Guía definitiva para alcanzar tu meta 'fit' del 2019

 
Dom, 01/27/2019 - 13:35
Necesitas un plan de acción para no fallar en el intento. Debes fijarte metas específicas que puedas ir alcanzando semanalmente. Descubre más en esta nota.

Cuando culmina un año y comienza otro nuevo, es muy típico que todo el mundo esté en la onda “fit”. O al menos que quiera estarlo. Si eres de las que ha decidido que el 2019 va a ser el año de llegar al peso deseado o volver a ponerte el pantalón que has guardado 4 años en el closet porque sabes que te volverá a quedar, ¡sigue leyendo!

Una gran parte de la población se plantea este propósito de año nuevo, y solo el 8% lo cumple. ¿Por qué ocurre esto? La razón principal es porque la mayoría no fija un plan de acción, y recuerda que una meta sin un plan es solo un sueño. Aunque es necesario hacer ejercicio para estar saludables y tener una linda figura, tu plan fit debe estar muy enfocado en la alimentación, ya esta influye en un 70% para mantenerse en forma.

Leer más: Cómo mantener una alimentación equilibrada de por vida: La regla 80/20

Entonces, ¿cómo alcanzar tu meta “fit” del 2019? 

1. Primero que nada, plantéate objetivos específicos que puedas ir alcanzando semanalmente, así te sentirás motivado para continuar a medida que vayas viendo resultados, e irás incorporando otros objetivos específicos a tu plan. Por ejemplo, esta semana no vas a consumir ninguna bebida que no sea agua, te o café.

2. Míralo como un reto y sácate el “no puedo” de la cabeza. ¡Claro que puedes! La próxima semana vas a tomar 3 litros de agua al día, sin falta. Te sorprenderás de los cambios en tu cuerpo tan solo con esta ingesta de agua. No solo mejora tu sistema digestivo, también mejora la apariencia de la piel, del cabello y te limpia los riñones. Recuerda que no solo se trata de vernos bien, es más importante sentirnos bien.

3. Infórmate bien y sigue un plan de alimentación que se adapte a ti. No debes pasar hambre ni suprimir comidas, olvídate de esas dietas extremistas que te funcionan por 4 días y luego generan efecto rebote. Habrás escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, y realmente lo es. ¡Así que no la saltes! Lo que hagas en el desayuno determina el comportamiento de tu cuerpo durante todo el día. En la mayoría de los casos, esas ganas insaciables de comer carbohidratos en la tarde, es culpa de un mal desayuno. Ten presente que la pieza clave es la proteína, y su representación de mejor calidad es el huevo; acompáñala de algún carbohidrato para que tengas energía durante la mañana.

4. Si eres amante del dulce, no tienes por qué renunciar totalmente a él. Lo que debes hacer es buscar alimentos que sustituyan esas galletitas que sueles comer en la tarde o el dulce que te ofrece el vecino. Y a propósito de eso, ten siempre tu as bajo la manga: un snack saludable, una fruta, unas almendras, chocolate negro. Todas estas herramientas te ayudarán a no pecar cuando el hambre ataca.

Hoy día existe una oferta muy grande en el mercado de productos 'sugar fre'e, pero ¡ojo!, no abuses de ellos porque la mayoría contiene carbohidratos simples que terminan convirtiéndose en azúcar. Además, todo lo que viene en un empaque es procesado y cuando tu norte es estar en forma y saludable, debes evitar los alimentos empacados, ya que su contenido de químicos y sodio ocasionan retención de líquido, celulitis e inflamación.

Enfócate en tu objetivo, no dejes que las opiniones de los demás te desvíen de tu plan y mantén la organización y planificación de tus comidas. Y recuerda mantenerte activa para que te veas y sientas omo quieras.

Leer más: ¿Sabes por qué no debes improvisar con tu entrenamiento? ¡Descúbrelo aquí!

De esta forma alcanzarás exitosamente tu meta del 2019. ¡Go for it!

 

  • Compartir: