5 tips infalibles que debes poner en práctica si eres un papá primerizo

 
Mar, 06/25/2019 - 11:45
Si eres padre por primera vez, te comparto cinco aspectos que pueden ayudarte a ser tu mejor versión.
Si eres de los que andan preocupados por estrenarse en la paternidad y con miedo a hacerlo mal o preguntando por todas partes qué debes hacer, significa que cuando llegue la “hora cero” de ser papá, lo vas a hacer bien.
 
Sin embargo, creo que en estos tiempos modernos aún nos falta más campañas para promover la participación del padre en la paternidad y crianza como tal. Todavía la responsabilidad del cuidado recae sobre la madre y seguimos con el mito de que el papá solamente la “ayuda”, ignorando así el rol fundamental que tiene como cuidador. 
 
Si eres papá primerizo, te comparto cinco aspectos que pueden ayudarte a ser tu mejor versión. 
 
  1. Crea un plan con tu pareja. El cuidado del bebé, los horarios de las noches, la alimentación, las visitas y las citas al pediatra son tema de los dos. Discutan un plan, conociendo sus fortalezas y limitaciones, para que cada quien pueda cumplir con su rol de la mejor manera. Tu bebé se beneficiará y ustedes también.
  2. Balance entre la vida laboral y la familiar. Los cambios nos cuestan y es normal, pero tarde o temprano debemos afrontarlos. Aún queda mucho por hacer a nivel de leyes para promover las “licencias de paternidad” a los hombres; sin embargo, quizás puedas contar con un poco más de flexibilidad de horarios los primeros meses o preparar con anticipación unas vacaciones para poder también vivir la experiencia. Asegúrate de hablar con la empresa a tiempo para poder organizarte en ambas áreas. 
  3. Crear tu propia rutina. Si el tiempo no es tu aliado, intenta crear un espacio donde sabes que podrás estar con tu bebé. Puede ser un día específico de la semana o unas horas al final del día. Tu pequeño aprenderá rápidamente a reconocer ese espacio y lo pedirá también. Ya cuando crezca, podrás involucrarlo en tus obligaciones y puede llamarse “el paseo con papá”.
  4. Conéctate con tus emociones. Esto es difícil para muchos. De este lado del planeta, queda mucho trabajo por hacer para fortalecer la expresión de emociones en los hombres. Ser papá es un cambio drástico y también vas a pasar por una montaña de emociones, desde felicidad pura a impotencia, hasta ansiedad o miedo. Tu también eres un ser humano que siente y expresa, guardar tus sentimientos no te hará bien; por el contrario, hará que tu bebé no logre conocerte bien ni conectar contigo. 
  5. Cuida tu relación. La llegada de un nuevo miembro de la familia siempre causa un reordenamiento en el hogar. La relación de pareja pasa a segundo plano, ya que ambos están pasando por un momento de adaptación (individual y en conjunto). Sin embargo, ahora más que nunca es importante cuidar los lazos entre la pareja. Con el cansancio y las preocupaciones, aumentan los roces junto a la mala comunicación. Es importante recordarse que están en el mismo equipo, al igual que identificar qué actividades les ayudan a ambos para relajarse y recuperar su balance, y así poder disfrutar de esta hermosa aventura. 
Y ante la inseguridad de si lo estás haciendo bien, recuerda que ser padre es para toda la vida, por lo que es a su vez una formación continua. Hay que educarse, trabajar en uno mismo y apoyarse con la familia y amistades. No olvides que el amor, el respeto y la paciencia siempre serán tus mejores aliados.

Leer más: Entérate por qué es importante el rol de papá y cómo involucrarlo en la crianza

  • Compartir: