Descubre cómo lograr ser disciplinada en el ejercicio

 
Dom, 08/11/2019 - 09:00
Si eres de las que comienza una meta ‘fitness’ pero la abandonas, mira los siguientes ‘tips’ para que no te rindas.
Te decidiste —una vez más— a llevar una vida saludable. Ves recetas sanas en Internet y te emocionas con la idea de organizarte y hacer tus comidas llenas de vegetales y baja en grasa. Ya te compraste ropa nueva para ir al gimnasio y ¡manos a la obra! 
 
Empiezas a entrenar y a comer saludable por una semana, pero en el transcurso de la segunda te rindes, te frustras y te olvidas de la idea de ponerte en forma.
 
Es momento de que trabajes tu mente. Tomar la decisión es el primer paso. ¡Claro que sí! Pero no es suficiente. Pon en práctica estos consejos para que finalmente logres tu meta.
 
Fija objetivos sencillos que puedas ir cumpliendo poco a poco. Roma no se construyó en un día. Por ejemplo, si no solías hacer ejercicio, no te propongas entrenar cinco días a la semana. Tu meta debe ser tres. Si partes de ahí, podrás cumplirla la mayoría de los días y eso te dará satisfacción personal. Y si puedes ejercitarte el cuarto o quinto día, excelente. Ese esfuerzo extra te hará sentir superorgullosa.
 
Define horarios. Ten presente a qué hora vas a entrenar y organiza tu día en función de eso. Mi consejo es que si tu rutina te lo permite, lo hagas en la mañana. Así le sacas el máximo provecho a tu día, comienzas tu jornada con energía y, sobre todo, ya cumpliste. Si lo dejas para la tarde, habrá días en los que se te complica el trabajo, surgen compromisos personales o simplemente el cansancio se apodera de ti, y dejarás de hacerlo.
 
Planifica tus comidas. La improvisación te llevará, tarde o temprano, al fracaso. Dedica un día a cocinar la mayoría de tus comidas, así no tendrás excusas y ya tendrás qué comer cuando llegues a casa. Además, podrás controlar mejor lo que comes y lo que gastas.
 
Mantén el foco. Recuerda en todo momento los motivos por los que empezaste: salud, estar en forma, meta personal, etc. Cualquiera que sea la razón, tenla presente. Y si ya cumpliste tu objetivo, entonces ¡cámbialo! Si querías bajar unas libras y ya lo lograste, plantéate subir masa muscular, definir brazos, aumentar glúteos. De esa manera seguirás enfocada.
 
 
Ten  presente la regla de los 5 segundos. El cerebro comienza a buscar excusas 5 segundos después que decides hacer algo, por lo tanto, si comienzas a dudar si ir a entrenar o no, vístete y sal de inmediato. No lo pienses más. Un truco es pensar en lo bien que te sientes cuando terminas de hacer ejercicios. Recuerda esa sensación de bienestar y ve por ella.
 
Ten disciplina. Esto implica hacer lo que tienes que hacer, aun cuando no lo quieres hacer. Ten siempre esto en mente y ponlo en práctica, porque no siempre estarás motivado, y esos días debes recurrir a tu disciplina por mantenerte enfocado.
 
Recuerda que lo importante es disfrutar el proceso, sin desesperarte por el resultado. 

Leer más: El camino más rápido para perder grasa es ganar músculo

  • Compartir: