Hedi Slimane revela que su salida de YSL le causó estrés postraumático

 
Vie, 01/17/2020 - 13:31
Slimane abandonó la firma francesa en 2016

El diseñador francés Hedi Slimane, actual director creativo de la firma Céline, confiesa haber sufrido "graves problemas de estrés postraumático" al abandonar la "maison" de Yves Saint-Laurent en 2016, una separación que acabó en los tribunales. En una entrevista en el diario "Le Monde", publicada este viernes, Slimane, de 51 años, explicó que desde entonces intenta controlar sus problemas de salud alejándose de todo lo que le parece "nocivo o tóxico".

"Esto me ayuda a poner las cosas en perspectiva. La creación me ayuda mucho en el día a día. Me da fuerzas y me hace más feliz. Intento mantener una forma de encantamiento, de sinceridad y de imprudencia que constituyen en mi opinión el espíritu de la moda", dijo.

Slimane, que hace veinte años revolucionó la moda a su paso por la línea masculina de Dior, donde afinó las siluetas introduciendo los pitillos y las chaquetas ajustadas -un estilismo tomado de sus admiradas estrellas de rock-, dijo que prefiere diseñar para hombre que para mujer porque los desfiles femeninos están demasiado "politizados".

Al polémico creador, uno de los más controvertidos y a la vez admirados de la industria, se le ha reprochado que haya unificado sus creaciones para Dior, Yves Saint-Laurent y Céline con el mismo tipo de estilismos. Los más críticos con su trabajo le dicen que abra una firma con su propio nombre para introducir esta ropa. "Tener una marca con mi propio nombre no me ha hecho nunca soñar, siempre he dado marcha atrás. Me parece una fuente de problemas", señaló, y agregó que prefiere que su nombre quede únicamente asociado a sus fotografías, un trabajo que comenzó antes que el de diseñador.

Tachó además de arcaica la tradición de presentar las nuevas colecciones de ropa por temporadas y abogó por la necesidad de emanciparse de estas restricciones. "Me importa mucho la tradición litúrgica del desfile, con grandes modelos y una coreografía esotérica, pero no me gusta el circo y la histeria que se multiplica en torno a los desfiles. Azzedine Alaïa tenía razón en lo de desfilar cuando tenía algo que decir", añadió.

En 2016, al término de su contrato, Slimane se marchó de Yves Saint-Laurent después de cuatro años y acudió a la justicia para reclamar los 10 millones de euros (11 millones de dólares) que según él le correspondían en lugar de los 667 000 euros (740 100 dólares) que le pagaron, correspondiente a la parte de su remuneración variable del último año.

El conglomerado de marcas de lujo Kering, donde se encuentra la marca, fue condenado a abonarle 9,3 millones de euros (10,3 millones de dólares) en 2018. Kering ya fue condenado en 2016 a pagarle 13 millones de euros (14, 4 millones de dólares) por haber aplicado una cláusula de no competencia, una disposición que no había pactado con Slimane en un primer momento. EFE

  • Compartir: