5 consejos para devolverle vida a tus uñas después del uso de las acrílicas

 
Jue, 01/10/2019 - 09:00
Si has decidido retirar tus uñas postizas por alguna razón, y tus uñas no tienen un aspecto sano, ¡aquí está la solución!

En el mundo de las tendencias de belleza existen muchas opciones postizas: pestañas postizas, extensiones de cabello, uñas acrílicas, que de seguro se ven emocionantes y glamorosas, pero tal vez no son la mejor opción para integrar a nuestros cuerpos. 

No podemos negar que la manicura está viviendo excepcional: existen nuevas técnicas, diseños, y las uñas han pasado a ser grandes protagonistas como quizás antes lo era la melena de una mujer.  ¿Divertido? ¡Seguro! ¿El único problema? Sus inconvenientes: pegamentos, brotes, productos químicos que secan las uñas e incluso taladros eléctricos. Después de meses, y en ocasiones incluso años, de rellenos y extensiones, puedes dejar tus uñas mirando y sintiéndose dañadas y débiles.

Leer más:  Estilos de uñas postizas

Izabelle Bellamy, técnica residente en el salón Stunt Dolly de East London, explicó en el sitio Refinery29 que "las extensiones de uñas acrílicas no deberían dañar sus uñas, siempre que se realicen los preparativos, el mantenimiento (cada dos o tres semanas), los procedimientos de eliminación y el cuidado posterior. El daño real es causado por técnicos de uñas de mano dura, desconfiando de la sobre-limadura y la perforación, esto causará clavos débiles y que se pelan, e incluso resultados dolorosos". Continúa agregando: "Siempre debe visitar un técnico de uñas calificado y asegurado. Con el tiempo, el acrílico comienza a perder adherencia a la uña y puede levantarse; si las bolsas de aire comienzan a ser comunes, esto debería ser una señal de advertencia. Los acrílicos deben ser removidos y reemplazados cada seis a 12 meses, aunque la rutina diaria y el cuidado en el hogar de una persona más la frecuencia con la que tienen rellenos también determina el tiempo".

Leer más:  6 recetas para obtener uñas inquebrantables

Obviamente esas son todas las reglas sabias a seguir, pero está claro que no siempre podemos elegir a nuestro técnico de uñas y, bueno, la vida a veces se interpone en el camino de las uñas perfectas. Para los momentos en que las cosas no salen según lo planeado, estos son los mejores consejos de la experta.

Leer más:  5 advertencias que te envían tus uñas

1. Cortauñas

"Al retirarlo, sugiero cortar las uñas tan cortas como pueda soportar", dice Bellamy. "Dañado, las uñas serán frágiles y es más probable que se rompan y se desprendan si se las deja largas".

2. Guantes y aceite de cutícula, ¡por favor!

El aceite de la cutícula es ahora tu mejor amigo. Déjalo en tu escritorio, pónlo en tu bolso, solo asegúrate de aplicarlo dos veces al día. ¡No limpies ni laves los platos sin guantes! Los químicos y el agua pueden hacer que las uñas se vuelvan suaves y flexibles; los guantes ayudarán a protegerlos.

3. Fortalecedor de uñas

Las manicuras normales no dañan tus uñas naturales, siempre y cuando uses protección. Pida que el manicurista aplique un fortalecedor de uñas e invierta en el suyo; Úsalo regularmente durante cuatro semanas en casa, y tus uñas te lo agradecerán.

4. Remedios Caseros

Los remedios caseros funcionan. Uno de las recetas por excelencia es la mezcla de tres cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de jugo de limón en un tazón. Coloca tus uñas limpias y descubiertas en el recipiente durante aproximadamente 10 a 15 minutos y luego enjuaga con agua. Realiza este tratamiento una o dos veces por semana durante cuatro semanas y observa cómo tus uñas se vuelven más sanas y fuertes. En promedio, las uñas deben volver a su estado natural dentro de tres o cuatro meses.

5. Manicura "Gel"

Si decides realizarte una manicura, opta por una de acabado gelEste tipo de acabado es tan brillante como el esmalte tradicional y dura varios días más. 

Leer más:  6 formas de uñas para escoger en tu 'manicure'

  • Compartir: