5 pasos infalibles para aumentar tu productividad

 
Jue, 08/01/2019 - 06:00
Es mejor pensar en maneras inteligentes de producir, en vez de perjudicar a tu salud mental, momentos en familia o incluso el tiempo contigo mismo por querer dedicar mucho tiempo al trabajo.
Algo que debes tomar muy en cuenta es que trabajar duro no es mejor que trabajar inteligente. Normalmente, cuando trabajas duro nadie te lo premia, estás la mayoría del tiempo cansada y no das tu máximo potencial. 
 
Definitivamente, es mejor pensar en maneras inteligentes de producir, en vez de perjudicar a tu salud mental, momentos en familia o incluso el tiempo contigo mismo por querer dedicar mucho tiempo al trabajo.
 
1. Uno de los pasos más importantes es priorizar y eliminar. Cuando tenemos demasiadas cosas que hacer, es muy posible que nos nublemos y al final no terminemos cumpliendo todas las tareas, lo cual trae demasiada frustración. Por esto, debes delegar. Pídele a otra persona que te ayude con las tareas que no puedes hacer o no tienes tiempo para ello. 
 
Es más, este paso de priorizar y eliminar no es solo para tareas que no puedas cumplir, sino también para los espacios donde nos manejamos. Recuerda que el orden de nuestros rincones define mucho nuestra productividad. Es importante mantener nuestras ideas y espacios limpios y en orden para que las ideas puedan fluir mejor.
 
2. Objetivos claros. ¿No te ha pasado que hiciste un montón de tareas en el día, pero al terminar sientes como si no hiciste absolutamente nada? Bueno, esto es más normal de lo que crees, pero es algo que se puede evitar. Para ello, ten objetivos claros. Me he referido a este término en otros artículos: “metitas”. Divide todas tus metas en metitas, esto te ayuda para que la meta en sí no te agobie, debido a su tamaño. Dividir ese enorme sueño en pequeños pedazos que nos permite alcanzarlo en su totalidad, nos brinda calma y podemos trabajar mejor y con un fin en mente.
 
 
3. Cero notificaciones. Si quieres terminar una tarea de manera rápida y bien, lo más recomendado es que pongas en silencio tus notificaciones o apagues el celular. ¿Sabías que vemos el celular un promedio de 100 veces al día? Nos distraemos demasiado fácil con todos los mensajes y 'apps' que tenemos. Por eso, cuando de verdad quieras concentración, aléjate lo más que puedas del celular.
 
4. Si intentas tener todo, no vas a conseguir nada. Esta es una cruel verdad. Muchas veces te va a tocar decir que no y hasta a cosas que se ven muy buenas. Si quieres conseguir algo, debes tener un enfoque de llegar a donde quieres con el plan que ya habías establecido antes. Seguirlo al pie de la letra a veces es sumamente difícil y el camino no siempre es color de rosas. Muchas veces el sacrificio es crucial, pero si lo sigues como estaba establecido, dándote permiso de fallar, lo vas a lograr.
 
5. Planea tus descansos. Hasta el descanso se debe planificar. Tómalo en cuenta a la hora de hacer tu plan del año, del mes y de la semana. No trates de hacerlo todo de una vez y explotar a medio camino. Si te das ese tiempo de descansar, tu rendimiento será mejor y hasta podrás pensar mejor. Recuerda que tú eres tu principal instrumento de trabajo, así que es importante que estés bien para poder dar ese 100% que quieres a tus proyectos.

Leer más: 5 maneras de practicar el autocuidado emocional

  • Compartir: