7 elementos para conseguir una buena salud mental

 
Jue, 05/16/2019 - 16:26
Nuestra salud mental es tan importante como nuestra salud física. Ponerle atención es hacer prevención.

Vivimos en un mundo donde todo corre tan rápido que ni siquiera nos damos cuenta, sentimos muchas cosas, pero no le prestamos atención a ninguna. Vivimos preocupados, estresados, ansioso por el mañana. Definitivamente todo esto afecta nuestra salud mental y cuando esta es afectada, la salud física también cae. Por esto hoy quiero hablarte sobre los ingredientes básicos para una buena salud mental, algo de lo que hablamos muy poco, pero que nos falta mucho.

Leer más: 5 cosas que no parecen depresión pero en realidad lo son

Para tener una buena salud mental no hay una receta única, ya que cada uno de nosotros tiene que ir formando la propia debido a que somos diferentes y tenemos distintas necesidades y si este proceso es llevado de la mano de un profesional de la salud mental tendrás mejores resultados. Lo que sí te puedo asegurar es que puedes ir agregando los siguientes ingredientes a tu propia receta para ir dando una buena sazón a tu estilo vida.

Leer más: 7 consejos para enfrentar la ansiedad

  1. Conéctate con los demás. Somos seres sociales y no hay nada que nos haga sentir mejor que estar rodeados de personas que nos quieren ver bien, estos círculos de apoyo como la familia o las amistades hacen que los momentos de adversidad no sean tan difíciles.

  1. Ejercítate para sacudirte el estrés: Personalmente este es el ingrediente que más me cuesta de todos, probablemente seas uno de los míos. Pero, aunque muchas veces no lo tomemos en cuenta como un liberador de estrés, lo es. Cuando hacemos ejercicio liberamos endorfinas y esto nos ayuda a relajarnos y sobrellevar el estrés del día. Ponte retos, como, por ejemplo, no dejar pasar la semana sin que hayas hecho ejercicio por lo menos 3 veces.

  1. Piensa antes de actuar: Normalmente ni siquiera pensamos en este ingrediente. Decimos cosas que lamentamos haber dicho y no podemos cambiar. Recuerda que somos esclavos de lo que decimos. Piensa antes de actuar, quizá preguntas como estas podrían ayudarte: “¿Qué causará en la persona lo que le quiero decir?” “¿Es el momento correcto para decirlo?” “¿Estaré usando las palabras correctas?”. Si piensas en estas preguntas antes de hacer comentario podrías ahorrarte muchos problemas, disgustos y hasta mal entendidos.

  1. Duerme las horas que tu cuerpo necesita: supongo que como a mí te ha pasado que cuando no duermo bien ando de mal humor todo el día y debido a esto no soy capaz de realizar mis responsabilidades con excelencia. Si trabajas o eres estudiante, debes de saber que trabajar o estudiar hasta la madrugada justo antes de entregar el proyecto o hacer un parcial no es una buena idea, el sueño es muy importante para nuestra consolidación de recuerdos, memoria y concentración. Te saldrá mucho mejor organizarte que desvelarte. Duerme las 8 horas que debes dormir y verás que tu rendimiento estará al máximo.

  1. Busca ayuda cuando lo necesites: la mayoría de las veces nos negamos a pedir ayuda, pensamos que quizá solo es un mal rato, pero si ves que ese “mal rato” se prolonga y te está afectando en cualquier área de tu vida, ya sea trabajo, familia o estudios, lo más recomendable es que pidas ayuda. Hay profesionales de la salud mental que están dispuestos a hacerlo. Recuerda que ir a psicólogo para locos. Una persona que va al psicólogo es aquella que está dispuesta y tiene el valor de afrontar sus problemas, para así mejorar para él mismo y para los que lo rodean.

  1. Aprende a reconocer y expresar tus emociones: Expresa lo que sientes. No te guardes todo lo que te pasa. Es cuestión de aprender a canalizar las emociones positivas y aprender a controlar las emociones negativas.

  1. Involúcrate: involúcrate en actividades que haya en tu comunidad, puede ser en fundaciones, en tu iglesia, en obras sociales. Esto te permitirá tener un rol y un propósito dentro de la sociedad.

A medida que vayas agregando estos ingredientes a tu vida irás viendo cómo todo se puede ver desde otras perspectivas. Estos ingredientes no te eximen del dolor o de sufrir en algún momento, pero te ayudará a sobreponerte a ese dolor y a tener una mejor calidad de vida. Recuerda que tu salud mental es importante y que, si no hay salud mental, no hay salud física.

Leer más: COMPROBADO: Las redes sociales causan "FOMO" y por lo tanto, depresión

  • Compartir: