Las mejores prácticas para cuidar de tus cutículas

 
Vie, 10/26/2018 - 17:19
¿Es necesario cortar tus cutículas o no? ¿Las puedes hidratar de manera correcta? Despejamos esas dudas con las opiniones de los expertos.

Foto: Refinery29

Los populares pellejitos, tan satisfactorios de jalar, pueden llegar a ser extremadamente molestos y extremadamente dolorosos. Pero pelarlos, morderlos, rasgarlos y arrancarlos no es la solución. De hecho, juguetear con ellos puede crear más problemas alrededor de tus cutículas, como infecciones y cortes.

Si tienes esta problemática a menudo, es hora de comenzar a observar de cerca tus cutículas. Quizás uno de los primeros pasos sea estar consciente de por qué razones tus cutículas se pelan en primer lugar. Muchos profesionales y expertos coinciden en que puede que sea falta de hidratación, o que quizás estás usando los productos inadecuados para esto. “Las cremas de manos hacen muy poco para las cutículas. Se evaporan antes de que pueda penetrar en el área de la cutícula", explica el famoso artista de uñas Tracylee Percival al sitio Refinery29. "Lo único que puede penetrar completamente en el área de la cutícula son los productos a base de aceite". 

Una buena práctica que puedes adherir a tu rutina de manicura es hidratar por un buen rato tus cutículas con algún aceite esencial. El aceite de coco o de almendras suelen ser los preferidos para lograr este tipo de objetivos. 

Leer más: 7 consejos que alargan la vida de tu manicura

Otra de las razones por las cuales puede que tus cutículas estén secas y despellejadas es por la manera en que estás cortándolas a la hora de realizarte una manicura. Existen muchas discusiones sobre si cortarlas o no es bueno. Según Percival, es bueno cortarlas si sabes dónde hacerlo. La cutícula es la capa de piel translúcida que se desprende de la parte inferior del eponiquio, que es la piel viva que protege la placa ungueal de las bacterias. 

"Dado que este tejido está muerto, la mayor parte se puede cortar o raspar de forma segura", dice Percival. "Al hacerlo, el área se verá limpia y ayudará a mejorar la adherencia del esmalte y a mantener las uñas sanas". 

Si decides cortar tus cutículas, hay técnicas que debes tener en cuenta. La manicurista editorial Jin Soon Choi le dice a Refinery29 que a ella no le gusta cortar cutículas, pero si lo hace, no corta todo. "No recomiendo cortar todo el camino, porque existe la posibilidad de que la cutícula se desprenda y cause dolor", dice. “Si alguien tiene cutículas delgadas, recórtelas solo en los lados. Si alguien tiene cutículas muy gruesas, córtalas de modo que solo quede una línea delgada de cutícula. Esto protege contra la infección ". Además, la manicurista recomienda encarecidamente empujar sus cutículas hacia atrás. 

Leer más: Un manicure a tu alcance

Los expertos sugieren utilizar un palillo de madera u opciones plásticas que no sean tan fuertes como las metálicas.

 

 

 

  • Compartir: