Tips infalibles para disminuir o eliminar la temida celulitis

 
Dom, 05/19/2019 - 10:00
La piel de naranja es el tormento de todas. Aunque tiene diferentes causas, el principal componente es genético. La buena noticia es que no estás condenada a ella, a continuación te damos algunas recomendaciones.
Todas las mujeres tenemos un enemigo en común: la celulitis. El 90% de nosotras la padecemos y vivimos en una constante búsqueda de remedios y soluciones para eliminarla.
 
Para saber cómo atacarla, hay que entender su origen: la piel de naranja es multifactorial. El principal componente es genético, lo que significa que si nuestras antecesoras tienen celulitis, muy posiblemente nosotras también. Pero ojo, no estás condenada a ella, hay algunas recomendaciones que puedes seguir para disminuirla y, en el mejor de los casos, eliminarla. 
 
El remedio más eficaz es evitarla desde la adolescencia, cuando el desarrollo comienza  hacer de las suyas y aparece el segundo factor causante de la celulitis: las hormonas.
 
Cambios o desequilibrios hormonales tienen como consecuencia (entre otras cosas) una predisposición para la aparición de la temible piel de naranja.
 
Estos dos factores (genético y hormonal) son los que tienen más impacto, pero ciertamente puedes contrarrestarlos si le prestas atención a las causantes de esta acumulación de grasa.

Alimentación y actividad física

Hasta este punto pensabas que podías echarle toda la culpa a la herencia de tu familia, pero no. Debes asumir tu parte de responsabilidad, una buena alimentación será clave para eliminar toxinas, perder grasa y mantener un balance hormonal adecuado. No importa si tienes sobrepeso o no, hay ciertos aspectos determinantes.
 
Toma más de 2 litros de agua al día. Esto te permite eliminar toxinas y reducir la retención de líquido cuya consecuencia es dar mayor aspecto de flacidez.
 
Así mismo, disminuye el consumo de sal. No solo por la retención de líquido, sino porque tendrá consecuencias a la salud en tu etapa más adulta.
 
El consumo de azúcar o harina de trigo en exceso se acumula en forma de grasa, así que evita este tipo de alimentos.
 
Deja las frituras para ocasiones especiales. No querrás disminuir grasa, comiendo alimentos fritos, ¿verdad?
 
Ya sabes que el alcohol sabotea cualquier intento por disminuir la grasa, entonces sé inteligente cuando decidas tomarte alguna bebida espirituosa. De más está decirte que los cocteles tienen gran cantidad de calorías que no aportan nada.
 
Si fumas, ya ni te hablaré de la celulitis, ¿qué hay de tus pulmones?
 
Y por último, embutidos. Te puedo decir como experiencia personal que la apariencia de mi celulitis disminuyó notablemente cuando decidí apartar a los embutidos de mi dieta. No importa que el jamón sea de pavo, es una carne procesada, cargada de sodio y con proteína de baja calidad. No lo necesitas en tu vida, así que dile adiós para siempre.
 
La actividad física también juega un papel fundamental, ya que el sedentarismo lleva a tu cuerpo a aplicar la ley del menor esfuerzo. Sin un estímulo externo que lo obligue a usar más energía de lo acostumbrado, mantendrás un metabolismo más lento.
 
Entonces,  ¡a mover el cuerpo! Combina ejercicios cardiovasculares con entrenamiento de fuerza para que vayas eliminando grasa y fortaleciendo los músculos. Si aumentas tu masa muscular, tu piel se tensará mejorando su apariencia. Además, mantendrás tu metabolismo más acelerado y en una constante oxidación de grasa. No te quedes solo con el ejercicio cardiovascular, porque fomentarás la flacidez.
 
Por último, no uses ropa apretada, especialmente la ropa interior. Los elásticos pueden obstaculizar la buena circulación sanguínea, quitando el oxígeno que va a los tejidos conectivos y otras células. Aunque esta causa no es la que tiene más impacto, es importante que fluya la circulación de la sangre para evitar también las várices.

¿Y los tratamientos estéticos?

Existen muchos en el mercado y puedes investigar acerca de cuál tiene los mejores beneficios para ti. Sin embargo, no hay salidas fáciles, tendrás que esforzarte. Cualquier tratamiento que hagas de forma aislada, sin cambiar tus hábitos alimenticios o venciendo el sedentarismo, será en vano. No te preocupes, ¡ocúpate!  

Leer más: Celulitis: métodos para reducir su apariencia recomendados por una dermatóloga

  • Compartir: