Consejos prácticos para lograr la anhelada estabilidad económica

 
Lun, 03/25/2019 - 10:17
Para lograr salud y armonía en nuestras finanzas, hemos de buscar el equilibrio y serenidad, de igual forma que lo hacemos con el cuerpo y la mente.
Por: Larisse Roquebert
Licenciada en Finanzas con Maestría en Administración de Empresas (MBA).
Propietaria y gerente general de Grupo R&G, empresa consultora en crédito y seguros.
www.gruporg.com.pa
 
El concepto de estabilidad en las finanzas personales, para mí, involucra tener una vida financiera saludable y ordenada. Pero para lograr salud y armonía en nuestras finanzas, hemos de buscar el equilibrio y serenidad, de igual forma que lo hacemos con el cuerpo y la mente.  El potencial al que se puede acceder, a través de dicha tranquilidad, será el responsable del nivel de madurez que logremos en la administración de nuestros recursos.
 
A continuación, quiero hablarte de algunos pasos importantes en la ruta del proceso de estabilización de tus finanzas para que en este año te enfoques en alcanzar tus metas:
 
Reconoce y acepta el estado actual de tus finanzas. Al aceptar la responsabilidad de cada una de las obligaciones que adquiriste previamente, elevas tu nivel de conciencia y tomas control de tu vida para encauzarla y dirigirla hacia el sendero de la estabilidad. 
 
Accede a tu historial de crédito. Tener tus referencias crediticias a mano y actualizadas te permite llevar un mejor control de tus finanzas personales, evaluando constantemente el comportamiento de tus pagos y compromisos.
  
Mide regularmente tu nivel de endeudamiento y mantenlo por debajo de 50%.  Tu nivel de deuda es la relación entre tus gastos mensuales, que tienen que ver con deuda y tus ingresos al mes.  Para obtener dicha relación necesitarás sumar todos los pagos relacionados con tus compromisos financieros, incluyendo el pago mínimo de cada tarjeta de crédito que poseas (el pago mínimo de una tarjeta de crédito se calcula en base al 3% del límite aprobado).  Luego de que hayas sumado todos tus pagos mensuales, debes dividir el monto resultante entre tu ingreso mensual.  Este índice puede calcularse mensual, trimestral o anual, si se desea.
 
Cultiva el hábito de presupuestar.  Lo repito cada vez que puedo, la manera más fácil y sencilla de controlar tus gastos y orientar tus recursos hacia tus prioridades o propósito de vida es mediante el uso de un presupuesto. 
En lo posible mantén una sola tarjeta de crédito.  Lo ideal sería tener una sola tarjeta de crédito para imprevistos.  Sin embargo, si actualmente cuentas con varias y deseas reducir sus saldos hasta cancelarlas, utiliza el muy conocido método "bola de nieve", de Dave Ramsey: ordena lo adeudado de menor a mayor, abonando la cuota mínima a las tarjetas con saldos más altos, mientras te enfocas en abonar fuertemente o pagar la primera deuda en tu lista, es decir, la tarjeta con menor saldo. 
 
Consolida las obligaciones que tengas.  Si actualmente te encuentras en una situación estrecha de liquidez, opta por consolidar varias obligaciones en una.  El acto de consolidar deudas te permite, en la mayoría de los casos, disminuir el importe mensual que destinas a los compromisos financieros.
 
Evalúa en dónde te encuentras hoy.  Estamos por finalizar el primer trimestre del año 2019 y es probable que te sientas un poco abrumada por los gastos que se avecinan como el retorno a clases.  No te preocupes, no eres la única que está pasando por este momento, lo importante es que te sitúes en la posición del vaso medio lleno, dirigiendo tus pensamientos hacia lo que has alcanzado hasta ahora y no en lo que te falta por lograr. 
 
Solo ten en cuenta que el mes de marzo es clave para planificar e impulsar los proyectos que esperas concretar en el presente año, solo necesitas tener muy claro qué acciones tomar para acercarte a tus objetivos sin sacrificar la estabilidad alcanzada. Esto finalmente te llevará a cumplir tus sueños.  
 
  • Compartir: