Tres momentos que te ayudarán a comprender la historia de la ciudad de Panamá

 
Vie, 08/30/2019 - 15:05
Antes de culminar agosto, te recordamos datos interesantes sobre los 500 años de fundación, como el descubrimiento de Panamá Viejo, el ataque del pirata Henry Morgan y la resurrección del sitio.
Por: Eliécer Navarro
[email protected]
@eliecer_navarro
 
El primer asentamiento fundado por españoles en el Pacífico americano, la semilla de la metrópolis actual, existió durante 152 años, a través de los cuales ayudó a forjar la reputación del Istmo como un eje del comercio mundial. Te contamos tres épocas clave en los 500 años de fundación.
 
1. CIUDAD PIONERA
Panamá como hoy la conocemos, nació de una necesidad. Vasco Núñez de Balboa había descubierto (para los españoles) que el territorio que hoy conocemos como Panamá era un estrecho Istmo, y del otro lado había otro gran océano. La Corona Española quería un sitio en el litoral de este nuevo “Mar del Sur”, desde donde se explorarían nuevos sitios en el continente y se abrirían rutas comerciales.
 
1519 - Fundación
A inicios de 1519, Pedro Arias Dávila encontró el sitio perfecto a orillas del Mar del Sur: un pobre caserío de indígenas pescadores que llamaban Panamá.  Pedrarias dio orden de limpiar el sitio, y comenzar a escoger los lugares para repartir los edificios públicos, iglesias y viviendas.
El 15 de agosto, Pedrarias fundó el asentamiento como Panamá, y poco a poco comenzó a transformarse en una ciudad. 
 
1521 - Título Oficial
El 15 de septiembre, Panamá  recibió, mediante Real Cédula, el título de Ciudad y un Escudo de Armas conferido por el rey Carlos V.
En poco tiempo, su población se dispara, junto con su importancia como ruta de paso para la plata y el oro que venían del Perú hacia España y las mercancías desde Europa hasta Las Indias.
 
1671 - Muere la ciudad
Un ataque devastador de piratas motiva al gobernador a ordenar hacer volar el depósito de pólvora. El incendio acaba con toda la ciudad, y se toma la decisión de mudar toda la población a un sitio nuevo. 
 
Una vida precaria
  • Los relatos de monjes y viajeros que estuvieron en la vieja ciudad cuentan sobre un lugar plagado de malos olores, con suelo de tierra, caserones de madera mal clavada y llena de animales ponzoñosos.
  • En sus 152 años de vida, se  produjeron al menos cinco incendios de grandes proporciones en los años 1538 (que devastó toda la ciudad), 1540, 1563, 1644 y el de 1671 durante el ataque del corsario Henry Morgan.
  • También ocurrieron siete grandes epidemias en los años 1531, 1569, 1584, 1645, 1651, 1652 y luego del ataque pirata de 1671. 
  • Cálculos de cronistas que vivieron o pasaron por la ciudad dan cuenta de que en Panamá La Vieja vivían unos 300 españoles y un número  mucho mayor e indeterminado de indígenas, negros y otras personas de color.
  • En su momento de mayor apogeo, más de 10 mil personas vivían en Panamá La Vieja.

2. MORGAN ATACA

El corsario galés Henry Morgan ya había tomado el castillo de San Lorenzo en Colón en diciembre de 1670. Junto a 1,200 hombres de distintas nacionalidades, fuertemente armados, viajaron hacia la rica ciudad de Panamá. La intención era tomar sus riquezas, controlarla y forzar a la población a volverse súbditos de la corona inglesa.
 
Llegaron en enero de 1671. En un campo de batalla enlodado por la crecida del río Matasnillo, los piratas sometieron a las defensas españolas, que tuvieron que replegarse. Los cuerpos de 600 hombres quedaron tirados en el sitio.
 
Ante el avance de los invasores, el Gobernador de la ciudad, don Juan Pérez de Guzmán se dio cuenta de que serían derrotados, y dio la orden de hacer estallar la casa de la pólvora e incendiar la ciudad, para que no le quedara nada a Morgan que pudiera aprovechar.
 
Los piratas se establecieron en la Iglesia de La Merced, el único templo que no se quemó, y pasaron tres semanas en Panamá tratando de encontrar cosas valiosas. También torturaron a prisioneros. Se cree que los piratas pudieron haberse llevado un botín de entre 140 mil y 400 mil pesos.
 
Luego del devastador ataque, se produjo una epidemia que elevó aún más el total de muertos, hasta 3 mil. 
 
Dos años después, la población se mudó a un nuevo asentamiento,  en las faldas del cerro Ancón, que hoy conocemos como el Casco Antiguo.  
 
 
3. RESURRECCIÓN Y PATRIMONIO
 
Para finales del Siglo XVII, la vieja ciudad de Panamá cayó en el olvido. La vegetación comenzó a cubrir los sitios que antes habían sido zonas  de intensa actividad pública, religiosa y comercial. Ningún asentamiento humano se quedó permanentemente en el sitio durante más de 260 años. 
 
La importancia histórica del sitio vino a reconocerse luego de la creación de la República, por lo que el gobierno de Belisario Porras declaró el sitio como "Monumento Público", a través de la Ley 12 del 19 de octubre de 1912.
 
Panamá Viejo comenzó a revivir en la década de 1930 y 1940: personas sin hogar, desplazadas por la construcción del campus de la Universidad de Panamá, encontraron aquí un lugar para establecerse, aunque no contaran con ningún servicio público.
 
Mediante el decreto No. 32 de abril de 1938, Panamá Viejo quedó oficialmente dentro del Corregimiento de Parque Lefevre.
 
Cuando se cumplieron los 50 años de separación de Colombia se inauguró la Vía Cincuentenario, que por primera vez unió a la primera y segunda ciudad. Pero esta quedó atravesando las ruinas, y el tráfico comenzó a acelerar el deterioro de los edificios históricos. Un plan de mejoramiento vial se realizó en 2015 para mitigar el problema. 
 
En diciembre de 1976, la Ley 91 creó el Conjunto Monumental Histórico de Panamá Viejo, y en 1995 se dio vida al Patronato de Panamá Viejo, cuyo fin es restaurar y mantener los restos de la primera ciudad. Esta entidad sin fines de lucro también se ha encargado de documentar su historia y manejar el sitio como atractivo turístico. 
 
En el año 2003, la Unesco reconoció al sitio como Patrimonio de la Humanidad.
 
De las casi 60 hectáreas que un día fueron parte de la vieja ciudad de Panamá, solo 28 son controladas por el Patronato. El resto, yacen debajo de las casas de quienes hace ocho décadas comenzaron a repoblar la ciudad. 

Leer más: No te pierdas el último espectáculo de luces por los 500 años de fundación

  • Compartir: