Tips para cuidar tu piel si viajas a lugares de clima frío

 
Jue, 12/20/2018 - 06:00
La diferencia de clima puede afectar nuestra piel, por lo que es necesario conocer que precauciones debemos tomar si visitamos algún destino frío

Foto: Beauty Tips

Llegó diciembre y muchos panameños optan por viajar al hemisferio norte y disfrutar de las fiestas de fin de año y vacaciones en un clima frío. Por estar acostumbrado al calor tropical de Panamá, uno de los órganos que más sufre durante el paseo es la piel, que se ve afectada y puede tornarse sensible a las variaciones de temperatura que se dan en el día a día. Por lo tanto, es importante conocer como reacciona la piel a los diferentes cambios y poder brindarle los cuidados adecuados. 

Clima frío vs. Clima tropical

El doctor Franz Barnes, dermatólogo panameño del Centro Dermo, explica que en los climas cálidos las temperaturas elevadas y la humedad provocan que las glándulas sebáceas estén más activas. “Esto ocasiona que, al caer el sudor por el rostro, pueda causar irritación en la piel, haciéndola aún más sensible a los rayos de sol y vulnerable a la aparición de imperfecciones”, explica el Dr. Barnes. 

Por otra parte, en los climas fríos es primordial que la piel se mantenga hidratada, debido a que tiende a resecarse, ser áspera y perder elasticidad. Todos estos factores contribuyen a la aparición de líneas de expresión e irritación en el rostro. Es muy común que en época de invierno –refiérase a climas fríos y no lluviosos– el frío y el viento resequen la piel y la deshidraten. “Como la epidermis se torna más sensible, hay que proporcionarle cuidados especiales. Es fundamental para la salud de la piel echar mano a los recursos y tratamientos orientados a evitar la tirantez, las irritaciones y la sequedad”, comenta el doctor.

Recomendaciones al viajar

El Dr. Barnes comenta que en los lugares donde hay nieve es muy necesario utilizar protector solar, ya que casi toda la luz se refleja en la superficie del copo, por lo que el daño solar suele ser mucho mayor, a pesar de la percepción que se tiene. “La recomendación siempre será tener a mano el mejor protector solar para cada persona (se elige dependiendo de su tipo de piel, y si tiene alguna condición dermatológica de base), y la re-aplicación del mismo cada 2 horas”, agrega.  Además del cuidado diario del sol, el doctor hace énfasis en una buena hidratación con cremas ultra hidratantes y que, si es posible, contengan antioxidantes con el fin de ayudar a la piel a fortalecerse. 

Leer más:  4 cuentas de Instagram que debes seguir si eres amante del 'skincare'

Los labios no se quedan por fuera, ya que son de los más afectados al estar a bajas temperaturas y necesitan una humectación más constante. El Dr. Franz recomienda hidratar con “sticks” para labios durante las excursiones, entre comidas y señala que es importante colocar crema o aceites todas las noches antes de ir a dormir para evitar que se sequen y se agrieten. 

Para el cuidado de los labios recomienda exfoliarlos con un cepillo extra suave –o los dedos–  realizando un masaje superficial, y posteriormente aplicar abundante crema para hidratar. Se recomienda comprar productos que contengan sustancias como glicerina, elastina, colágeno, siliconas, manteca de karité, ácido hialurónico y vitaminas A y E.

El Dr. Barnes comenta que un kit práctico de viaje para el cuidado de la piel debe tener limpiador, hidratante para el día, protector solar, protector labial y crema para mantener la piel oxigenada durante la noche. Si no se posee de mucho tiempo para realizar una limpieza profunda, el dermatólogo recomienda la siguiente rutina express de “skin care”:

  • Lavar el rostro dos veces al día
  • Aplicar crema hidratante en cara, cuello y V del escote
  • Colocar protector solar cada dos horas. Si se ha de tomar una píldora protectora vía oral, solo puede ser una después del desayuno
  • Utilizar serums y cremas para la humectación de la piel durante la noche

Leer más:  Conoce cómo será tu primera consulta en el dermatólogo

via GIPHY

Tips para climas fríos

  • Limpiar la piel 2 veces al día (con agua tibia, en las mañanas y en las noches antes de dormir). El dermatólogo aconseja limpiadores que suman hidratación al manto cutáneo.
  • Utilizar cremas que brinden humectación e hidratación a la piel, preferiblemente que contengan algún antioxidante como las vitaminas C y E, ya que estas reducen el efecto dañino de los radicales libres. Además, recomienda utilizar productos que tengan dentro de sus componentes ácido hialurónico, ya que es un hidratante bastante poderoso y rellena surcos, líneas finas y aporta luminosidad y brillo a la piel
  • Usar sueros durante la noche, salvo que el dermatólogo indique una crema de tratamiento específica. Los sueros son ideales para la noche porque tienen activos concentrados. Con unas pocas gotitas se cubre las zonas de cara y cuello. Libres de aceites, tienen rápida acción y reparación profunda. Poseen efectos embellecedores inmediatos, aunque la misión principal es tratar la piel en el largo plazo.
  • Proteger los párpados. Aplicar serum o gel antiage, según cada necesidad (hidratar y/o reducir las bolsas).

El dermatólogo además ofrece unos tips generales a considerar siempre al momento de cuidar la piel, ya sea durante la compra de productos o la realización de algún procedimiento. 

  • Beber dos litros de agua diarios, ya que contribuye a la hidratación de la piel.
  • Recordar que la época de invierno es la mejor para realizar los peelings, ya que disminuye el riesgo de manchas
  • Utilizar bloqueador solar con un factor de protección de 50 o más (50SPF) y aplicarlo a todas las zonas expuestas como el rostros, cuello, V del escote y manos. No olvidar re-aplicarlo cada dos horas, así se esté a bajas temperaturas. 
  • Siempre realizar la rutina de “skin care” día y noche y procurar que los productos que se utilicen contengan antioxidantes o antiinflamatorios. 

 

  • Compartir: