Plancha tu cabello sin dañarlo

 
Lun, 12/28/2015 - 18:03
Gánale la batalla al ‘frizz’ y obtén el liso que siempre soñaste siguiendo estos sencillos diez pasos. ¡Es hora de lucir una melena perfecta!
La plancha para cabello se ha convertido en uno de esos productos que encontró la manera de entrar a la casa de la mayoría de las mujeres, y por supuesto, ya no saldrá.
 
Con el paso de los años se han vuelto mucho más económicas, con más beneficios para el cabello y con una amplia variedad de usos. Porque además de alisar, ahora rizan, dan volumen y protegen contra el calor. Sin embargo, muchas mujeres siguen sin saber usar esta herramienta correctamente.
 
 
En esta edición te diremos los 10 mandamientos para que sepas cómo utilizarlas y no morir en el intento.
  1. Escogiendo la plancha. Este es un detalle que se desestima, es altamente recomendable que utilices una plancha pequeña, ya que con ella podrás llegar a la raíz de tu cabello, donde está más ondulado o rizado.
  2. Hazlo sin prisa. Tómate tu tiempo, este proceso toma de 30 a 40 minutos; todo dependerá del largo y volumen.
  3. Cabello limpio y seco. Antes de planchar el cabello, tiene que estar limpio, de lo contrario, la grasa y el polvo se cocinará en la plancha y dañará tu cabello. También es muy importante no traerlo húmedo, ya que si lo planchas así se resecará, se pondrá esponjado y además se quemará.
  4. Proteger el cabello. Aplica en el cabello una crema o “spray” que lo proteja del calor. El 90% de las mujeres omite este paso. Estos productos están diseñados para activarse con el calor, lo que reduce el impacto en la cutícula.
  5. Divide el cabello en secciones. Después de desenredarlo, sepáralo en pequeños mechones. Aunque te parezca más trabajo, es mejor, ya que el calor se distribuye. Lo ideal es pasar la plancha dos veces por cada mechón. Utiliza pinzas para recoger el resto.
  6. Cuidado con la temperatura. Primero empieza colocando la plancha de cabello en 150°C, si sienten que su textura es muy gruesa lo pueden ir aumentando poco a poco.
  7. La técnica correcta. Desliza la plancha hacia abajo, en un solo movimiento. No titubees, porque esto crea marcas feas en el cabello. Si quieres las puntas hacia dentro, entonces haz una curva con la plancha hacia adentro.
  8. Toque final. Después de terminar todo el proceso, aplica algún aceite para el brillo.
  9. ¡Solo dos veces a la semana! No abuses de la plancha, ya que el contacto directo del calor puede quemar tu cabello y dejarlo quebradizo.
  10. Limpia las placas. Para que tu plancha te dure, límpiala con alcohol y un paño de tela para remover residuos de productos para el cabello.
  • Compartir: