Conoce a Mahogany Niles, ganadora del primer lugar del Young Fashion Designers Awards 2019

 
Mar, 08/20/2019 - 16:56
Participó en la primera edición del concurso, pero no quedó como finalista. Cuatro años después, logra salir triunfadora.

Desde que descubrió su talento por diseñar y dibujar a los diez años, Mahogany Niles supo que de grande quería ser diseñadora. Ahora, a punto de terminar su Licenciatura en Diseño de Modas en la Universidad de Panamá, agrega un logro más a su lista: ganar el primer lugar del cuarto Young Fashion Designers Awards de Altamoda. 

Fue gracias a revistas como Vogue y Vanidades que de pequeña, Niles, descubrió que le fascinaban las pasarelas. “Empecé a hacer collages y pegarlos en mis cuadernos junto con los diseños que hacía. Allí fue donde dije que quería ser diseñadora, aún sin saber que realmente era una carrera profesional, y me obsesioné con crear. Imagínate la cantidad de diseños que tengo desde los 10 años”, comenta.

Young Fashion Designers Awards 2019 - Altamoda

¿Qué te motivó a participar?

Participé en la primera edición, pero no quedé como finalista. Por lo que me dije que debía intentarlo y superar superar ciertos miedos. En estos años pude desarrollar mi estilo, tenía un poco más de experiencia en cuanto a diseño, confección, etc. Además, sentí la necesidad de exponer el tema del cual trataba mi propuesta. 

Confieso que casi no participo por razones muy personales, pero tanto amigos como familiares me alentaron a dar el paso.

La inspiración era los 500 años de Panamá. ¿Qué te pareció esta iniciativa? ¿Cómo vemos a Panamá reflejado en tu diseño?

Me pareció excelente. Este país tiene muchas historias que contar, por lo que, hacerlo por medio del diseño, era una gran oportunidad para resaltar el bagaje cultural de  estos  500 años  bajo el concepto "fashion" desde la perspectiva  de estudiantes y profesionales. Mi diseño refleja un Panamá que fue ruta de intercambio en aquella época y de cómo esa llegada de africanos y antillanos (hombres libres) influyó en todo lo que conocemos: la comida, la música, el baile, el Canal, la diversidad cultural, étnica y hasta en el idioma. 

¿En qué basaste tu diseño? Telas, cortes, técnicas que utilizaste, por qué la gama de colores finales...

Mi diseño se basa en la esclavitud y en que la historia negra no comienza con la misma, por lo que representa el antes de… su cautiverio.

La tela la conseguí gracias a mi madre quien me trajo de su trabajo una reciclada que le habían regalado. Yo siempre le doy oficio a las telas y esta la usé un año después para este diseño. La idea para el diseño surgió luego de leer un poema de Porfirio Salazar, "Aquel dolor fue el Caribe", y soñar con el traje tal y como lo plasmé. Cuando me enteré de las bases del concurso y vi que el atuendo debía estar inspirado en los 500 años, pensé de inmediato que la esclavitud sería un tema coherente para la ocasión. Creo que fueron mis ancestros los que decidieron mostrarme esto.

El outfit consta de 3 piezas: pechera (que se le llama así porque solo cubre el pecho y la espalda, y usado en algunas  regiones de África por los hombres), un fajón con pliegues superiores e inferiores y un palazzo (un pantalón ancho el cual hice con ojales y cadenas en dorado que lo sostenían) y accesorios (cartera y aretes). Las técnicas de bordados y ensamble fueron lo más complicado, ya que estaba pensando en cómo representar un esclavo. Pensé que, si ellos llevaban lo que encontraban, unirlo no tendría mucha ciencia. Sin embargo, en mi sueño no se veía así , por lo que me tomé la molestia de trabajar cada detalle de mi etnia, no solo la parte africana sino antillana (que es de donde proviene mi familia).

Los accesorios están hechos con piezas de collares y aretes de acero inoxidable y otros materiales desgastados; ellos representan la lucha, la opresión, las dificultades de un hombre esclavo viviendo en la precariedad. Las técnicas de bordado en la pechera hacían alusión a los enormes y ostentosos accesorios que estilan los negros con las conocidas conchas cauri símbolo femenino de fertilidad y en general de poder y riqueza en África, al igual que los aretes pintados en acrílico a mano en representación de los caminos de la libertad que trazaban en sus peinados para poder escapar. La cartera llevaba también bordados que emulaban semillas, representación de lo que se llevaban cuando las sacaban de unos sembradíos a otro lugar incierto. Los colores de la propuesta se quedaron como los soñé… porque expresaban: poder, dolor, amor, legado, fortaleza y resistencia. 

¿Con qué tres palabras describirías tu diseño?

Expresión. Libertad . Cultura.

¿Pensaste que podrías ganar el primer lugar? Cuéntame más a detalle sobre tu experiencia en el concurso

¡No! Todavía no me lo creo. Sentía que tendría la oportunidad de entrar a los doce finalistas, y hasta ganar el segundo lugar. Pero cuando dijeron que era el primer lugar, del shock no podía ni moverme de mi puesto.  

El concurso fue desde el principio agotador, varios días sin dormir previos a la escogencia en las universidades y posterior a eso, ultimando detalles para el concurso en Alta Plaza. Al llegar el día, se sentía un ambiente de cero competencia entre universidades; fue lindo estar en una competencia  donde cada estudiante, indistintamente de la universidad, admiraba el trabajo del otro y compartían en armonía.

Tengo entendido que viajarás al FW 2020 en México. Cuéntame más sobre esta oportunidad y qué significa para ti. ¿Qué harás allá, que expectativas tienes, cómo te preparas desde ya?

Por ahora, estoy manteniendo las expectativas a tope; presiento que me lo voy a disfrutar de principio a fin. Estoy muy emocionada, ansiosa y agradecida por este viaje porque siento que dieron en el clavo con este premio. Una de las cosas que más me gustan de la moda son las pasarelas, así que esto significa mucho para mí. Por otro lado, visitar diferentes lugares me inspira siempre y espero venir de allá con ideas nuevas. La cultura mexicana siempre me ha llamado la atención y me tiene súper feliz el hecho de poder aprender más de la misma. 

Pienso conocer todo lo que pueda del país, culturalmente hablando como: ir a algún museo, toparme con el arte callejero, que me encanta, viajar en bus, tren, etc. relacionarme con la gente (que son la esencia del lugar), ir a los  sitios turísticos e icónicos (estoy haciéndome una lista desde ya), comprar telas, y lo que más me gusta, degustar la gastronomía local.

¿Por qué crees que concursos como este son importante entre los estudiantes?

Los estudiantes necesitamos de espacios como estos para expresarnos, para presentar nuestras ideas, y que se respeten y nos dejen fluir. Además, en estos tipos de proyectos podemos aplicar los conocimientos adquiridos en clase con el incentivo de recibir un premio si se gana. Una excelente manera de incentivar. Eventos como estos nos permiten prepararnos como profesionales, nos brindan las herramientas para darnos a conocer y mostrar nuestros talentos, mejorar y tener una experiencia de vida enriquecedora en aspectos tanto personales como profesionales. 

“Lo local es bueno… aquí hay talento” es algo que este tipo de concursos  promueve. 

¿Quién es Mahogany?

Durante tu carrera, ¿cómo te has formado y crecido como diseñadora?

Durante mis 4 años de carrera, trabajé en el sector de la moda con alguien a quien admiro mucho porque, aparte de abrirme su taller y enseñarme mucho de lo que sé, me acogió como alguien de su familia, el diseñador Moisés Sandoya. Con él trabajé en el área manual (bordados y costuras a mano en especial), aprendí de todo un poco y pude participar de asistente de backstage en eventos como: Fashion Week Panamá, Macrofest, entre otros.

Más tarde, decidí darle forma a mi marca personal "Myna, the fresh culture" y he ido creciendo con ella durante estos dos los últimos años de carrera. 

¿Cómo definirías tu estilo de diseño?

Lo defino como étnico (afro)-urbano; puedo irme a ambos extremos (solo diseñar étnico o solo urbano) o combinarlos y crear. Me gustan porque crecí entre ambos estilos culturales, ya que mi infancia la viví en Río Abajo y eso me marcó significativamente. Allá se aprecian ambos estilos, bastante marcados, por el ambiente callejero, la gente (población mayormente negra), la comida (la actual vereda afroantillana) y los eventos.

¿Qué diseñadores consideras como inspiración?

Panameños: Moises Sandoya  & Geniesse Pierre de The Butterfly Villa. 

Extranjeros: Chanel, Dolce & Gabanna, Viktor & Rolph, Gucci, Iris Van Herpen, Guo Pei, Alexander McQueen, Jean Paul Gaultier, Prada y  Balmain.

¿Qué planes tienes a futuro para tu carrera en el diseño de modas? 

 Hacer un Máster en Estilismo en Moda, Publicidad y Medios Audiovisuales en Barcelona.

¿Dónde te ves y quieres llegar?

Quiero llegarle a la gente con lo que hago, inspirarlos y ayudar a otros a cumplir sus sueños, en especial a los niños y jóvenes que aman el arte y que sus recursos no les permiten lograr sus metas.  Quiero  hacer que la moda y el arte sean accesibles a artistas de bajos recursos para que puedan explotar su talento y se conviertan en profesionales íntegros con una visión de proyectarse de manera internacional.

Me veo teniendo una escuela de arte, diseño e innovación para niños y  jóvenes de escasos recursos y riesgo social. Siento la obligación de poner a disposición los talentos que se me dieron y ayudar a otros. Es mi manera de agradecer por las oportunidades que he tenido.

¿Cómo ves el mercado de moda en Panamá?

En constante crecimiento y con oportunidades tanto para diseñadores como artesanos. Sin embargo, el comercio internacional y la carencia de industrias textiles vuelven este avance un reto. 

¿Y la educación en este ámbito en el país?

En crecimiento también. Hay nuevas ofertas académicas y las matriculas van en aumento. Existe más interés por la carrera, ya que se le ha dado exposición por medio de los eventos que se hacen a nivel nacional. 

Veo que tienes una marca propia ya con la que haces negocio. ¿Cuándo comenzaste y de donde surge el concepto? Háblame un poco más de ella

"Myna, the fresh culture" nació en el 2014, cuando recién entré a la universidad. Lo primero que hice fueron camisetas pintadas a mano con tela afro y me las compraban familiares solamente.  Hoy día, hago camisetas, aretes de manta sucia y collares de cueros pintados mano. También ropa, turbantes, fajones, bordados de todo tipo (hasta para traje de quince años) y pinturas; ya participo en bazares y tengo clientela. 

Me enfoqué tanto en la universidad, mis estudios y en trabajar con Moisés Sandoya que abandoné mi emprendimiento. Con el tiempo fui mejorando mis habilidades y cuando encontré mi escencia en los estilos afros y urbanos, y darme cuenta que había descubierto quién era como diseñadora, fue que decidí retomar la marca para darle un sentido más propio y profundo. También entendí que era buena para los accesorios, por lo que lo vi como una oportunidad para diversificarme.

 

"Myna, the fresh culture" cree en la  individualidad. Siempre he dicho que cada  ser humano es especial, su alma, su esencia, es única, por lo que cuando hago diseños los creo distintos y difícilmente los repito. MYNA son las iniciales de mi nombre: Mahogany Yanina Niles Alleyne. Es una marca étnico-urbana que está hecha bajo un concepto de “tribu”, simbología (tiene sus propios símbolos y  abecedario), cultura y arte que caracteriza a una. 

He participado como marca por dos años en el  Fashion Week Chiriquí, Top Model Curly, Afrobazar, Fest Bazar, Bazar de África en América, Afro festival, Vereda Afroantillana,Crisol de Razas, y recientemente en  Moda, Ritmo y Cultura en colaboración con Artes KQ en los Andes Mall.

  • Compartir: