Cómo vestirte de forma congruente según tu edad

 
Mar, 11/12/2019 - 16:06
Aunque el estilo está regido por diferentes circunstancias y es personal, ciertos lineamientos te ayudarán a proyectarte acorde a cada etapa de tu vida.
En el proceso de evolución de cada mujer lo ideal es que en cada etapa tenga un estilo acorde a su ritmo de vida, las metas personales y profesionales y cómo quiera ser recordada en cada ámbito. La consistencia y congruencia es parte de una buena imagen personal.
 
Tener claro quiénes somos, respetarnos íntimamente y tener metas se nota cuando sabemos ser coherentes con el hecho de que hay un tiempo, un lugar, una ocasión y personas con las que interactuamos en cada momento. 
 
Aunque la imagen está íntimamente relacionada con los estilos personales, aspiracionales, punto geográfico donde se vive, el estilo de vida, la personalidad, filosofía de vida, entre otros, toma en cuenta lo siguiente para proyectarte de acuerdo al momento de tu vida en el que te encuentres: 
 
* La vestimenta de una joven adolescente es mucho más libre y menos compleja. Es una etapa que hay que vivir con las rebeldías típicas, sobre todo por que es el momento de equivocarse, o que parezca poco lógica, para luego no hacerlo cuando se esté mayor. Cualquier prenda de vestir o estilos y combinaciones que luzcan inmaduros, divertidos, muy relajados, sports, prendas cortas, ajustadas, extremas en su estilo, entre otras, suelen ser parte del look esperado en un adolescente. 
 
* Entre los 20 y los 30 años se experimentan muchos cambios.  Es tiempo de adaptarse a las reglas o políticas de ambientes predeterminados, como la inserción en el medio laboral donde la marca del negocio es más importe que nuestros gustos personales. En esta etapa surgen diferentes escenarios que marcan el estilo, se es más seductora con lo que es natural usar vestuario con toques provocativos, prendas cortas, telas que se ajustan al cuerpo y transparencias. Además, la mujer se basa en la moda y está en búsqueda de una identidad.
 
En esta etapa muchas mujeres experimentan ser madres, y esa maternidad les hace replantear un estilo cómodo. Pero ¡ojo! Cuidado con el abandono personal que suele vivir la mujer en esta etapa.
 
En esta década se forma una reputación a nivel laboral y la imagen debe estar muy dirigida a esas metas. Si buscas verte seria y madura tendrás que bajarle al nivel de seducción y lucir cortes más rectos y menos entallados, evitar estampados demasiado florales y con colores dulces y mejores contrastes con colores neutros y oscuros que den seriedad. Si quieres verte cercana luce ropa con aires actuales, desestructurados y con colores claros combinados con neutros claros u oscuros, según el lugar y las funciones que te correspondan. Combinar looks casuales o formales con los sporty encaja perfectamente, sobre todo en tu vida personal. 
 
De los 30  hacia los 45 no pierdas tu rumbo al querer incluir modas muy exageradas y pasajeras o aquellas que te sumen muchos años encima. Muchas sufren frustración por los cambios físicos y se niegan a dejar los 30 atrás. Saber llevar todos los cambios naturales y adaptarse hará más sencillo el proceso y te verás como una persona estable emocionalmente. 
 
En esta etapa la mujer toma conciencia de la imagen y comienza a desarrollar un instinto maduro que le hace muy cuidadosa de su aspecto y deja de ser víctima de la moda. 
 
* A partir de los 45 años es cuando la mujer siente que la moda es muy juvenil con pocas prendas atemporales, demasiada moda pasajera o el extremo de prendas que pueden sumar edad. Puedes cometer grandes errores en el mensaje que envíes a tu entorno si luces prendas que se relacionen con la ingenuidad, rebeldía, ignorancia del estilo e inmadurez. Lo que no fuiste capaz o no te permitían hacer antes de los 25, es mejor que lo dejes en el pasado y no lo pruebes ahora.
 
* Desde los 60 años se luce con más seguridad que nunca, se hacen cambios sencillos y se le da valor al "menos es más". Actualmente las mujeres de más de 60 años ya no le huyen a los colores vivos, cortes actuales ni se centran en lo tradicional. Solo asegúrate de no querer lucir prendas demasiado cortas, mucho escote, mucha piel, ropa demasiado ajustada o que muestran unos looks victimizados por la moda
 
Evita los colores demasiados oscuros todo el tiempo, te verás más fresca y rejuvenecida con colores luminosos como los pasteles acentuados en el rostro con un buen labial y maquillaje estilo natural. Combina más colores neutros que den elegancia y atemporalidad a tus prendas y actualiza con complementos. Los estampados y colores vivos llévalos en los accesorios y hazte cortes de cabello que te den frescura. Luce cómoda con lo que vistas, ya no compites con la inmadurez e inseguridades de otras edades y es cuando más estilo se espera en una mujer. 
 
Debo hacer hincapié que en la actualidad  las tendencias no hacen diferencia entre una mujer de 25 y una de 35 o 40. Cada vez más las modas proponen prendas nuevas muy democráticas y se marca el estilo más por la forma de vida que por la edad. 

Leer más: Aprende a elegir tus colores según lo que desees proyectar

  • Compartir: