Consejos prácticos para afrontar el síndrome del nido vacío

 
Mar, 09/10/2019 - 16:11
Aprende cómo afrontar esta etapa de la vida y no ser vícitma de sentimientos como la nostalgia

Ilustración: Eres mamá

Los hijos crecen y con esto llega el momento de dejar la casa de los padres y comenzar a forjar su propio futuro. Es posible que la partida de los hijos genere en los padres sentimientos de nostalgia, soledad e incertidumbre, algo mejor conocido como “síndrome del nido vacío”. Según la psicóloga panameña Liabeneth Tuñón, esto puede desencadenar estados depresivos, ansiedad, desesperanza, llanto, insomnio, falta de apetito entre otros.

La psicóloga comparte cuatro tips que te pueden ayudar a superar esta etapa de la vida de todo padre: 

  1. Evita expresar tristeza a tu hijo. En vez de eso, transmítele optimismo por la nueva experiencia.

  2. Aunque tu hijo te lo pida, no cedas a la tentación de ir por él cuando está nostálgico. Esto lo que hará es impedirle que se familiarice con el nuevo entorno y dificultará el proceso de adaptación. 

  3. Ocupa tu tiempo libre en lo que siempre quisiste hacer. Ejemplo, estudiar, retomar contacto con viejos amigos, salir…

  4. Recuerda que aunque los hijos se hayan ido de casa, no significa que los has perdido. Siempre los puedes llamar, platicarles y sobretodo mostrarles mucho apoyo. 

Además, Liabeneth menciona seis recomendaciones sencillas para que los hijos no lleguen a sentirse asfixiados:

  1. Trata de evitar conversaciones que le causen desánimo al joven. Lo primordial es demostrarle apoyo como padre.

  2. Recálcales que se está orgulloso de él o ella y que, como padres, siempre estarán allí para lo que necesiten. 

  3. Gana su confianza y comunícate de manera prudente. Una vez al día es suficiente. 

  4. Apóyalo en sus decisiones

  5. Deja que sea él o ella quien te pida que le visites. Hay que darles la oportunidad de adaptarse y equilibrarse emocionalmente. 

  6. Siempre hablarles con amor, positivismo y demostrar que se está orgulloso de sus logros. 

La especialista en salud mental recomienda siempre asistir a un psicólogo antes y después de una separación, para así recibir las herramientas, recomendaciones y apoyo necesario para que el proceso de adaptación sea más tranquilo, menos frustrante y doloroso.

  • Compartir: