Todo que debes saber sobre la felación o sexo oral

 
Jue, 11/28/2019 - 12:28
Si tienes prejuicios o te da asco el sexo oral, ¡tranquila! Te damos los mejores tips para que ambos lo disfruten.

En estos tiempos ya no es mito que los hombres mueren por una buena felación, porque más allá de lo absolutamente delicioso, hay dos factores que se unen: el sentido visual y el del gusto. Sugiero: pónganle sabor al miembro.

Para algunas mujeres que tienen prejuicios y creencias que les impiden realizar el sexo oral, si me lo preguntan a mí, no saben lo que se pierden, ya que la felación proporciona una especie de mini película porno para quien lo recibe. ¡Un sueño hecho realidad! Lograr una buena felación no es difícil, es solo saber dónde y cómo comenzar para disfrutar de ella, porque no se debe hacer solo complacer a la pareja, sino para que sea disfrutado por los dos.

Existen algunas mujeres que sienten asco, desagrado por el olor y por el semen del hombre, pero es un tema que tiene solución. Si no te da ganas de hacer sexo oral, no hay ningún problema, porque cada persona debe ser libre de hacer lo que le gusta y expresarse sexualmente.

El test del asco al sexo oral

  1. Pregúntate y explora qué es lo que te resulta “sucio” del sexo oral, ya que un pene limpio o sano no es más sucio que una mano o unos labios.
  2. Recuerda qué creencias te hacen percibir el sexo oral como algo sucio. Esas cosas que tú dices sobre lo negativo del sexo oral son tuyas, heredadas por tu familia o por alguna mala experiencia en tu adolescencia.

No es imprescindible que disfrutes del sexo oral para tener relaciones sexuales satisfactorias, pero sí es importante trabajar todas las creencias limitantes que te impiden disfrutar de una sexualidad con plenitud.

Respecto al olor del pene, es tan sencillo como bañarse juntos, aprovechando ese momento como un juego previo. Utiliza un jabón cuyo aroma, olor y suavidad te gusten, como si fuese un lubricante para masturbarlo mientras te sientas segura y que te percates que está totalmente limpiecito. ¡Te aseguro que lo disfrutarás y él no se va a quejar!

Investigando sobre el tema me encontré con las travesuras del sexo oral y lo mejor es que es escrita por un hombre. El sexólogo argentino y gran amigo Ezequiel López Peralta, en su libro “Confesiones de un Besólogo” brinda las siguientes recomendaciones:

  1. Actitud: lo que a todo hombre le enloquece es sentir que tú disfrutas plenamente de ese momento, y si te da placer, demuéstralo, como si estuvieras comiéndote un helado.
  2. Lo visual: los hombres son visuales y el placer oral tiene que ver no solo con las sensaciones que produce la boca, sino con que sepas moverte, mostrar tu cuerpo, mirarlo a los ojos como si estuvieras encantando a una serpiente. Por lo tanto, está terminantemente prohibido apagar la luz. Es casi un pecado capital al sexo.
  3. Técnicas: lo más popular es la succión para lo cual se requiere cubrir los dientes con los labios y hacer fuerza con la mandíbula cuando vas desde la base hacia la punta del pene. La parte más sensible del mejor amigo del hombre, que definitivamente no es un perrito, es el glande y más específicamente su corona o borde y el frenillo. Puedes recorrerlo con la punta de la lengua, que es una manera demasiado estimulante. Los besos suaves, los golpecitos con la lengua o recorrer el cuerpo del pene con los labios son técnicas que para la mayoría no fallan.
  4. Trucos: le vas a suprimir el sentido de la vista con unas vendas y entonces harás que se sorprenda, juega con el frío con apenas un poco de hielo o con el calor tomando una bebida caliente antes de besarlo.

Recomendaciones eróticas:

Como experta en juegos previos, te puedo decir que el mundo de los lubricantes comestibles o saborizados están revolucionando la forma de disfrutar el sexo oral y es una buena solución para quienes sienten rechazo por el olor y el sabor de los genitales de su pareja. Hay una inmensa variedad de lubricantes a base de agua en el mercado con sabores desde la piña colada, menta y hasta sabores de donas frescas y deliciosas con efectos térmicos de frío o calor.

Mi secreto de cómo tener un buen sexo oral es usar la boca completa, manejando la lengua de una manera suave y ágil, factor que acelera la respuesta erótica de tu amado. También puedes hacer uso de un lubricante íntimo saborizado a base de agua que te ayudará a enloquecerlo. Ten un vaso de agua o de tu bebida favorita, con o sin alcohol, cerca de la cama para rehidratarte de vez en cuando y ayudarte a tomar un corto descansito para poder continuar con esa espectacular felación.

 A la hora de comprar un lubricante íntimo para el sexo oral es importante ver los componentes y que no contenga gluten, azúcar, parabenos, aceite mineral ni que haya sido probado por animales. Deben comprarlos en un lugar establecido y con el empaque en buen estado. Otro dato es que hay que fijarse en la fecha de vencimiento del producto, ya que un lubricante puede vencer, además, evita los que te produzcan alergias. El lubricante siempre debe cerrarse bien después de usarlo y no exponerlo al sol o al calor excesivo, ya que se puede dañar.

Si es primera vez que vas a utilizar lubricantes saborizados con tu pareja, no le apliques el lubricante directamente en sus genitales, pon una pequeña cantidad en tu mano y acarícialo con la mano lubricada, hazlo probar para que sienta más confiado utilizando los dedos de ambos. Esto dará un toque sensual, permitiendo que se active el sentido del gusto, momento cuando empieza el juego previo del placer oral. Combina el lubricante para caricias amorosas.

No te olvides que si no tienes una relación estable es importante reconocer que los índices de transmisión de ETS por el sexo oral, están aumentando. El sexo seguro no es aburrido. ¡Usa condones saborizados!

Leer más: Guía para hacer el sexo anal de forma placentera y segura

  • Compartir: