Mezclar antibióticos con probióticos ayuda a proteger el intestino

 
Jue, 08/08/2019 - 15:35
Entre 5 y 25 de cada 100 pacientes que consumen los antibióticos más recetados corren riesgo de sufrir diarrea

Nombres como amoxicilina, cefalosporina o ampicilina son comúnmente conocidos por pacientes adultos o por padres y madres de niños diagnosticados con una infección bacteriana. Y es que esos nombres corresponden a los antibióticos más recetados, los cuales se asocian a la aparición de efectos adversos como las diarreas asociadas a antibióticos (DAA). De acuerdo con una publicación del New England Jornal of Medicine, el riesgo de sufrir DAA luego de consumir los citados antibióticos afecta hasta un 25 por ciento de los pacientes. Sin embargo, ese porcentaje se eleva hasta un 33 por ciento durante la temporada de lluvias.

Por lo anterior, es crítico contar con opciones de tratamiento que permitan atender la DAA y prevenir sus síntomas para garantizar la salud intestinal y la integridad del paciente. “Siempre es la mejor opción combinar los antibióticos con probióticos, especialmente si hablamos de probióticos que no son susceptibles a los antibióticos. El profesional de la salud en conjunto con el paciente, deben tener claro que el consumo de antibióticos es necesario para combatir infecciones, y que es igual de necesario cuidar la microbiota intestinal que es el conjunto de microorganismos que protegen el intestino”, comentó el Dr. Dr. Roderick Bejarano Gastroenterólogo y Nutriólogo Pediatra.

Leer más:  ¿Segura que estás usando los antibióticos correctamente?

Uno de esos probióticos es Saccharomyces Boulardii CNCM I-745 cuyo nombre comercial es el Perenterol®, una nueva opción de tratamiento complementario que está a disposición de médicos y pacientes que se caracteriza por ser resistente a los antibióticos (es decir que no es susceptible a sus efectos) y es recomendado por la Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición, garantizando una mejor protección de la microbiota intestinal. 

Cuando esa protección no es eficaz se puede producir un desbalance de la microbiota intestinal conocida como disbiosis que podría ser una consecuencia del uso desmedido de antibióticos que atacan diversas bacterias y podrían provocar otras complicaciones. La pérdida de esos microorganismos que protegen el intestino, lo que se conoce como disbiosis que podría ser una consecuencia del uso desmedido de antibióticos que atacan diversas bacterias y podrían provocar otras complicaciones.

Leer más:  5 alimentos para agregar probióticos en tu dieta

En el mercado, existen probióticos que al consumirse simultáneamente con los 8 antibóticos más utilizados, pierden su efecto protector hasta en un 75 por ciento de los casos, estos son conocidos como probióticos bacterianos. El Saccharomyces boulardii CNCM 1-745 ® por su parte es un probiótico hecho a base de levadura por lo que es resistente a los antibióticos, con lo que garantiza la protección para el paciente. Es importante mencionar que los probióticos originarios de la levadura evitan los indeseados efectos adversos asociados al consumo de antibióticos que podrían aparecer hasta 30 días posteriores al consumo del medicamento. 

El principio activo del Perenterol® es Saccharomyces Boulardii CNCM I-745 y está indicado para tratar la diarrea asociada a antibióticos, reducir la duración de la diarrea de cualquier tipo (aguda o crónica), atender la diarrea del viajero o restaurar la flora intestinal, además de estar aprobado para su uso en personas mayores de edad. 

  • Compartir: