¿Piel radiante en hombres? Aprende cómo lograrla con estos simples consejos

 
Jue, 06/20/2019 - 09:00
Con el constante afeitado, es necesario una rutina de belleza masculina para lucir la piel saludable, joven e hidratada.

Foto: L'Oréal Paris

El cuidado de la piel debe ser siempre una prioridad. Al igual que  las mujeres, los hombres también deben lidiar con problemas como la sensibilidad, el acné o el envejecimiento, y como a todo ser humano, a los caballeros les gusta lucir una piel saludable. La piel masculina, tanto en el rostro como en el resto del cuerpo, es distinta a la  femenina: En general, la piel de los varones es más gruesa, más grasa y envejece de otra forma, por lo que los dermatólogos recomiendan siempre un cuidado más personalizado. 

Diferencias en la piel masculina

Franz Barnes, dermatólogo panameño del Centro Dermo y Laser Skin Care, comparte factores puntuales que diferencian la piel masculina de la femenina. En promedio, la piel masculina es alrededor del 20% más gruesa. Contiene más colágeno y tiene un aspecto más compacto y firme. Los hombres tienen más glándulas sebáceas, así como poros más grandes. Produce el doble de sebo que la femenina, por lo que la piel es más grasa y brillante. Como resultado, su pH es inferior y es más propensa a presentar impurezas y acné. Los hombres adultos  son más tendientes a presentar piel seca.

Leer más: Estas son las razones por las que debes incluir la crema de ojos en tu rutina

La rutina de cuidado más adecuada

Aunque la rutina es básicamente idéntica para ambos sexos, el doctor Barnes considera que la limpieza, hidratación, protección solar y los productos antioxidantes son de los pasos más importantes. Recomienda limpiar el rostro dos veces al día y luego de practicar algún deporte o ir al gimnasio. En cuanto a la hidratación, aconseja comprar productos de rápido absorción, sin olor y color, ligeros y matificantes. La función de la humectación es nutrir y enriquecer la piel para dar un aspecto más joven, reducir el exceso de sebo y grasa.

La protección solar es uno de los pilares en la rutina diaria. El bloqueador no solo previene el riesgo de cáncer de piel, sino que también evita la aparición de manchas y otras lesiones. En cuanto a los productos antioxidantes, sugiere los “antiaging” que pueden ser aplicados por la noche. Barnes comenta que los signos de envejecimiento aparecen más tarde en la piel del hombre, pero suceden con mayor rapidez una vez comienzan. Además, los chicos se ven más afectados por la flacidez de la piel, ojeras y bolsas oscuras.

La exfoliación juega un papel importante en la rutina de belleza, ya que consigue eliminar las células muertas que están presentes en la superficie de la piel y que dificultan su respiración. Además, ayudar a eliminar el exceso de sebo e impurezas, y aporta luminosidad a la piel. Debe hacerse  una vez por semana. También es necesario hacerse una limpieza profunda. Martina de Alveo,  cosmetóloga del Royal Center, comenta que cerca del 40% de sus pacientes son hombres y con frecuencia asisten por una limpieza profunda, foliculitis y tratamientos de bolsas y ojeras. Las limpiezas profundas con un profesional idóneo son la mejor opción para revitalizar el cutis. “Con ella se limpia, tonifica y exfolia. La piel se ve más fina y tonificada. Yo la oxigeno porque así el rostro se verá más joven, con menos imperfecciones y más luminoso”, comenta la cosmetóloga, quien además aconseja realizarse la limpieza una vez por mes.

¡Una barba que impresiona!

Tener cuidado al momento de afeitarse evitará la aparición de foliculitis o vellos enterrados que pueden provocar irritación o dermatitis. El doctor Barnes comparte algunos “tips” básicos de cuidado para las barbas. Lavar el rostro dos veces al día. Recomendable usar jabones neutros o con un pH similar al de la piel. Usar un champú suave  o medicado  (previamente recetado por un dermatólogo) para lavar la barba  en caso de alguna afección como dermatitis seborreica, foliculitis o alguna irritación.

Siempre  aplicar un hidratante. No olvidar el protector solar, ya que la piel queda igual expuesta aunque se tenga barba. Para el afeitado se debe usar una   toalla con agua tibia para abrir los poros y evitar la irritación de la piel; luego aplicar espuma o crema de afeitar. El corte debe realizarse en el sentido del crecimiento y no en dirección contraria. Finalizar con una loción hidratante.  

  • Compartir: