Tips e ideas creativas para tener sexo al aire libre

 
Jue, 01/16/2020 - 13:13
Disfruta con tu pareja del verano y lleva tu relación a otro nivel de morbo y placer.
¿Ya te cansaste hacer el amor en el mismo colchón? ¿Probaste en el baño y en el auto y quieres aprovechar el verano para subir la temperatura de la relación? Si te animas a tener sexo al aire libre te dejo unos consejos para que disfrutes al máximo.
 
Tener sexo al aire libre puede ser un tabú para muchas parejas, pero incluso los sexólogos afirman que se trata de una de las mayores fantasías sexuales. Es una de las prácticas más eróticas, ya que despierta la adrenalina y la emoción, elevando así a niveles muy altos el morbo y el placer.
 
Como he dicho otras veces, el secreto del buen sexo está en la creatividad. El primer paso para disfrutar del sexo al aire libre es librarte de la timidez y dejarte llevar por la emoción y excitación de unos besos y caricias en un lugar semi público. Tu cuerpo te dirá qué camino continuar y tu pareja también.
 
Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones antes de tener un encuentro íntimo fuera de las cuatro paredes:
  • Elige bien el sitio del escenario sexual para no caer en el riesgo de quedar expuesta. Ten cuidado de no invadir propiedad privada y hacerlo en lugares donde no existan cámaras de vigilancia. ¡Importante evitar a toda costa las miradas inoportunas!
  • Prepara el antes y el después, y sácale provecho al acto sexual. Ve creando el morbo con tu pareja sobre el encuentro y lleva todo lo que creas que puedes necesitar para terminar la jornada a la perfección. Es preciso tener productos de higiene personal, ropa fácil de quitar y poner o tener ropa cómoda para el acto.
  • ¡No grites! Este es un punto muy importante. Lo excitante del sexo al aire libre es la clandestinidad del asunto. Por eso, es aconsejable mantener la euforia en un volumen discreto y sensual, limitado solo para la pareja. Las respiraciones profundas y el silencio son excitante.

El sexo en verano

Al llegar el verano, nuestra salud sexual influye de forma negativa o positiva en nuestro cuerpo y mente, ya que sufre cambios en cuanto a calidad y cantidad.
 
Es importante reconocer que en el verano tenemos más energía, ya que el calor estimula la producción de oxitocinas y endorfinas, provocando así un aumento del deseo sexual. Además, debido a la ropa ligera que utilizamos, la piel está más expuesta, por lo que el contacto físico es más sencillo y excitante.
 
Otro aspecto importante durante el verano es el papel fundamental que juega el sudor, ya que el olor corporal que surge logra aumentar la líbido. Este aroma es interpretado como una señal sexual por el cerebro de la pareja.
 
El verano puede ser muy divertido para parejas solteras o recién casados sin hijos, porque les anima a tener relaciones sexuales en ambientes externos y de formas fuera de lo común. Algunas situaciones que te harán disfrutar más el sexo en verano son:
  • Sudor. Ver y sentir a tu pareja sudada puede resultarles muy excitante, ya que sería una especie de lubricante natural para ambos, con sus aromas auténticos que solo ustedes conocen durante el sexo.  
  • Menos ropa. Como hace tanto calor, de seguro estarán en vestido de baño, trajes cortos, shorts, ropa fácil de quitar, sin ropa interior, lo cual facilita poder hacer el amor en cualquiera parte.
  • Luz. Debemos aprovechar el sol, ya que aumenta los niveles de testosterona y de estrógeno, incrementando así el deseo sexual y estado de ánimo. Es por esta razón que cuando estamos en la playa con nuestra pareja nos excitamos tanto. 
  • Fantasías acuáticas. Las fantasías acuáticas resultan muy llamativas para las parejas, ya sea en el río, la playa, el lago, la piscina, el jacuzzi... La diferencia es que unas son en privado y las otras en público. Debes tener mucho cuidado con embarazos, las infecciones y las ETS, ya que los condones no soportan los componentes salinos o químicos. Sin embargo, para no quitar la diversión, puedes probar tener sexo en la arena a la luz del día con una pareja confiable, evitando que entre arena en las zonas íntimas.
  • Camping. Nada más divertido que ir a acampar en pareja, una buena opción para cambiar la rutina es hacer el amor bajo la luz de la luna en las noches de verano, pero eso sí con bastante repelente.
  • Pal’ monte. Hacer el amor en un bosque es una opción romántica y a la vez salvaje. Ambos pueden disfrutar del sudor, la suciedad del ambiente y el ritmo cardiaco acelerado (en caso de que alguien los pueda ver). Lleva una manta para el suelo para no rasparse las rodillas.
  • Buena vista. Alquila una habitación en un hotel con vista al mar y hagan el amor de desayuno, a la luz del sol, con esa buena vista. Seguro serán unas vacaciones inolvidables.
  • En el balcón del hotel. Si has pedido la habitación con balcón y tuvieron la fortuna de hospedarse en un piso alto ¡aprovecha la oportunidad y disfruta la doble buena vista!
  • En el jardín de la casa. Desempolva tu equipo de acampado y comienza a probar posiciones para cuando salgan de paseo. La opción más libre es ¡fuera ropa y probar la resistencia de los muebles del jardín!
  • En la playa. Lleva una toalla o una manta para tumbarse sobre la arena, busquen un lugar aislado de las miradas incómodas y denle rienda suelta al romance. 
Recuerda que el órgano sexual más importante es el cerebro y para salir del aburrimiento la creatividad es tu mejor aliado. 

Leer más: Aumenta tu deseo sexual de forma natural con estos alimentos

  • Compartir: