Conoce la psicología de los colores de tu armario y cuáles te conviene usar

 
Lun, 09/03/2018 - 12:16
Cada tonalidad envía mensajes diversos, aprende a reconocerlos y a saber escoger qué colores te favorecen más

¡El color es luz!

Un color dice mucho de ti y tu estado de ánimo. Y puede enviar mensajes correctos en situaciones determinadas si así lo decides.  De allí la importancia de conocer cuáles son esos colores, su significado y cómo usarlos a tu favor.

Por ejemplo…

¿Sabías que el color negro significa autoridad y poder? Que se puede malinterpretar como que eres una persona prepotente, distante y misteriosa. Y puedes usarlo cuando quieras que te tomen en serio.  

El blanco significa apertura, inocencia y organización, sus contras es que puedes parecer distante.  Y lo puedes utilizar cuando necesites mostrarte neutral, o al comenzar nuevos proyectos.

El color azul es ideal para entrevistas de trabajo.  Mas no así el rojo que por ser un color que evoca energía, fuerza y coraje; puede ser confundido con sensualidad, agresión y confrontación.  Sin embargo, es ideal cuando quieras cerrar un trato o negocio.

Y el gris o el negro son los tonos más recomendados cuando vayas a solicitar aumento salarial, porque implican negocio y formalidad; pero con cualquier tono neutro también te irá muy bien. ¡No le cuenten a sus jefes que les dije!

Existen colores fríos y cálidos. Es de esta forma como también nos podemos clasificar nosotras, y existen diferentes maneras de identificar esa clasificación en uno mismo. 

En el artículo anterior “Tonos de Piel: ¿cálidos, fríos o neutrales?” (te invito a leerlo si aún no lo has hecho), estuvimos conversando sobre varias pruebas que podemos hacernos para definir si somos frías o cálidas y así conocer cuál es tu paleta de colores.

  • Si eres fría: recordemos que tendrás las venas de color azulado, te quedará mejor el color azul o fucsia (colores fríos) alrededor de tu cara, y por ende los accesorios plateados.

  • Y si eres cálida: tus venas serán de color verdoso, el naranja o amarillo (colores cálidos) te quedará mejor, y los accesorios dorados.

Ahora que ya sabemos si eres fría o cálida, veamos cuáles son esos colores que nos favorecen. Es importante utilizarlos cerca al rostro para darnos luminosidad. Esa luminosidad puedes lograrla con el tono de cabello y la ropa.

Lograrás verte más fresca y lozana.  Tu tono de piel se verá más uniforme y hasta las ojeras se disimularán como por arte de magia.  Y por supuesto no escoger nuestros colores, nos puede hacer ver cansadas y hasta mayores.

Utiliza tus colores preferiblemente en las prendas cercanas a tu cara (o sea de la cintura para arriba); como camisas, bufandas y accesorios (aretes y collares).

Pero si te gusta algún color que no está dentro de tu paleta, no tienes porque renunciar a él; puedes aplicarlo en prendas como faldas, pantalones y hasta zapatos. Y en carteras, siempre y cuando no sean de aza (de colgar en lo hombros).

Ahora que ya conoces la importancia de los colores en nuestra vida estoy segura que te vestirás pensando en cómo sacarle el mayor provecho a tus colores.

Y como el tema de vernos cada día más bellas nunca termina, esto se pone cada vez más interesante.  

Pues les cuento que los colores fríos y cálidos se dividen en cuatro (4) estaciones:                                          

  • Invierno y Verano, que son las estaciones frías.                                                               

  • Otoño y Primavera, que serían las estaciones cálidas.

Ojo, no nos confundamos, esto no tiene nada que ver con el país o el clima en que vivimos. Cada una de estas estaciones tiene su propia paleta de colores.  Y se definen de acuerdo a tu tono de tu piel, de ojos y cabello.

Así que no te pierdas nuestro próximo artículo, donde estaremos viendo cada una de estas estaciones y cómo identificar cuál eres.

Besos, y las (os) espero en el próximo…

 
  • Compartir: