El camino más rápido para perder grasa es ganar músculo

 
Dom, 05/05/2019 - 10:00
Cuando se trata de perder grasa, debes mantenerte activo, comer sano, dejar la comida chatarra a un lado, tener un déficit calórico, dormir bien, manejar el estrés y, aunque no lo creas, construir músculo.
Lo principal a la hora de conseguir cualquier objetivo con tu cuerpo es llevar un estilo de vida saludable. Cuando se trata de perder grasa, debes mantenerte activo, comer sano, dejar la comida chatarra a un lado, tener un déficit calórico, dormir bien, manejar el estrés y, aunque no lo creas, construir músculo.
 
Cuando entrenas con pesas, oxidas grasa de manera más eficiente, quemas más calorías en reposo y mejoraras tu composición corporal. El proceso de construir músculo viene dado por el estímulo externo que te llevará a la hipertrofia. Quizás esta palabra te trae a la mente un cuerpo musculoso y poco femenino, pero la verdad es que para conseguir esa definición que tanto persigues, debes generar micro desgarres que le permitan al músculo regenerarse y aumentar la masa muscular. Solo así conseguirás definición; de lo contrario, te pasarás la vida levantado mancuernas de 8 libras con los mismos bracitos.
 
¡No le tengas miedo a las pesas! El aumento de volumen no ocurre de un día para otro —"ojalá", dirían los físico-culturistas—. Alcanzar definición conlleva trabajo y esfuerzo. Cuando sientas que ya tus músculos han crecido hasta donde tú quieres, le puedes dar un giro al entrenamiento y listo.
 
Otra pieza clave es la alimentación. Estamos hablando de perder grasa ganando músculo, pero la verdad es que ambas cosas no se pueden lograr al mismo tiempo. Para el primer objetivo necesitas comer con déficit calórico, y para el segundo con superávit. Por lo tanto, si estás en plan de pérdida de grasa, tu alimentación se basa en comer menos calorías de las que gastas. 
 
Aunque lo desees con el corazón, no aumentarás tu volumen muscular de buenas a primera; pero el trabajo de entrenamiento con pesas ayudará a activar más receptores de oxidación de grasa en el músculo, cuya consecuencia será un metabolismo más acelerado.
 
El ejercicio cardiovascular también es muy importante, gracias a él consumirás más calorías que impulsarán al cuerpo a oxidar la grasa. Sin embargo, si te dedicas solo a este tipo de entrenamiento, eventualmente tu cuerpo se volverá más eficiente con el uso de la grasa como fuente de energía y usará menos que antes. Incluso puedes llegar a perder músculo si no llevas una alimentación bien controlada, ocasionando una apariencia poco definida y más flácida.
 
Así que procura combinar ambos, para que tu organismo reaccione más rápido en la pérdida de peso.
 
  • Compartir: