¿Sabes por qué debes hacerte una limpieza facial profunda? ¡Descúbrelo aquí!

 
Jue, 01/24/2019 - 12:48
Limpiar la cara profundamente debe ser prioridad en el cuidado facial. Se debe hacer al menos una vez al mes, en manos expertas. Te decimos por qué.

Tener una rutina de cuidado facial (que implica desmaquillar, limpiar, hidratar y proteger la piel del sol diariamente, tanto en la mañana como en la noche; así como exfoliarla una vez por semana), es muy importante para mantener la piel sana, y para prevenir los temidos signos de envejecimiento prematuro o las manchas en el rostro. 

Leer más: 6 resoluciones para el cuidado de la piel para alcanzar durante el 2019

Pero más allá de este ritual de belleza, el rostro también necesita una limpieza profunda que juega un papel  muy importante, ya que con ella se puede ayudar a recuperar la salud, frescura y luminosidad de la cara. "Día a día la piel del rostro va acumulando suciedad. Las impurezas  producidas por el propio organismo y la contaminación del ambiente que nos rodea se van depositando en la piel, y si no la eliminamos mediante un tratamiento, puede provocar diferentes afecciones, entre ellas el envejecimiento, los brotes, el acné... y con ello viene las manchas, porque empezamos a manipularnos nosotros mismos la cara. Es por eso que es necesario hacerse una limpieza profunda, una vez al mes", señala la cosmetóloga Martina de Alveo.

¿En qué consiste la limpieza profunda?

La limpieza profunda es un procedimiento no invasivo para remover impurezas acumuladas en el rostro, que ocasionan daños a la salud y belleza de la piel. Sirve para lograr una piel tersa y completamente limpia. El cutis pasará de estar apagado, reseco o demasiado graso, a ser suave, brillante y saludable.

Se realiza en manos de un experto (profesional de la cosmetología), y no en casa. El cosmetólogo evaluará el tipo de piel de la persona, y de allí definirá qué productos utilizará de acuerdo a las necesidades.

La piel seca, por ejemplo, no presenta muchas impurezas, suele ser tirante y tiende a la formación de escamas y arrugas; además, tiene poros poco perceptibles y tiende a deshidratarse. La piel grasa tiene poros grandes y abiertos, es gruesa, su superficie es húmeda e hidratada. Mientras que la pielcombinada o mixta se caracteriza por ser grasa en la zona “T” del rostro y tirante en los pómulos.

La limpieza de cutis profesional, según explica la cosmetóloga, empieza con la retirada del maquillaje por medio de un agua micelar.  Luego se aplica un limpiador de acuerdo al tipo de piel. Para las pieles grasas, lo ideal son los geles; para las secas, las leches; y para las mixtas, los mousses y geles limpiadores.

Posteriormente, se exfolia la piel, para desincrustar las impurezas más profundas. "Hay diferentes formas de hacerlas, ya sea a base de gel o gránulos, entre otros. Va de acuerdo a la sensibilidad de la piel", dice De Alveo, agregando que en la actualidad se utilizan aparatos como el peeling ultrasónico, el cual es un método mecánico de limpieza profunda, donde se eliminan grasa y puntos negros, sin dolor".

Si la exfoliación se hace manual (sin peeling ultrasónico), se complementa el proceso con una extracción manual de puntos negros, para lo cual previamente se abren los poros con vapor de ozono. 

Después de la exfoliación (mecánica o manual), se procede a la tonificación, donde se cierran los poros y se oxigena la piel, para descongestionarla y desinflamarla. La cosmetóloga señala que prefiero usar tónicos libres de alcoholes, que no agredan la piel.

Luego es el turno de la hidratación, que puede ser con colágeno, a base de frutas, etc, según las necesidades de cada paciente; que viene acompañada de un masaje facial sobre el rostro, cuello y escote, para devolverle la tersura a la tez.

Posteriormente se pone una mascarilla, para reequilibrar la piel, y por último, protector solar. "El uso del  protectos solar es muy importante, sobre todo en Panamá, ya que hay mucha humedad, a veces tenemos sol… el clima cambia mucho. El protector solar es el mejor secreto de belleza y se debe usar como la pasta de dientes: todos los días. Te lavas la cara y te lo aplicas", enfatiza.

Para considerar:

Aunque Martina recomienda hacerse la limpieza profunda una vez al mes, si no puedes por algún motivo, hay algunos signos que te indicarán que tu rostro necesita hacérsela:"Si son pieles grasas, se manifiesta en acné, en brotes, con la aparición de comedones. Si son pieles secas, la deshidratación es la evidencia. Y en pieles combinadas van a haber brotes, específicamente en el área de la barbilla, la nariz y/o la frente", ilustra.

También es importante evitar exponerte al sol, antes y después de la limpieza, para que la piel no esté sensible. "Si lo haces, que sea con precaución, como ponerse protector cada dos horas, por tres días. Si no se expone directamente, o va a estar frebte a la computadora o cualquier luz que altera la piel, puede ser cada 4 o 6 horas". 

La cosmetóloga insiste en mantener una rutina diaria de limpieza para  prevenir el envejecimiento prematuro y aportale elasticidad a la piel; sin embargo, advierte que esta rutina no es reemplazo de la limpieza profunda, sino que son un complemento.

Foto de personas creado por freestockcenter - www.freepik.es

  • Compartir: