El porqué debes planificar recesos durante el día en la oficina

 
Vie, 06/02/2017 - 12:51
Los tiempos de ocio ayudan a devolver la concentración y poder aumentar nuestra productividad

No es muy común que en una empresa alguien programe sus recesos. Excepto el de la hora del almuerzo...

La mayoría de nosotros enfrentamos el día como se presenta y no lo estructuramos. Pocos realizamos un plan de tareas diarias o de recesos entre lo que tenemos que hacer.

via GIPHY

Pero una investigación reciente demuestra que es necesario. Publicado en la revista Behavioral Organization and Human Decision Processes, el estudio encontró que el tiempo de inactividad es más refrescante y más eficaz para ayudar a la gente a volver a la cima de su productividad cuando está planeado de antemano.

Para ambos experimentos, a algunas personas se les asignaron periodos específicos de tiempo para trabajar en cada segmento, mientras que otros podían cambiar cada vez que quisieran. Y en cada caso, los autores explicaron en Harvard Business Review que, aquellos con horarios más claros fueron más exitosos que sus compañeros más libres. 

Los participantes que no se apartaron de una tarea en intervalos regulares tenían más probabilidades de escribir "nuevas" ideas que eran muy similares a las últimas que habían escrito. 

"En una vena similar, otros estudios han encontrado que los breves descansos durante la generación de ideas pueden aumentar la variedad de ideas generadas. Los hallazgos de estos investigadores, junto con los nuestros, sugieren que el ajetreo y bullicio de su vida laboral diaria puede facilitar su creatividad si le lleva a alejarse de una tarea y refrescar su pensamiento", explican los investigadores en Harvard Business Review. 

Los investigadores también ofrecieron algunos consejos sobre cómo poner sus hallazgos en uso: "Establece pausas a intervalos regulares. Cuando ya no funcionen, cambia las tareas: organiza papeles, revisa tu correo electrónico, o limpia el escritorio, y luego regresa a la tarea original ", escribieron.

A veces, lo que se siente como productividad es realmente sólo la regeneración de ideas antiguas - y a veces, el camino hacia la productividad real, es a través de un tiempo de no hacer nada.

  • Compartir: