Guía para hacer el sexo anal de forma placentera y segura

 
Jue, 10/10/2019 - 08:01
Muchas personas encuentran placentero el sexo anal y pueden alcanzar orgasmos, siempre y cuando haya una buena comunicación en pareja y que ambos quieran experimentarlo. Conoce algunos cuidados y ¡prepárate para alcanzar el placer!

¡¡¡Duele, pero duele rico!!! Es la forma jocosa en la que llamo a la práctica del sexo anal, ya que las mujeres que asisten a mis conversatorios me comentan que la penetración anal duele, pero duele rico. Al final les queda gustando después de mi asesoría.

Muchas personas encuentran placentero el sexo anal y algunas pueden alcanzar orgasmos, siempre y cuando haya una buena comunicación en pareja y que ambos quieran experimentarlo, pero sin rechazo.

El ano puede ser estimulado oralmente así como con juguetes sexuales como los consoladores, vibradores anales y buen lubricante. El truco para que sea más placentero es penetrar un dedo lentamente en el ano para iniciar y realizar sexo oral estimulando el piloto erótico (clítoris) suavemente.

La erotización del ano es, sin duda, el juego sexual con más tabúes que se practica comúnmente.  Es uno de los placeres que causa más curiosidad en la mujer. En mis conversatorios ellas reconocen que quieren hacerlo porque sus parejas se lo piden, pero les da miedo por el dolor.

Los cuidados necesarios durante el sexo anal son:

  • Lubricar correctamente
  • No realizar penetraciones muy bruscas
  • Dilatar correctamente
  • No seguir si causa molestia, daño o dolor

Una de las preguntas más comunes que me hacen  es que si se puede practicar el sexo anal si se sufre de hemorroides. Las venas que se encuentran en el ano se pueden inflamar dando origen a las hemorroides cuando el sexo anal se practica sin las precauciones adecuadas. Esto ocurre cuando la penetración se hace de manera brusca, sin lubricar la zona,  el pene o el juguete sexual; o cuando el juguete es más ancho de lo que se puede estirar el esfínter, causando así lesiones y ejerciendo una mayor presión sobre los vasos sanguíneos. Si sufres hemorroides es recomendable que puedas mejorar la condición, tomando las indicaciones dadas por el médico y cambiando los hábitos de comida.

Seguridad en el sexo anal:

  • Si no se hace de forma segura esta actividad, la persona se puede exponer a  padecer riesgos como infecciones de transmisión sexual tipo VIH, VPH, herpes genitales, gonorrea e incluso sufrir de lesiones como los desgarros y hemorragias.
  • Es importante tener en cuenta las medidas de higiene para el sexo anal ya que existe el temor de que haya un accidente en donde las heces sean el protagonista principal.
  • Es primordial tener presente el uso de un CONDÓN para disfrutar de un sexo anal placentero y  evitar enfermedades en las cavidades urinarias para quien penetra.

Prepárate para el sexo anal

En primer lugar, para hacer una adecuada limpieza debes usar agua natural o tibia por medio de una ducha con un tipo de pera anal (de silicona o de látex de caucho natural), que se debe introducir con cuidado al ano para remover los residuos. Ten cuidado de no lastimar esta delicada zona. La ducha no puede ser compartida.  

Como recomendación adicional, se puede complementar la limpieza con una dieta ligera, no comer después de haberte hecho la ducha anal para evitar nuevamente la acumulación de heces.

Una vez que exista comodidad con la idea de jugar con el ano, es importante comenzar con calmita y seguir estas indicaciones para que la mujer lo disfrute:

  • Debes poner a funcionar el cerebro y que haya una conexión con tu ano para que te relajes, ya que el ano tiene dos esfínteres, uno encima del otro. El esfínter externo responde al control voluntario, mientras que el interno es involuntario. No se debe  forzar la entrada del pene al ano muy rápido, porque esa contracción involuntaria resultará dolorosa. Recomiendo usar técnicas de relajación con respiraciones profundas inhalando y exhalando.
  • El ano no produce lubricación natural, por lo que debes utilizar uno artificial a base de agua natural porque no afecta la integridad del condón. Es importante señalar que si deseas prolongar el sexo anal y sentir una fricción placentera, se pueden utilizar lubricantes de silicona o los híbridos que son 50% agua y 50% silicona pero que no son compatibles con el condón.
  • Se tiene que respetar la anatomía del ano, por lo tanto, la penetración debe darse al inicio lenta y cuidadosamente.
  • Si optas por utilizar juguetes sexuales, es bien importante que estos sean lisos y que no tengan bordes duros. Solo se debe usar juguetes diseñados expresamente para la estimulación anal.
  • Para empezar con juegos previos a la penetración, lubrica el ano y el dedo. Concéntrate con la respiración. Inhala mientras contraes tu músculo pélvico y exhala relajando el mismo músculo. Mientras exhalas, puja suavemente y permite la entrada del dedo al ano muy despacio. Deja el dedo allí un ratito y respira profundamente hasta sentirte cómoda con la sensación generada. Repite varias veces hasta que logres una agradable entrada al ano.
  • Es muy importante mantener excitado todo el cuerpo estimulando otras partes. La estimulación del clítoris combinada con el juego anal por lo general es absolutamente explosiva.
  • El control del movimiento es importante para la mujer al momento de la penetración anal. Una vez que te sientas cómoda y relajada le puedes comunicar a tu pareja que puede asumir el control del movimiento. La comunicación es muy importante durante el juego anal.

Si el sexo anal te llama la atención, después de leer este artículo sigue todas las indicaciones y recuerda que tanto tú como tu pareja van a tener una experiencia placentera y divertida, siempre y cuando mantengan la salud sexual como prioridad. #dueleperoduelerico

Leer más: El vibrador. ¿Mejor amigo de la mujer y enemigo del hombre?

  • Compartir: