Todo lo que debes saber sobre la rutina de belleza para el rostro graso

 
Vie, 04/05/2019 - 09:25
El cuidado facial se debe hacer de acuerdo al tipo de cutis. A continuación aprenderás cómo proteger tu tez grasa.

Una rutina diaria de limpieza y cuidado de la piel es importante para prevenir el envejecimiento prematuro o retrasar la aparición de arrugas. También te ayudará a que la tez luzca renovada y radiante, ya que permite la oxigenación de la piel. Sin obviar que el cutis se verá más suave y terso, sin acné o puntos negros.

Un aspecto esencial que debes considerar al hacerte una limpieza facial, es cómo hacerla según tu tipo de piel, ya sea grasa, seca o mixta. 

La piel seca, por ejemplo, no presenta muchas impurezas, suele ser tirante y tiende a la formación de escamas y arrugas; además, tiene poros poco perceptibles y tiende a deshidratarse. La piel grasa tiene poros dilatados y abiertos, es gruesa, su superficie es húmeda e hidratada y se siente aceitosa. Mientras que la piel combinada o mixta se caracteriza por ser grasa en la zona “T” del rostro y tirante en los pómulos.

A continuación encontrarás los tips infalibles para cuidar tu piel grasa.

La cosmetóloga Martina de Alveo señala que debido a sus poror dilatados, la piel grasa es propensa al acne y se siente aceitosa, entonces, el cuidado debe estar enfocado en controlar el brillo y evitar que los poros se tapen.

"El acné aparece desde el desarrollo, desde los 11 años hasta después  de los 30, porque el factor hormonal juega un papel muy importante, más en pieles grasas que tienen más tendencia  a brotarse por los poros dilatados", señala, esclareciendo que es fundamental saber identificar el tipo de piel, para a usar los productos cosméticos adecuados.

"Cuando la piel está grasa es por varias causas como  problemas hormonales, la genética o que se está utilizando el maquillaje o los productos incorrectos para el cuidado", advierte.

De Alveo recomienda realizar la rutina de belleza todos los días, mañana y noche, y utilizar productos a base de gel o espuma, ya que las leches pueden aportar más grasa.

Lo primero, dice es la limpieza. "Usar un desmaquillante antes de ponerse limpiador, es lo ideal", destaca.

Luego sería el momento de utilizar un tónico o astringente, aunque señala que este paso puede obviarse, si se desea, ya que previamente se ha limpiado bien el rostro con el desmaquillante y la limpiadora.

El próximo paso es hidratar. "Para pieles grasas, sugiero hidratantes en forma de sérum, porque se absorbe bien; las cremas las aconsejo para la noche, que son más untuosas, para evitar que se brote la piel".

Después se debe utilizar protector solar (de día). Este se debe reaplicar cada 4 horas, si hay exposición directa al sol. "No se debe lavar la cara para reaplicar el protector solar, sino secarse con paños secos. Nada de toallas que pueden alterar el ph de la piel. Entonces se reaplica el protector", detalla. Para quienes no se expongan al sol directo, sugiere el uso de  protectores compactos o con color, que no se deben reaplicar.

La piel grasa debe exfoliarse al menos una vez a la semana con un exfoliante suave, "que los gránulos sean pequeños, en el mercado hay a base de arroz".

Y también se debe colocar mascarillas con sustancias como la arcilla, "que disminuye un poco el brillo y el aceite".

No se puede obviar una limpieza profunda, realizada por un cosmetólogo, al menos una vez al mes.

Leer más: ¿Sabes por qué debes hacerte una limpieza facial profunda? ¡Descúbrelo aquí!

Además, es necesario prestar atención al maquillaje y a las herramientas para aplicarlo. Por ejemplo, sugiere utilizar 'primers', antes de aplicar el maquillaje, ya que harán que este dure más en las pieles grasas. 

En cuanto a los productos, se deben optar por aquellos no comedogénicos, que no obstruyan los poros, y los que están hechos a base de ingredientes naturales, como el arroz.

También hay que cuidar las brochas para que no infecten los poros. "Como la piel grasa tiene los poros abiertos, es importante que se laven la brochas, al menos una vez a la semana con jabon o champú; se deben poner a secar al aire libre de manera recta y hacia abajo, para que no se dañen", expresa la cosmetóloga. 

Aunque la piel grasa requiere sus cuidados, De Alveo dice que la mujer que la tiene debe sentirse bien porque es una piel menos propensa a arrugarse, si se cuida adecuadamente. "Es una tez que ve más joven, es un emoliente que ayuda a atenuar las lineas de expresión", distingue.

  • Compartir: