Ciencia y tecnología: las mujeres detrás de esta rama en Panamá

 
Vie, 12/28/2018 - 06:00
Estas son algunas de las panameñas que dejan en alto el nombre del país en el ámbito científico

Foto: mundoflores.net

Por: Laura Marín A pesar de ser un campo donde el hombre prevalece, sobre todo en los cargos de responsabilidad, estas mujeres han sabido abrirse camino y dejar el nombre de Panamá y el poder e intelecto femenino en alto. ¡Conócelas!

Panameñas en la ciencia

Erika Podest

Erika Podest es una científica panameña con más de 10 años de experiencia en la administración nacional de aeronáutica y espacial. Estudió Ingeniería Eléctrica en la Embry-Riddle Aeronautical University de Prescott, en Arizona, y se especializó en física aplicada sobre el medioambiente en la University of Dundee de Escocia (Reino Unido). 

Podest nos explicó, en una entrevista durante su visita a Panamá para la Semana de la Ciencia: “Nunca he sentido ningún tipo de discriminación por ser mujer, ni por ser latina en Estados Unidos. Aunque sí tengo que admitir que es un espacio donde hay más hombres que mujeres”. En referencia a la situación en Panamá, la científica de la Nasa asegura que “todo está cambiando, hay más énfasis y  más educación en la ciencia y la tecnología. Senacyt ha hecho un muy buen trabajo, alabo el esfuerzo de la Alcaldía de Panamá y el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos porque estas son muy buenas actividades. Ha progresado el tema de educación en ciencia y tecnología, ingeniería y matemáticas, pero todavía hay camino para recorrer”.

Eugenia Rodríguez y Nadia de León

Eugenia Rodríguez Blanco es investigadora del Centro de Investigación de la Facultad de Humanidades de la UP,  miembro del Sistema Nacional de Investigación y ha liderado varias investigaciones sobre la situación de las mujeres desde una perspectiva de género y etnicidad. “Las mujeres participan en la ciencia condicionadas por roles, estereotipos y relaciones de género vigentes en nuestra sociedad. Ello explica que se encuentren infrarrepresentadas en algunos campos de la ciencia,  pero también que se encuentren prácticamente ausentes en los puestos de toma de decisión”. No obstante, “las mujeres panameñas estamos llegando, cada vez más a participar y destacarnos en el sector. El interés por mejorar la ciencia, diversificando la participación en ella, también se ha incrementado en las instituciones responsables  del país”, remarca  Nadia de León, miembro del equipo del estudio “Mujeres y CTI en Panamá: Recolección de datos y análisis de la situación de las mujeres en el campo científico y tecnológico en Panamá”. Senacyt, 2018.

Gisela Torres

Gisela Torres de Clunie, directora de Innovación y Tecnología Educativa en la Universidad Tecnológica de Panamá, es la impulsora de la educación virtual en el país. Doctora en Ingeniería de Sistemas y Computación y especializada en Tecnología aplicada a la Educación, puso en marcha en 2001 un proyecto de educación virtual en la UTP, convirtiendo la institución en referente, no solo local, sino también de toda la región, e incluso a nivel internacional. 

Ella misma fue una pionera. Estudiante del primer grupo que ingresaba en el recién creado Instituto Politécnico de Panamá, se interesó desde bien joven en lo que por entonces era un área casi desconocida: la informática. Asegura que ella “no ha encontrado dificultades en el camino” porque nunca ha mirado si estaban ahí.  “Se trata de trabajar mucho. Yo me especialicé en un área novedosa, me doctoré e impulsé la educación virtual de manera que colocamos la Universidad Tecnológica como polo de referencia. Todo eso hizo que me miraran, sí, pero por mis logros y no por ser mujer”, asegura. 

Leer más: Ciencia y tecnología: ¿tienen nombre de mujer?

“Panamá ha cogido el tren y avanza  en las áreas de tecnología y ciencia”, asegura Torres, remarcando la importancia de la universidad en este avance y en la inclusión de las mujeres en la industria. “Cada vez hay más mujeres estudiando tecnología, y hay más egresadas  ocupando buenas posiciones en el mercado laboral”, reflexiona la investigadora.

Dafni Mora

Dafni Mora, profesora, investigadora y coordinadora de extensión de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Panamá, inició su carrera en la empresa privada porque “entonces no se daba a conocer  las salidas sobre investigación”. Pero sentía curiosidad por esa área y pudo ingresar, primero gracias a una beca de la Senacyt  vinculada al área de las energías renovables, y después a una beca de doctorado en Italia. “No es fácil siendo mujer, porque tienes responsabilidades en el hogar y con los hijos. Es un reto  personal, pero era  lo que yo quería  y trabajé por ello”, apunta Dafni.

Mayte Zambrano

Mayte Zambrano, directora ejecutiva del CEMCIT-AIP y profesora de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Tecnológica, cree que las mujeres tienen una ventaja: pueden hacer más de una cosa a la vez. Y ella lo demuestra en su trayectoria: Estudió Ingeniería Eléctrica y Electrónica y tuvo a su primera hija en el último curso. Unos años después, acabó su doctorado también estando embarazada, esta vez de gemelos. “Para nosotras muchas veces es más difícil porque no jugamos al mismo nivel, pero hay que mantenerse enfocadas y hay que ser perseverantes”, asegura.

Jessica Guevara

Jessica Guevara, docente, investigadora y coordinadora de extensión en la Facultad de Ingeniería Eléctrica en la Universidad Tecnológica, se doctoró en el área de los sistemas eléctricos de potencia en un aula donde era la única mujer. “Aunque al principio me preguntaban si estaba segura, yo nunca me preocupé de ver que mis compañeros eran todos hombres, sino que me dediqué a estudiar y buscar soluciones”. Al volver a Panamá, inició su etapa como profesora en la que asegura ser su “mayor retribución”: Formar, incentivar y motivar  futuros profesionales.

Leer más: Ana Franco: una científica panameña involucrada en el estudio meteorológico

Un reconocimiento a las mujeres

El Premio Nacional L'Oréal "Por las mujeres en la ciencia", que cuenta con el apoyo de la Senacyt, premia el trabajo científico liderado por mujeres panameñas y desarrollado en el país, otorgando un subsidio para contribuir al desarrollo del proyecto y consolidar el rol femenino en el sector. El premio de la edición 2018, entregado a finales de noviembre, fue para Lorena Coronado, con una propuesta del área de física que trabaja sobre el “diseño y prueba de aplicadores in vitro para el uso de energía electromagnética contra el parásito de la malaria”.

  • Compartir: