full of mysticism to those who know about it, EL MARTÍN PESCADOR. From generation to generation, birds has been linked to the rituals, mythology and life of its people, because they are protective of men in the forests. El Martín Pescador in the jungle is a bad omen. But, the same bird as food can turn a man into a great fisherman. It’s instantly recognizable by it’s bright multi-colored plumage, and you can see it, as the Kuna say, always flying along the river, skimming the water and the time in the dive and grabbing some fish. Designer: Samuel Villareal @svillarrealmk • • • #MissEarth #MissEarth2018 #SeñoritaPanamáTierra2018 #MEGoesPlasticFree #Ecotourism #Philippines

Una publicación compartida de Diana Lemos (@dianalemoslee) el

La ganadora del Miss Earth, según Diana Lemos, debe ser una chica que realmente esté involucrada con la protección y defensa del medio ambiente, alguien que cuando se pare frente a un público sepa defender a la Madre Tierra y crear conciencia entre la población. La Señorita Panamá Tierra 2018, además, expresa que la organización del Miss Earth busca coronar a una mujer determinada que le importe proteger al planeta, no solo con palabras, sino con acciones concretas donde se vea reflejada la pasión. Les interesa alguien que cuando le hable a los niños realmente se sienta esa entrega y logre transmitir un mensaje de preservación y cambio.

Antes de pisar suelo filipino, Diana figuraba entre el cuadro de ganadoras por muchas páginas de missologos. A pesar de no quedar dentro del Top 18, ella está segura que realizó un buen trabajo representando a Panamá y al dar el 100% de ella. Lastimosamente, cita, que su perfil no era el que la organización estaba buscando para este año. 

Leer más:  Catriona Elisa Gray, de Filipinas, es la nueva Miss Universo 2018

Lemos asegura haber quedado en shock al no ser llamada al Top, ya que ella se veía entre el cuadro de las cuatro coronas. “Cuando veo que no me llaman al top me sentí decepcionada. No de mí, sino de la organización porque ellos fueron los que no valoraron lo que hice desde el principio. Nuevamente digo que depende de qué busca la organización. Yo siento que una chica como yo debió estar en el Top”, comenta Diana.

En general, la Señorita Panamá Tierra 2018 define su experiencia como enriquecedora gracias a todas la chicas que conoció y los retos que superó. Asegura que siempre vio el hecho de ser una “miss” como inalcanzable, y el poder haber representando a Panamá en un concurso internacional de renombre solo fue prueba que uno puede hacer lo que se propone en la vida si se sacrifica, trabajar y se le pone amor y pasión. 

“Todo esto me ayudó a madurar y poder creer más en mí al momento de realizar algo que me proponga. Siento que de todas las experiencias de mi vida está ha sido la más difícil y gratificante. A nivel personal, siento que si decido poner una empresa, lo lograré porque le pondré toda la dedicación que le puse al concurso. Al final, es el proceso que haces al llegar a tu meta”, expresa la “miss”.

La “miss” relata que recibió mucho amor y apoyo de los fans filipinos, ya que varias chicas la buscaban en el hotel y la esperaban para darle regalos y poder platicar con ella. “El día que me venía de regreso a Panamá llegó una chica con una caja con todas mis fotos y un adorno bellísimo. Al dármelo, lloró y me repetía que quería que yo ganara. Estos son algunos de los momentos más lindos que me deja Filipinas,” cuenta Diana. Confesó también que entre sus compañeras, Holanda, España, Honduras y Venezuela eran sus amigas más cercanas.

Una organización envuelta en escándalos

Este año las candidatas de Canadá, Gran Bretaña y Guam expusieron haberse sentido acosadas sexualmente por patrocinadores del concurso. Respecto al tema, Diana Lemos comenta que estas situaciones en efecto ocurren en varios concursos de belleza a nivel mundial por parte de los famosos “sponsors”. “Obviamente ellos son los que dan el dinero para que todo el concurso se pueda dar, pero muchas veces tienen malentendidos que por dar dinero piensan que pueden hacer lo que quieran con las candidatas”, opina Lemos. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

I left to compete at an international pageant in the Philippines about a month ago. I was so excited because I had been to the Philippines before and loved the country and the people; however, the experience with the pageant was not what I had expected. I left Miss Earth because I did not feel safe under their care. The second day of the pageant I felt uncomfortable because a sponsor from the first night was given my phone number, without my consent, and was calling me asking for my hotel and room number. I gave my phone to a team manager so that she could resolve the issue, but it did not work. He showed up to almost all of my events telling me he could take care of my needs and asked for sexual favours in exchange to get me further in the pageant. I was disgusted. He showed up to a hotel some girls were staying at and when I ran into him he continued to ask for my room number. I was lucky I wasn’t staying at that hotel. After so many strange calls, I recognized his phone number and was able to block it. At an event at the Manila Yacht Club he took all of the delegates in my group to his yacht and had some girls take sultry photos. Again, I was disgusted. Later in the pageant we had another sponsor event at the Manila Yacht Club and he was telling girls he could take them to Boracay, as long as we didn’t tell any one. A group of us left to sit out side as we did not feel comfortable. He followed us outside and was upset we were not dancing with him. The team mangers laughed and told us to be nice. Eventually we were allowed to go and sit on the bus because we refused to go back to his yacht. Six girls and myself left because we felt unsafe at that event. I asked many times why more girls weren’t given the option to leave but, was never given an answer. That night a few of us were given the opportunity to bring our concerns to Miss Lorraine, the woman in charge of the pageant. I went through almost two weeks of sexual harassment before I anything was done about it. I was told he would not be around any more, but I had advised Lorraine of several other issues that were not resolved. Miss Peachy, another employee of the pageant, spoke with me at an event about...

Una publicación compartida de Jaime VandenBerg (@missjaimeyvonne) el

Además, agrega que este año sí decidieron alzar la voz porque sus compañeras del Miss Earth son guerreras y se atrevieron a dar su testimonio. “A cada evento que íbamos estaban ellos y se acercaban a hablarte y preguntarte cosas como cuál era el hotel y número de habitación, el teléfono personas… Siempre hacían la misma pregunta e invitaban a salir prometiendo quedar en el top y hasta con la corona. Todas comenzaron a quejarse en las redes sociales, con las chaperonas  y los directores, por lo que la organización de Miss Earth actualmente tiene varias demandas referente a este tema”, finaliza la “miss”.

El futuro de Diana 

Diana es la última Señorita Panamá Tierra bajo la Organización Señorita Panamá (OSP), ya que la OSP anunció que ya no tendría la franquicia. Diana confiesa que al saber la noticia se puso un poco triste porque quería coronar a su sucesora y saber quién sería la nueva representante de Panamá. “Me decepcioné, no de mi porque sé que lo dejé todo en la competencia, pero sí me sentí decepcionada de la Organización del Miss Earth. Muchas organizaciones también están dejando la franquicia, con todo esto que pasó del acoso sexual, de la tramoya; ya muchas organizaciones no creen en el concurso”, agrega la “miss”. 

A pesar de no tener compromisos fijos con la OSP, Diana continuará realizando actividades de reciclaje, recolectas en la playa, charlas de concienciación, etc, ya que no le gustaría que todo lo que logró durante el concurso quedé allí.

Leer más:  Conoce las declaraciones oficiales de la ex Señorita Panamá Tierra 2017

Al preguntarle si representaría a Panamá en algún otro concurso, Diana contestó que no porque ya su etapa de certámenes había finalizado y era momento de enfocarse en la vida de Diana Lemos. “Ahora me quiero enfocar en mi vida. Quiero terminar mi carrea de Comercio Internacional que estudio en la UIP, y seguir mi carrera de canto en el conservatorio. A nivel profesional, deseo crear una empresa de distribución”, agrega. 

Además comenta que desea seguir impulsando su fundación Talento de Incanto, que le da clases a niños de entre 6 a 8 años en la Ciudad del Niño. “Creo que uno de los proyectos más lindos que he podido crear ha sido este… el concurso me enseñó que si los sueños se pueden lograr, me gustaría enseñárselos a estos niños que muchos son huérfanos y no tienen esa alegría ni cariño. Me gustaría darle el mensaje que a través de la música se puede drenar nuestras emociones y liberarnos”, finaliza. 

El éxito está en la felicidad

Diana Lemos se considera una mujer exitosa porque se siente feliz, y para ella, el éxito recae en la felicidad. “Ahora mismo me considero una chica alegre, con buenas vibras, porque de eso se trata la vida, de esparcir lo que se lleva dentro y eso en mí es alegría. Para mi el éxito es la superación para llegar a ser feliz”, comenta la “miss”. Además agrega que para poder llegar al éxito, hay que tener presente las decisiones que uno toma, nunca hay que rendirse, y en su caso, siempre tener a Dios de primero en todo.

 

 

  • Compartir: