4 consejos para extender la vida útil de tus prendas favoritas

 
Mar, 11/27/2018 - 15:27
El proceso de cómo limpies tus piezas de ropa puede definir el tiempo que puedas conservarlas en tu armario

¿Invertiste una buena cantidad de dinero en renovar tu guardarropa y ya las prendas lucen desgastadas? ¿Los uniformes escolares de tus hijos parecen del año pasado? ¿Encuentras restos de detergente cuando sacas tu ropa de la lavadora? ¿Demasiadas arrugas en tus prendas?

El lavado de las prendas de ropa puede parecer un proceso común y corriente al cual no le ponemos mucha atención o cuidado. Pero hacemos mal. En gran parte, la calidad y durabilidad de nuestras prendas de ropa dependen de esta tarea habitual. Desde no separar las prendas por colores, introducir prendas delicadas, aplicar excesivo calor por sistema en los lavados de diario o seleccionar un programa erróneo.

Existen otros textiles, como la seda, que son más complejos y con los cuales uno debe tener más cuidado. Según la revista de moda Vogue: "para lavar una pieza de seda que ha sido usada pero no está sucia, hay un truco muy eficaz que la deja como nueva: limpiarla con vapor de agua. Suena complicado pero es todo lo contrario. Consiste en colocar la prenda en su percha y al ir a ducharte, colgarla dentro del cuarto de baño. El vapor de agua que se desprende en la ducha, ése que convierte el espejo en una pizarra, se encarga de limpiar la prenda. Y ya está lista para un nuevo uso". 

Además, las prendas que sean más delicadas es preferible lavarlas a mano. Lo ideal es esperar a tener varias para no derrochar agua, y usar agua fría para evitar que destiña o encoja. Recomendamos lavar las prendas en un orden concreto: de la más clara a la más oscura, con idea de aprovechar mejor el agua y que las prendas oscuras no contaminen con su tinte otras más claras.

Estos son algunos consejos más que te ayudarán a mantener tus piezas como nuevas:

Leer más: ABC sobre cuidado de la ropa

Utiliza la cantidad de detergente adecuada

Si al sacar la ropa aparecen restos de jabón, puedes qu estés usando demasiado detergente. Si no mides el detergente bien, el rendimiento de la lavadora será menor si agregas poco y podrías dañar las prendas si usas demasiado. Con las lavadoras Wobble DIT de Samsung eliminas esa preocupación. Su Magic Dispenser te permite lavar con menos preocupaciones sobre los residuos de jabón, pues crea un vórtice de agua que lo disuelve y dispersa de manera uniforme antes de que comience el ciclo de lavado.

No sobrecargues la lavadora

Sigue las especificaciones de carga para que el lavado sea óptimo. Es preferible poner dos lavadoras en ciclo corto que un ciclo completo de una carga a rebosar. Con la línea Flex System de Samsung puedes tener dos lavadoras en una: en el compartimiento de caga frontal puedes lavar hasta 22 kilos, y en el superior, 3.5 kilos de manera totalmente independiente. Así que mientras lavas la ropa de color, puedes tener en otro lado, las delicadas.

Escoge el ciclo de lavado perfecto

No es lo mismo ropa de algodón y tejidos sintéticos. Ambos tipos de tela requieren un programa de lavado adecuado. La mayoría de las veces tendemos a usar un mismo ciclo de lavado y esto podría dañar tus prendas. Mira siempre las etiquetas para saber la composición de la tela y sus instrucciones de lavado. Elige el programa adecuado para cada tipo y revisa bien si alguna tiene manchas que debas tratar primero. El panel Dual Cluster Control de las lavadoras Wobble DIT ayuda a controlar los modos de lavandería fácilmente con botones de ambos lados.

Leer más: ¿Qué sabes de lavar ropa?

Mantén tu lavadora limpia

El mantenimiento correcto de la lavadora es imprescindible para que la colada esté perfecta. Recuerda limpiar los filtros con regularidad, así como los dispensadores de detergente y suavizante. Evita el moho y la humedad en la lavadora para que estos no se transfieran a las ropas. Las lavadoras de Samsung incluyen entre sus funciones un programa de eco limpieza para eliminar bacterías, malos olores y moho de los equipos. Una vez que haya terminado la carga de la ropa, asegúrese de dejar la puerta de la lavadora y el cajón de detergente abiertos. Cierre la puerta después de que la tina de lavado se seque para que no se forme moho dentro de la tina de lavado.

  • Compartir: