Un manicure a tu alcance

 
Jue, 02/11/2016 - 17:18
Al igual que otras partes del cuerpo, las manos hablan de ti. Aprende cómo llevar esta carta de presentación de forma impecable.

La forma en que nos presentemos ante el mundo dice mucho de nosotros, es por ello que en esta entrega de “Verse bien” te enseñaremos algunos trucos para mantener tus manos y uñas radiantes, que no te quitan mucho tiempo y que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar. Para empezar, es necesario que tengas las manos limpias. Si tienes algún esmalte puesto, quítalo con un algodón impregnado de acetona suave. Repite tantas veces sea necesario. Procura lavarlas siempre después de realizar una actividad, pero no con cualquier jabón porque la mayoría tiene ingredientes que reseca las manos. Se recomienda utilizar jabones que contengan miel, lanolina o vitaminas.

  1. Una vez lavadas, aplica en ellas crema y aprovecha este momento para darte un masaje relajante. Frota desde la punta de los dedos hasta la muñeca, con movimientos circulares y muy suavemente.
  2. Lima las uñas con cuidado para reducir el tamaño y darles forma ovalada o cuadrada, según sea tu preferencia. Elige limas de cartón, ya que son más delicadas con las uñas y evitarán que se quiebren.
  3. Aplica una crema especial para tus cutículas, repartiendo el producto por todos los bordes y deja actuar unos minutos. Empuja ligeramente la cutícula hacia dentro con ayuda de un palito de naranja. Luego sumerge los dedos por unos minutos en agua tibia para eliminar el producto. Evita cortarte las cutículas, de lo contrario crecerán mucho más fuertes y duras. Si las tienes muy irregulares, recórtalas con ayuda de un alicate.
  4. Aplica un esmalte base para evitar que las uñas se manchen. Después, aplica el esmalte de tu elección con tres pinceladas, una en el centro y luego a ambos lados desde la base hasta la punta. Para obtener un buen resultado, aplica primero una capa fina, luego otra capa. Ten paciencia para dejar secar la primera. Cuando elijas el color de la laca, debes tener en cuenta la ocasión, el maquillaje y la ropa que utilizarás para que todo luzca en armonía.

 

En el mercado local puedes encontrar todas las herramientas necesarias para que puedas realizar el “manicure” en casa. Solo recuerda esterilizar tus utensilios con alcohol cada vez que los utilices.

 

Existen multitud de estilos, formas y colores para adornar las uñas, pero cualquier tipo que elijas está precedido por la manicura básica. Lo más importante es que si optas por hacerlo en casa, debes mentalizarte que el proceso toma su tiempo y debes llenarte de mucha paciencia.

  • Compartir: