Agatha Ruiz de la Prada viste de su arcoíris a la Gran Manzana

 
Mié, 09/12/2018 - 12:56
La mezcla de colores y formas de la española Agatha Ruiz de la Prada llega al New York Fashion Week con su colección primavera/verano 2019.

La diseñadora española mostró estampados florales, de líneas, una gama de colores vibrantes, lentejuelas y sus distintivos corazones que sirvieron para adornar las piezas de las cabezas en las modelos. La colección está compuesta por pantalones, flotadores, faldas, vestidos ceñidos al cuerpo en corte de línea recta sin mangas, a mitad de pierna y otros cortos,  sin dejar su peculiar vestido tipo michelín y de gran volumen. Ruiz de la Prada aseguró que se trata de una colección "muy especial", confeccionada con telas de cortina, inspirada en una escena de "Sonrisas y lágrimas" de Julie Andrew, en que la protagonista hizo lo mismo.

Vestidos de lunares, manga tres cuartos, otros de líneas rosas adornados con labios y un ojo con un corazón brindaban un aspecto muy surrealista. El largo del vestuario llegaba a las rodillas, recostados sobre ellas con un volante amplio, mientras contorneaban su cuerpo y animaban al público lanzando besos. Las chaquetas deportivas de lentejuelas iban sobre los bañadores.

Al ritmo de "Tengo el corazón contento", del argentino Palito Ortega, y otra música en español de la década de los 60, las modelos mostraron en la pasarela juveniles los diseños de trajes de baño, con diferentes estilos de mangas tipo globo.

Sin temor a desafiar los métodos tradicionales, combinó una falda pantalón con franjas amarillas y blancas con una blusa rosada de estampados. Sin embargo, no abandonó el estilo clásico como en un vestido de tejido blanco adornado con plumas amarillas sobre el busto.

Previo al primer desfile, realizado en la sede de Google, en el vecindario de Chelsea, Ruiz de la Prada comentó que "estar en el Fashion Week de Nueva York es siempre estimulante", cumpliendo así su sueño de llevar su propuesta a este lugar. "Yo siempre vivo soñando, y cuando sueñas se te cumplen", afirma mientras caía en cuenta de la veracidad de su frases.

"A mi me gusta siempre estar haciendo ejercicios sobre el mismo tema pero adaptándolos a los momentos siempre con mi estilo porque es importante ser fiel a ti mismo", argumenta. "Mi ropa tiene un estilo que no pasa de moda pero siempre tienes que darle un toquecito", agrega.

El objetivo de la modista es llenar de su arcoíris a la Gran Manzana, reforzando el “movimiento procolor” que existe a comparación de hace 10 años. Agatha llegó a Nueva York hace 12 años donde abrió las primeras dos tiendas.

Agatha Ruiz de la Prada afirma a Efe que lo importante de la moda "es que vas contando como una historia que vas adaptando como tu vida, que a veces hay momentos que crees que las cosas se van estropeando pero es al revés, se van arreglando y ahí vamos cambiando”. Sus diseños deben de ser cómodos, elegantes "fashion" y sobretodo modernos.

Ruiz de la Prada también presentó su propuesta en los eventos de Diseñadores de Moda Latinoamericanos, a los que se unió hace dos años, y a los que considera "como una familia". El evento que comenzó hace nueve años, en el corazón de la comunidad dominicana, en Washington Heights, que ha pasado por distintas transformaciones como el lugar de la sede y su nombre. Continúa con la meta de dar a conocer y reunir en Nueva York a modistas de diferentes países de latinoamericanos. Este año participan Venezuela, Chile, Bolivia, Colombia, El Salvador y España.

  • Compartir: