José Luis Callejo: "La moda es un arte del que nadie está excluido"

 
Lun, 07/08/2019 - 09:00
El español, experto en Comunicación de Moda y Tendencias, estuvo recientemente en Panamá. Conversamos con él sobre su visión de la industria en el país y la región, estilo e imagen personal y muchas cosas más...¡Mira!

José Luis Callejo Arenal es dinamismo, chispa, pasión. El crítico de moda español es un gran conversador, sobre todo si se trata de temas relacionados al mundo fashion, que para nada considera algo banal, pues es toda una industria que puede mover signifcativamente la economía de un país y que puede llevar mensajes a la sociedad.

Nuestra última conversación ya nos habíamos conocido durante el pasado Fashion Week Panama 2018— surgió en casa de su amiga de años, la diseñadora francesa radicada en Panamá, Hélène Breebaart. Callejo había llegado al Istmo unos días para presenciar la inauguración del Museo de la Libertad y los Derechos Humanos, y como es su costumbre, había aprovechado para visitar Centroamérica con el fin de promover algunos proyectos en la región y potenciar el talento local de diversos países. Él se define a sí mismo como un apasionado de la riqueza cultural de los países latinos, la cual ve plasmada en la moda. 

Leer más: Panamá inauguró el primer Museo de la Libertad y Derechos Humanos de la región

Durante dos horas conversamos desde estilo e imagen hasta la visión del conocedor sobre la industria de la moda en la región. Y bien puede hacerlo, pues Callejo es toda una autoridad en el tema: Aunque estudió Historia en la Universidad de Cantabria y se especializó en Historia Antigua, hace más de 15 años trabaja en el mundo de la moda, su verdadera pasión. Ese tiempo le ha permitido conocer de cerca el cambiante sector. 

El español es un incansable de la industria fashion: es experto en Comunicación de Moda y Tendencias, productor, director artístico y asesor internacional de desfiles y pasarelas de moda. También es editor y crítico de moda, presentador y comentarista de moda y sociedad en Popular Televisión de Cantabria. Además, funge como articulista de moda y tendencias del Canal de Tendencias de El Diario Montañés - ‘Cantabria DModa’.

"Mi experiencia abarca distintos ámbitos, que van desde la organización de desfiles locales, nacionales e internacionales o el comisariado de ferias, muestras o exposiciones temáticas relacionadas con el diseño, hasta todo lo que tiene que ver con el marketing y la comunicación de moda, tendencias y lifestyle (que es algo a lo que actualmente me dedico más de lleno), pues, la verdad es que he organizado o participado activamente en la organización de ya no recuerdo cuántos proyectos... ¡"

Su experticia también incluye la realización de congresos, jornadas, seminarios, redes temáticas, encuentros, foros, workshops, cursos, ferias, muestras, exposiciones, inauguraciones, presentaciones, desfiles, pasarelas y fashion weeks, en países como España, Brasil, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y Venezuela.

Durante su reciente visita a tierras canaleras conversamos con el entusiasta de la moda, más allá de lo fashion. 
¿Cuál es el papel de un crítico de moda y qué impacto tiene en la industria?
 
Los profesionales de la comunicación desempeñan un papel fundamental en la industria de la moda, no solo en lo que respecta a su trabajo como cronistas y analistas de lo que pasa dentro del sector, sino también como líderes de opinión del mercado subyacente, lo que, en muchas ocasiones, representa también un arma de doble filo. Lo que, desde luego, es innegable es su contribución a la visibilización de las actividades de un mundo convulso y cambiante, expectante ante el aplauso del público, que inmediatamente lo olvida todo. Y, aunque muchas veces suele ser una cuestión de afinidades, no podemos olvidamos de que todo es relativo y que depende siempre del cristal con que se mire, cuya iridiscencia tiene que permitirnos ver sus colores y matices. Un crítico de moda o un comentarista especializado sabe, conoce, reflexiona, argumenta, analiza y opina, con más o menos acierto, pero siempre con un criterio coherente, serio, riguroso y sustancial. En definitiva, profesional, y siempre desde sus experiencias y conocimientos. 
 
Y lo hace con unas herramientas metodológicamente aceptadas y adquiridas, de acuerdo a una formación académica, reglada y oficial. Lo demás, son opiniones personales, muchas veces caprichosas, huecas e intrascendentes, sobre todo en una sociedad carente de memoria, en la que lamentablemente el respeto y la humildad también brillan por su ausencia. Y es que, nos guste más o menos, ya se sabe que la experiencia es fuente de conocimiento. Y también es una cuestión de estilo, el que cada uno quiera imprimir a lo que hace y lo que dice. 
 
¿Cuál es la clave para ser un buen crítico de moda?
 
Como en el caso de cualquier otro profesional, la clave está en su nivel de implicación y compromiso, tanto con el sector en el que trabaja como consigo mismo, y que determina un estilo característico, en el que la coherencia, el respeto, la ética y el rigor marcan la diferencia. Algo aparentemente obvio y evidente, pero que no siempre queda tan claro. Y es que vamos tan rápido, que no nos paramos a observar, reflexionar, analizar y, sobre todo, a cuidar lo que hacemos, decimos...    
 
En estos años de profesión, ¿qué ha sido lo más revelador que has visto  en el mundo de la moda?
 
Sin duda alguna, las personas que he conocido durante este tiempo, y no tanto por lo que hacen, sino por lo que son y lo que significan para mí, pues he tenido ocasión de compartir con gente increíble -y también con gente detestable-, porque, al igual que ocurre en cualquier otro ámbito, son las personas las que convierten en diferentes y reveladoras las cosas que hacen. Y los diseñadores, las modelos, los estilistas y el resto de profesionales de este sector son idénticos a los demás, porque son personas, que sienten, que sufren y que dejan su huella, en muchos sentidos. 
 
De todas ellas, he aprendido my forman parte de mi vida para siempre. En estos 15 años, han sido muchas las personas que he conocido a este lado del charco y con las que he forjado una estrecha relación de amistad y cariño, como es el caso de Hélène Breebaart, a quien conocí en Santander hace 14 años y cuya relación me ha hecho regresar nuevamente a Panamá. Con ella y con su familia, he compartido experiencias maravillosas, que espero seguir disfrutando muchos años más. Y, aunque Hélène no es panameña, ha conseguido contagiarme su amor por este bello país, en el que también tengo amigos muy queridos, como Gabby Barletta, Aida Helena Pereira, Ernesto Rodríguez y Aida Helena Rodríguez, cuya reciente visita a Cantabria me hizo una especial ilusión. También Elva López y Patty Ubillus, Consuelo Chin, Rossana Groncchi y la gran familia de Breebaart Atelier, con los gunas, Liza y Fernandina, incluidos. Guardo también muy buenos recuerdos de las diferentes ocasiones que he asistido a Fashion Week Panama y anteriormente 'Días de Moda Panamá', con Marie Claire, Nikky y Astrud como fantásticas anfitrionas; de las estancias de Justine en España y hasta de cuando la ex Miss Universo panameña participó en el popular programa de la Telecinco, 'Salsa Rosa'. De ti, Karen, por cuyo tiempo y atenciones te estoy muy agradecido. 
 
¿Qué le dirías a las personas que afirman que la moda es algo superficial?
 
Nada... que piensen lo que quieran y que lo sigan haciendo. ¡Carpe Diem! Bueno... quizá sí les diría que abrieran los ojos y que despertaran del profundo sueño en el que viven... ¡Mejor dicho, no les diría nada, me reafirmo en lo primero, que lo descubran solos... les va a resultar mucho más emocionante...! 
 
España es un país donde se mueve mucho la industria de la moda, especialmente la fast fashion. ¿Qué crees que debe aprender América Latina de España?
 
Yo creo que siempre es posible aprender, sobre todo, si se quiere hacerlo. Y, en lo que respecta a América Latina de España, no tengo yo muy claro quién tiene que aprender de quién, en lo que a la moda se refiere... Actualmente, en el mundo globalizado en el que vivimos, las diferencias estriban en el ámbito de las conquistas sociales que Europa ha alcanzado, y en las que la igualdad de género, las libertades individuales y los derechos humanos son algunas de las tareas pendientes en América Latina, con una sociedad extremadamente polarizada. Todo ello está muy relacionado con el consumo y, evidentemente, con la moda. Por ejemplo, la erradicación del machismo, que se proyecta en una imagen de la mujer estereotipada, ha de ser un reto prioritario en los países latinoamericanos, donde lamentablemente aún nos encontramos con este tipo de conceptos sexistas. Y la 'fast fashion' ya está muy presente aquí, tanto con marcas españolas como americanas, por lo que ya forma parte de vuestro día a día. Solo hay que echar un vistazo a la calle...     
 
¿Y qué podría aprender España de Latinoamérica?
 
Te digo lo mismo, en el sentido inverso de la ecuación, con la diferencia de que, al contrario de España y Europa, América Latina tiene mucha población joven, lo que significa futuro. Oportunidades, emprendimiento, crecimiento económico, modernización social y desarrollo cultural. Ese es vuestro principal motor de dinamización y transformación social. Y, a medida que se vayan obteniendo mayores garantías de igualdad, libertad y participación ciudadana, Latinoamérica alcanzará unos mayores índices de riqueza, seguridad y estabilidad, que la población debe aprender a exigir a sus gobernantes, recordándoles que el pueblo y las urnas deciden su futuro.  
 
En tus visitas a la región has podido conocer de cerca cómo se mueven las industrias de cada país latinoamericano. ¿En qué lugar ves a Panamá y qué debemos mejorar?
 
Panamá se encuentra muy bien posicionado, en este sentido, respecto a sus vecinos centroamericanos, debido, en buena parte, a la influencia internacional, lo que también supone un gran obstáculo a la hora de valorar el producto nacional frente al extranjero. Ciertamente, esto un tanto contradictorio. Por orto lado, existen ejemplos de países muy cercanos y con los que tenéis vínculos históricos, que han desarrollado estratégicamente una poderosa industria de la moda a nivel global, que colocan a Panamá a la cola de Latinoamérica. No obstante, estoy convencido de que los próximos años van a ser clave, pues se están dando pasos concretos para poder poner en marcha el tan esperado desarrollo del sector, como la creación de la ADIMAP. Esta y otras iniciativas similares pueden hacer cambiar el rumbo de la incipiente industria de la moda panameña, en la que, si no se introducen cambios, se puede correr el riesgo de llegar a un estancamiento definitivo y morir de inanición. La moda panameña necesita cohesión para ganar confianza y asumir los retos de su modernización, que generen un balance positivo. Y esto solo será posible a través de la preceptiva inyección económica del gobierno del país.  
 
¿Qué resaltarías y rescatarías de la moda panameña?
 
La capacidad creativa de una sociedad joven y dinámica como la vuestra representa uno de los principales valores y atractivos para la industria. Por ejemplo, en la última edición de Fashion Week Panama pude ver colecciones de diseñadores panameños muy interesantes, que perfectamente se podrían vender en Europa y en cualquier otro lugar del mundo. De hecho, escribí un artículo para la revista 'Mujer', en el que hablaba sobre eso y sobre la importancia de conceder un mayor apoyo institucional al sector de la moda nacional, así como a las empresas culturales, pues su contribución a la proyección de la marca país es realmente prodigiosa. Solo hay que ver lo que hacen otros países, como vuestros vecinos de Colombia, por no hablar de algo que ya está muy interiorizado en Europa -mira Francia, Italia, España misma- y donde la moda forma parte del ADN patrio. 

Leer más: El futuro de la moda panameña

No vamos ahora a hacer comparaciones, porque siempre son desacertadas, y, sobre todo, porque estoy convencido de que lo importante es definir una línea actuación propia con un programa claro de acciones concretas, a través de un Plan Nacional de Fortalecimiento de la Industria de la Moda Panameña. Obviamente, no voy a dar nombres, porque no me gustaría herir sensibilidades, máxime porque creo que son muchos los diseñadores panameños que podrían internacionalizar su marca, siempre y cuando especialicen su producto y definan su mercado. 
 
Es cuestión de creérselo, tanto por parte de unos (diseñadores y demás), como de otros (políticos)- y apostar por ello, las posibilidades son infinitas. En definitiva, se trata de poner en valor el talento nacional, exportarlo e incorporarlo a la cultura nacional, bajo la bandera de Panamá. Quizá ahora se den los primeros pasos con la creación de los nuevos ministerios que ha anunciado el presidente electo, Nito Cortizo. ¡Ojalá sea así... sería todo un visionario! 
 
 
En un país con clima tropical como Panamá, ¿qué tendencias internacionales crees se podrían adaptar?
 
Todas. Actualmente y con el cambio climático que vivimos, no creo que debamos ponernos barreras de ningún tipo a la hora de disfrutar la moda global, al margen incluso de las tendencias internacionales, porque la moda es para vivirla y disfrutarla, y porque los panameños sois muy viajeros y cosmopolitas. 
 
Ahora hablemos de estilo. ¿Cómo una mujer puede encontrar y definir su estilo?
 
¡Muy fácil...! Siendo original y no copiando a nadie. Y, aunque esto pueda parecer imposible porque está claro que en lo que a la moda se refiere la clonación es un virus global, es bien sencillo si nos paramos a pensar que todos somos únicos e irrepetibles, por lo que, a pesar de encontrarnos con masivas producciones de ropa en serie, siempre podemos imprimir nuestro propio 'sello de identidad' a lo que llevamos, si es lo que lo hacemos no para disfrazarnos, sino para proyectar autenticidad y subrayar nuestra personalidad.
 
¿Qué piezas debe tener por obligación una mujer fashionista en su armario, y cómo podría combinarlas?
 
Un buen sombrero, una barra de labios, una camisa blanca, un cinturón de piel y el calzado con el que se sienta más cómoda, bien sean unas sneakers con personalidad para las más casuals, bien tacones para las que quieran aguantarlos... ¡Todo lo demás es imaginación...! ¡Ahhh... y, por supuesto, el bolso, porque ya se sabes eso de que 'mujer son bolso, gato al agua'...! jajajaja... 
 
¿Es necesario vestir de marcas costosas para estar a la moda?
 
Siempre y cuando puedas permitírtelo, es fantástico, y también una trampa, porque no garantiza ni refleja nada más que eso, que tienes dinero. Lo importante es, como te decía anteriormente, ser coherente, tener personalidad y ser auténtico, bien sea de marca o de imitación. 
 
¿Es la moda un conjunto de reglas o algo más espontáneo?
 
¡Qué va... nada de eso... es lo que tú quieres que sea...! La moda hay que sentirla, expresarla, compartirla y, sobre todo, disfrutarla. ¿Reglas...? Ninguna, solo las del sentido común, que a veces parece que no ya existe. El espejo ayuda muchas veces a recuperarlo.
 
¿Qué es la moda para José Luis Callejo?
 
¡Se ha escrito tanto sobre esto...! La moda es una industria, un arte, una expresión, una actitud e incluso un juego, en el que todos participamos y del que nadie está excluido, porque hasta el más incrédulo forma parte, sin darse cuenta, de su maquinaria. Desde el punto de vista económico, la moda constituye una de las más potentes industrias a nivel global, cuya parte estética y creativa representa una de las más evidentes manifestaciones artísticas de la cultura contemporánea, de cuyos vestigios de tiempos pasados encontramos buena prueba en los museos. Sociológicamente es una innegable expresión del estado anímico y de los valores de la sociedad, como fiel espejo de nuestra realidad cotidiana, que individualmente interiorizamos como una actitud y manifestamos colectivamente a través de un prodigioso y espectacular juego de símbolos. ¡Toda una proeza para algo tan efímero y caprichoso...! Y, además de todo lo anterior, particularmente, para mí la moda es fantasía, pura imaginación, algo así como una quimera que todos perseguimos porque nos hace creer lo que queremos ser. 
 
¿Te llevas algún proyecto en mente luego de esta visita a Costa Rica y Panamá? ¡Cuéntanos...!  
 
¡Pues, fíjate, que sí! Y, aunque a mí no me gusta hablar de los proyectos hasta que se concretan, te cuento, que hemos mantenido diferentes reuniones para organizar un Encuentro Iberoamericano de Mujeres Líderes, sobre el que espero poder darte más detalles en próximas fechas, ya que, además, nos gustaría mucho contar con el respaldo de la revista 'Mujer' de Panamá. Y es que yo creo que se trata de un tema de vital importancia en estos momentos para América Latina, así que vamos a cruzar los dedos y a trabajar duro para poderlo hacerlo realidad. ¡Contamos contigo, Karen! 
 

 

  • Compartir: