El peligro de los biopolímeros ¡Que no te pasa lo que a Sandra Sandoval!

 
Mar, 05/15/2018 - 11:30
Este tipo de sustancias no son compatibles con el organismo, pero se venden bajo la falsa promesa de aumentar el volumen de diferentes áreas del cuerpo o rostro. Los efectos suelen ser devastadores, tal como le ocurrió a la artista panameña

El fin de semana pasado, la artista panameña Sandra Sandoval colgó un video en su cuenta de Instagram, donde le comentaba a sus fanáticos un secreto: Hacía 18 años se había inyectado biopolímeros en sus pantorrillas para aumentarles el tamaño.

La artista nunca imaginó que aquella decisión, que tomó en contra de su esposo y movida por la tendencia del momento, se convertiría en su pesadilla. En lugar de embellecerla, el biopolímero le causó estragos a su salud."Fui la mujer más sufrida de este planeta, eso se me ponía muy feo, se me hinchaba, no se engruesó nada, lo que hizo fue dañarme todo el músculo y el huseo", lamentó la cantante, anotando que incluso tuvo que empezar a tomar corticoides.

Sandra, además mostró una foto donde se veía su pantorrilla muy maltratada, producto de los biopolímeros."Les juro que se me pueden caer los pellejos de la cara y del cuerpo, que no velvo a meterme nada...Eso me pasa por yegüa", confesó la "Gallina fina" a sus seguidores, alentándolos a tomar conciencia y no inyectarse sustancias dañinas, por cuestión de belleza.

El caso de Sandra se hizo viral; sin embargo, dada la naturaleza de los biopolímeros, no es de extrañar las consecuencias negativas. Desde que se comenzaron a utilizar las sustancias inyectables para fines estéticos, la comunidad médica ha advertido sobre sus peligros.

En su página web www.topdoctors.com.co el doctor Carlos Alberto Ríos García comenta que los biopolímeros no son aptos para el uso humano, ya que afectan a diferentes tejidos, órganos y sistemas. "Usualmente producen lesiones irreversibles y ocasionalmente irreparables", advierte.

Las sustancias, de origen sintético u orgánico, incluyen componentes tales como silicona líquida, algunos derivados de la parafina, aceites industriales e incluso cemento óseo.

El riesgo para la salud

El especialista en cirugía plástica, estética y reconstructiva, explica que los biopolímeros son xenobióticos, es decir, sustancias completamente extrañas para el sistema, los cuales pueden causar daños irreversibles en el lugar donde fue inyectado o en otros lugares, próximos o distantes.

"Puesto que éste es un material líquido, puede llegar a los pulmones y al cerebro, alterando los mecanismos de oxigenación de estas estructuras, actuando como una barrera que impide el paso adecuado de oxígeno, lo que puede llegar a causar la muerte del paciente", detalla.

El peligro de estas sustancias sobre el organismo es tal, que según el doctor, los pacientes pueden desarrollar una condición denominada alogenosis Iatrogénica (alógeno: extraño al organismo, Iatrogénico: daño causado por otra persona) y un síndrome autoinmune conocido como Síndrome de A.S.I.A., (un conjunto de síntomas similares a enfermedades autoinmunes que empeora el pronóstico de los pacientes).

¿Cómo eliminar estos biopolímeros del cuerpo?

Debido a los graves daños que causan los biopolímeros sobre el organismo, el galeno sugiere eliminar los depósitos del material inyectado, aunque no exista inflamación o dolor. Para ello, se debe hacer un procedimiento con un cirujano estético, que incluye un conjunto de técnicas quirúrgicas, con el fin de reducir los efectos negativos.

No obstante, el cirujano advierte que es imposible retirar el 100% de los biopolímeros inyectados, debido a que se infiltran en los tejidos sanos. "La sustancia se infiltra en tejidos como músculos, se ubica cercana a vasos sanguíneos de gran calibre y tejido nervioso, lugares donde no se puede manipular la sustancia", ilustra.

Sandra grabó su video desde una clínica en Bogotá, Colombia, donde se sometió a un procedimiento de retiro de biopolímeros, aunque no le removieron toda la sustancia. La artista se encuentra haciendo terapia para recuperarse. Debe reposar sus piernas durante un mes para así volver a los escenearios. 

La comunidad médica ha señalado que los únicos métodos confiables para dar volumen a ciertas áreas del cuerpo, que tienen evidencia de expertos y garantizan resultados positivos son: La grasa del propio paciente (previamente extraída mediante liposucción e inyectada en la zona deseada en un proceso de lipoinyección) y los implantes (en materiales y tamaños adecuados según el área que se quiera tratar).

Leer más: Entendiendo la liposucción: claves para no caer en ningún riesgo

  • Compartir: