Guía definitiva para usar el brillo en Navidad y Año Nuevo, sin cometer errores

 
Jue, 12/13/2018 - 14:38
Las fiestas de fin de año son fechas en las que se permiten los brillos, las lentejuelas, los dorados, los plateados y todo aquello que generalmente tenemos que controlar con mayor cautela. Aprende cómo usar la tendencia.
Un año más y de nuevo se avecinan las fiestas de fin de año, fechas especiales en las que todos, sin excepción, nos esforzamos por ponernos nuestras mejores galas para despedir el año y dar inicio a otro nuevo. Y es en ese afán de impresionar y de brillar que a veces nos pasamos de emoción y esto nos lleva a estrellarnos, en lugar de ser estrellas.
 
Sí , así es, las fiestas de fin de año son fechas en las que se permiten los brillos, las lentejuelas, los dorados, los plateados y todo aquello que generalmente tenemos que controlar con mayor cautela. Pero ¡ojo! Si se lo quieren poner todo junto, o si no se miran al espejo antes de salir (o al momento de elegirlo), pueden llegar a parecer una bola caída del árbol de Navidad.
 
Les voy a dar algunos consejos para tratar de evitar caer en ese tipo de errores:
En primer lugar, y lo más importante es que sea lo que sea que decidan ponerse, lo lleven con seguridad. Si están dudando acerca de algo que se van a poner, es porque probablemente no es lo que más les favorece y lo van a transmitir. Es una época para atreverse, pero hay que hacerlo con sentido común.
 
Por favor, ¡busquen un espejo en su casa y mírense!, observen su cuerpo y detecten qué partes quieren potenciar y mostrar, y cuáles desean esconder o disimular, ya que al tratarse de “looks” llamativos y atrevidos, deben jugar bien para que el foco de la mirada se concentre solo donde ustedes quieren.
 
Una vez que hayan detectado qué partes potenciar y cuáles disimular, busquen “looks” que cumplan esa función. Si lo que quieren realzar son las piernas, deben conseguir algo corto, o con alguna transparencia; si, por el contrario, las quieren disimular, opten por vestidos o faldas largas y con vuelo.
 
Recuerden que los brillos agrandan, así que en aquellas partes del cuerpo donde decidan usarlo (bien sean plateados, metalizados o lentejuejas), no solo llamarán la atención , sino que además su percepción será más grande o ancha de lo que normalmente es.
 
Entonces, si quieren parecer estilizadas, pero aun así quieren usar lentejuelas, les aconsejo que busquen colores oscuros como negro, bronce oscuro, marrón oscuro... todos estos tonos les afinarán la silueta. Si es posible, traten de buscar una talla que les quede cómoda, y no se enfunden en una talla demasiado ajustada, porque eso simplemente las hará parecer con unos kilos extras.
 
No nos podemos olvidar de que en estas fiestas uno come y bebe mucho, así que si el vestido les queda muy ajustado, en el medio de la noche corren el riesgo de que alguna costura ¡empiece a ceder!
 
Bromas aparte, elijan siempre la talla que les corresponda y no compren algo más pequeño con el firme propósito de bajar de peso antes de tener que usarlo, porque corren el riesgo de que eso no suceda.
 
La elección de los accesorios es sumamente importante. Fíjense bien en el tipo de vestido o “look” que han elegido: si el “look” de por sí ya es muy recargado, con pedrería o mucho brillo, traten de buscar zapatos y cartera más sencillos; además utilicen accesorios finos y no muy recargados. Si, por el contrario, han elegido un atuendo de corte simple, entonces pueden jugar con zapatos y bolsos más recargados y ponerse algún accesorio (pendientes, pulseras, etc.) más fuertes e importantes.
 
Pero, ¡por favor! No quieran ponerse todo, no quieran que todo en su “look” sea llamativo, porque eso solo ensucia el “outfit”, y el resultado es que nada de lo que lleven luzca.
 
Y por último, pero no menos importante, los colores. Sí, ya sabemos que es Navidad, pero entendamos que el verde y rojo son una combinación de colores muy navideña, pero exclusiva de la decoración... ¡No se les vaya a ocurrir usar esta fusión de colores en sus “looks”! Si lo hacen, corren el riesgo de que alguien las confunda con un regalo navideño y las coloque bajo el árbol de Navidad.
 
Y con esto yo también aprovecho para despedir el año y desearles a todos que pasen unas muy felices fiestas y que tengan un inicio de año maravilloso. Pero sobre todo... ¡que luzcan como estrellas en sus eventos! 
  • Compartir: