Técnica Shellac: todo lo que debes conocer

 
Mié, 02/07/2018 - 16:40
Te damos toda la información necesaria para que entiendas este tipo de manicura y decidas si vale la pena la inversión, ¡mira!

Entra a cualquier salón de belleza y verás la siguiente situación: existen dos tipos de clientas, aquellas que todas las semanas acuden a realizarse su tradicional manicura, cambiando el color de sus uñas, o aquellas que han descubierto técnicas que prometen mayor durabilidad. El shellac está dentro de estas, y es una técnica que odias o que amas, y mucho dependerá de quién y cómo te la apliquen. 

Esta técnica tiene como premisa  proporcionar una manicura instantánea, sin manchas, que pueda durar hasta cuatro semanas. ¿Suena fantástico, verdad? Sin embargo, puede tener algunas contras. Aquí reunimos toda la información, y dejaremos que  decidas si sus “pros” superan a sus “contras”. 

Una de las primeras ventajas que ofrece esta técnica es el rápido secado de tus uñas. Podrás decirle adiós a esa media hora en la que quedabas inmóvil para no dañar ni manchar tus uñas con nada. Además, la durabilidad de esta técnica es otra bondad inigualable. El shellac puede permanecer intacto por 3 o 4 semanas, sin perder el brillo del comienzo. En este aspecto, es mejor que otras técnicas de manicura permanente, ya que elimina pasos como el esculpido, el relleno de las uñas, el material acrílico, entre otros. 

Entre sus desventajas, la primera y más cuestionada por todos es la salud de tu uña natural. La aplicación repetida de shellac puede dar como resultado uñas quebradizas, peladas y generalmente débiles, gracias al calor ultravioleta y los métodos de eliminación de abrasivos. Mientras, este material  puede afectar la salud de tus uñas, la solución más fácil es tomar un respiro entre las manicuras de este tipo. El costo también es algo que muchos pueden mencionar como una contra, para que tengas una idea, en la mayoría de los salones de belleza, una manicura permanente shellac puede costar el doble de una regular. Sin embargo, si los vemos en función de tiempo, tendrás que pagar esto una vez al mes, mientras que con una manicura regular deberás pagar menos, pero cada una semana o semana y media.

Leer más: 7 consejos que alargan la vida de tu manicura

Otro aspecto que deberás tomar en cuenta es que si eres del tipo de persona que se aburre con el color de sus uñas y le gusta cambiarlo cada semana, entonces, es mejor que te mantengas alejada de esta técnica.

Te presentamos aquí un paso a paso por Vantash Salón para que comprendas la correcta aplicación de esta técnica y puedas así asegurar la inversión que realizarás en tus uñas.  

  • Compartir: