¿Dieta en las vacaciones? Estas estrategias te ayudarán a controlar lo que comes cuando viajas

 
Lun, 09/09/2019 - 10:54
Te comparto algunos tips infalibles para que disfrutes de tu viaje sin descuidar por completo tus metas de salud y de peso.
Esa emoción de conocer un nuevo país, ya sea que estés viajando por trabajo o de vacaciones, no debe verse empañada por el estrés o temor de no querer subir de peso o por no salirte de tu plan de alimentación, comúnmente llamado como “dieta”. 
 
Es cierto que si has venido trabajando este tema por algunos meses no quieres echarlo a perder; sin embargo, ten en cuenta que probablemente muchos pensamientos restrictivos te llevarán a disfrutar muy poco tu estadía y aumentarán aún más tus deseos de salirte por completo de la línea "healthy”. 
 
Es por este motivo que te comparto los siguientes tips infalibles para que disfrutes de tu viaje sin descuidar por completo tus metas de salud. 
 
No dejes de comer: cuando estamos de paseo,  muchas veces solemos comer 1 o 2 veces al día solamente; esto puede dar pie a que se genere ansiedad por comer luego o la tendencia a exagerar las cantidades cuando te toque comer. Te recomiendo planificar tu día en el lugar de destino tomando en cuenta los momentos para comer, y si no alcanza el tiempo recurre al siguiente consejito.  
 
Meriendas a la mano: cuando salgas, llévate siempre algunas opciones de' snacks' que puedas conseguir en alguna tienda de víveres como frutas o vegetales picados (recuerda lavarlos antes); semillas como almendras, nueces, pistachos; galletas integrales, emparedados ya listos, entre otros. Estos te ayudarán sobre todo cuando los lapsos de las comidas principales se tornan muy espaciados. 
 
 
Consume suficiente agua: esto puede ser todo un reto tomando en cuenta que, según la ciudad en la que estemos, debemos optar por las embotelladas para evitar cualquier riesgo enfermedad estomacal. Esto nos obliga a estar comprando y en algunos casos pensamos “para comprar agua, mejor compro alguna bebida (soda, jugo, etc...)”, considerando que pueden tener costos similares; sin embargo, recordemos que el agua cumple muchas funciones, entre esas re-hidratarnos, y las bebidas azucaradas no logran este objetivo al 100%, además de las calorías vacías (proveniente de solo azúcar) que son poco convenientes. Te aconsejo: ahorra esas calorías e inviértelas en algo que valga la pena. 
 
Prueba de todo un poco, pero con moderación: la experiencia de viajar idealmente debe incluir el poder conocer otras culturas y costumbres de los lugares a donde estamos llegando, es por eso que te sugiero aprovechar el momento y decirle 'sí'  a la oportunidad de probar platos autóctonos del lugar. Pero, evita los excesos, procura ser consciente de tu nivel de hambre y de saciedad, come despacio y, sobre todo, comparte con tus acompañantes. Es mejor las calorías repartidas que todas para ti sola ¿no crees?
 
Mantente equilibrada: si te ofrecen comida en los lugares donde te hospedas procura mantener un balance, sobre todo si son cosas que en general comes en tu país. Por ejemplo: un desayuno continental con huevos, tostadas, frutas, cereal etc., en ese caso procura mantener siempre la regla del plato equilibrado procurando un balance de 50% frutas y vegetales, 25% almidones y 25% proteínas. 
 
Toda la planeación e inversión se merece que disfrutemos al máximo nuestro viaje. Al final del día, el peso se puede modificar, pero los recuerdos quedan intactos. 
10,000 pasos al día:  en lugar de preocuparte tanto por no comer, ¡procura moverte hasta más no poder! Y eso sí que se puede hacer cuando viajas. Esta cantidad de pasos es lo recomendado para considerar en tu celular o reloj inteligente o bien uno mecánico. 
 
Empaca ropa deportiva: quien quita y tengas el espacio para ir a una actividad de ejercicios o puedas entrenar en el gym del hotel, al final todo forma parte de la experiencia. ¡No lo descartes!
 
Por último, te diré otro tip que le doy a mis pacientes cuando me dicen que se van de viaje, sobre todo si están siguiendo un plan de alimentación con objetivos específicos de mejorar su peso. Usualmente les recomiendo pesarse antes de las vacaciones y  seguir los tips arriba mencionados. Su meta en el viaje suele ser mantener su peso y disfrutar con moderación; en general lo logran, y lo mejor es que al regresar retoman su meta con mucha fuerza y felices.

Leer más:  Descubre cómo tener un estómago más sano

  • Compartir: