Proyecto que busca redefinir la belleza en la discapacidad llega a Panamá

 
Mié, 12/04/2019 - 18:23
Conoce más sobre Bold Beauty Project, iniciativa que por medio de fotografías busca resaltar la belleza de personas con discapacidad

Bold Beauty Project es una organización que se dedica a crear cambios en la sociedad a través del arte conjugando la belleza y la discapacidad.

Este proyecto surge por primera vez en Estados Unidos en el 2006, gracias a su fundadora, Shelly Baer. Panamá se convirtió en el primer país en replicar la iniciativa por medio de una exhibición fotográfica que presenta a mujeres con diferentes discapacidades, quienes proyectan sus sueños e historias de vida a través del lente representando su propio angulo de la belleza bajo el lema: “Disability becomes beauty, becomes art, becomes change” (la discapacidad se convierte en belleza, se convierte en arte, se convierte en cambio), conmemorando el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. 

“El proyecto busca crear conciencia sobre el ímpetu y fuerza de voluntad de las mujeres, enfocado en crear consciencia sobre cambiar la perspectiva de la belleza”, explicó Sabrina Naimark, fundadora y directora de Impacta, empresa que lleva a cabo el proyecto en el país. Naimark detalló que la idea del proyecto surge luego de una conversación con las fundadoras Shelly Baer y Eva Ritvo, quienes  la inspiraron a realizarlo en Panamá.

La exposición cuenta con la presencia de Eva Ritvo, co-fundadora de Bold Beauty Project y escritora del libro “Bekindr” y de las diez modelos, y diez fotógrafos que participaron en esta iniciativa, que busca también empoderar a las mujeres con discapacidad. 

 

Las diez participantes del proyecto fueron contactadas por Naimark, incluso con algunas de ellas tiene amistad desde hace años. Luego, realizó la mancuerna modelo-fotógrafo según las personalidades de cada uno. “A las modelos del proyecto se les brindó la oportunidad de escoger cómo ellas ven la belleza en base a sueños, metas, logros, retos, demás, para poder traducirla o transformarla en una fotografía”, dijo Naimark. 

 

Cada una de las sesiones fue emocionante para las participantes y los fotógrafos, quienes donaron su talento para este proyecto, para algunos fue una experiencia nueva, pues no tenían experiencia fotografiando a personas con discapacidad.

 

“Este es un proyecto para tomar consciencia y abrir los ojos, la belleza no tiene ángulos ni perspectivas sino cada uno la puede visualizar a su manera”, concluyó Sabrina.

 

 

 

  • Compartir: