Seis destinos en Latinoamérica con un pasado paranormal

 
Vie, 10/19/2018 - 07:00
La Casa Matusita en Perú y La Garita del Diablo en Puerto Rico son tan solo algunos ejemplos, descubre los demás

EFE América

Nuestra cultura latinoamericana está llena de leyendas y cuentos sobrenaturales. La mayoría de las veces, estos reflejan la historia e identidad de nuestros países. Estas leyendas han pasado por muchas generaciones, manteniendo la cultura y lo paranormal vivo hasta el día de hoy.

Si te encanta viajar a lugares nuevos con un pasado paranormal, Marriott International te invita a explorar estos destinos en el Caribe y América Latina.

1. La Chica de la Curva

Muchos han presenciado algo fuera de este mundo cuando toman el camino de Río de Janeiro a Petrópolis: la chica de la curva. Dicen que era el día de su boda, en contra su voluntad. Ella iba rezando y rogando que no se realizara la boda, y por eso pasó el accidente. Hasta hoy se les aparece a las personas pidiendo ayuda. Cuando alguien se detiene a ayudarla, ella apunta a un carro que esta chocado. Al acercarse al auto, pasa un tiempo en absoluto silencio hasta que, misteriosamente, desaparece junto con el vehículo.

Muchos han reportado haberla visto cerca de la carretera pidiendo ayuda. Si te sientes valiente y deseas ayudarla, te puedes hospedar en el JW Marriott Hotel Rio de Janeiro y subir la sierra a Petrópolis.

2. “La Planchada” en el Hospital Juárez

Cuenta la leyenda que el Hospital Juárez en la Ciudad de México sigue siendo la casa de la enfermera Eulalia después de que murió en el mismo hospital. Eulalia era una enfermera muy cuidadosa, siempre con su uniforme bien planchado, dándole su apodo “La Planchada”. Sin embargo, ella sufrió de un gran desamor cuando el hombre, quien ella consideraba su novio, se escapó a su luna de miel con su verdadera esposa. Al romperle el corazón, “La Planchada” se volvió fría y descuidada con sus pacientes, lo cual la llevo a enfermarse y luego su eventual muerte.

Antes de morir, se arrepintió de sus acciones y prometió cuidar a los pacientes para siempre. Desde ese día, suceden muchas cosas extrañas en el Hospital Juárez, incluyendo la suministración de algún medicamento cuando en realidad, ninguna enfermera lo hizo. Las mismas enfermeras cuentan que cuando se llegan a quedar dormidas, alguien les golpeaba la cabeza para levantarlas. “La Planchada” continuará recorriendo los pasillos del Hospital Juárez, visitando y cuidando a los pacientes.

3. La Casa Matusita

La Casa Matusita en Lima, Perú es conocida como una de las casas más embrujadas del mundo. En este lugar, los españoles quemaron a una bruja, quien maldijo el lugar en sus últimas palabras. Desde entonces, la casa ha espantado a sus habitantes, comenzando con el señor poderoso que la construyó, quién maltrataba a sus sirvientes. Un día, cuando el señor tenía un almuerzo con su familia, los sirvientes decidieron vengarse y envenenar las bebidas con una planta alucinógena.

Al concluir el almuerzo, los sirvientes esperaban en la cocina para los resultados de su plan. Sin embargo, escucharon gritos y encontraron que tanto su amo como las visitas se habían matado entre ellos. Otra familia se mudó a la casa muchos años después. Un día, el nuevo señor del hogar encontró a su mujer engañándolo. Tomó un cuchillo y mató a todos, incluyendo a sus hijos y a sí mismo. Desde entonces, se dice que quien visita el comedor en el segundo piso de la Casa Matusita puede escuchar las voces y gritos de los espíritus torturados. Si te atreves a visitar la casa, hospédate en el Sheraton Lima Hotel & Convention Center.

4. La Garita del Diablo

Las garitas ubicadas en el Castillo San Felipe del Morro en San Juan, Puerto Rico tienen mucha historia. Estas eran utilizadas por soldados para proteger la ciudad de ataques de piratas. Los soldados se aseguraban de que cada uno se mantuviera despierto gritando: “¡Centinela Alerta!” y respondiendo “¡Alerta está!”.

La garita en la que se encontraba el soldado Sánchez, conocido como “Flor de Azahar” por su piel blanca, era una garita que estaba más alejada de las otras, así que los soldados le tenían que gritar la alerta más fuerte. La leyenda dice que una noche el soldado Sánchez no respondía a la alerta, a pesar de que los soldados le gritaran múltiples veces. Los soldados, con demasiado miedo para ir a la garita de Sánchez esa noche, esperaron hasta el amanecer para ir a ver que le había pasado. Los soldados solo encontraron su fusil, cartuchera, y uniforme, sin rastro de Sánchez. Siendo supersticiosos, los soldados comenzaron a decir que un demonio se había llevado al soldado.

El Castillo San Felipe del Morro tiene mucha historia y una grandiosa vista, y queda a solo 20 minutos del AC Hotel San Juan Condado.

5. El Charro Negro

La leyenda cuenta que, en las zonas rurales de México ubicadas por Punta Mita, ha habido apariciones de El Charro Negro. El Charro Negro aparece en las tinieblas de la noche y es una sombra de un señor vestido completamente de negro, al igual que su caballo. Los que le han visto cuentan que su piel es completamente blanca, sus ojos aterradores, y que lleva una bolsa de monedas de oro. El charro negro ofrece estas monedas a quien se encuentra, pero nadie se atreve aceptarlas ya que no saben que le tendrían que dar a cambio.

Si te atreves a enfrentar al Charro Negro, te puedes quedar en W Punta de Mita.

6. Casa del Tapao

Hay mucho misterio y leyenda rodeando la Casa del Tapao en República Dominicana, ya que nadie sabe quién vivía ahí. Una leyenda dice que los prisioneros traídos de México se quedaban en esa casa y cubrían sus caras al salir para no ser reconocidos.

Otra leyenda menciona la historia de un señor que tenía la cara deformada, posiblemente a causa de una enfermedad como lepra. Dado a esto, el señor solo salía de su casa en las noches, siempre manteniendo su cara tapada. Algunos pensaban que era el gemelo del rey de España, a quien mantenían a escondidas para no deshonrar a la familia. Había tanto misterio con este personaje de la cara tapada que simplemente lo llamaban “el hombre del tapado”.

Hoy, esta casa ha sido renovada y es usada frecuentemente para eventos culturales, exhibiciones de arte, y puede ser alquilada para eventos especiales o actividades. Para visitar esta casa histórica, te puedes hospedar en el Renaissance Santo Domingo Jaragua Hotel & Casino.

  • Compartir: