Conoce cuáles son los alimentos primarios y cómo afectan tu salud holística

 
Mar, 09/10/2019 - 06:00
La verdadera fuente de nutrición es todo lo que nos nutre fuera del plato, como relaciones, actividad física, profesión y práctica espiritual. Aprende más sobre este concepto en la siguiente nota:
Recuerda un tiempo cuando eras niña y disfrutabas los ratos de juego con tus amigas, horas de inventos y aventuras.  Te sentías parte de algo especial y en lo último que estabas pensando era en comer, se te olvidaba. ¡Qué triste era el momento cuando mamá te pegaba un grito para que entraras a comer! 
 
Recuerda un tiempo en el que estuviste apasionadamente enamorada. Todo era emocionante. Te sentías flotando en el aire al mirar a tu amor a los ojos. Todo lo veías más bonito, los colores más intensos. El simple tacto y sentimientos compartidos te hacían, nuevamente, olvidarte de comer. Estabas elevada por la vida.  
 
Recuerda algún momento que estuviste profundamente involucrada en un súper proyecto. Creíste en lo que estabas haciendo y te sentiste confiada, motivada y estimulada. El tiempo parecía detenerse. El mundo exterior se desvanecía ante tus ojos. No sentías la necesidad de comer. Alguien tenía que acercarse a ti y recordártelo.
 
Ahora, recuerda un tiempo en el que te sentiste deprimida, angustiada, estresada y con baja autoestima. Llegas a tu casa y lo primero que haces es abrir el refrigerador, cuando lo que realmente necesitas es un abrazo o alguien con quién hablar. 
 
En todos estos momentos de altas y bajas hubo algo más que te estaba nutriendo o algo más que te hacía falta, tu verdadera fuente de nutrición: los alimentos primarios. 
“ESTAMOS HAMBRIENTOS DE JUEGO, DIVERSIÓN, ROMANCE, INTIMIDAD, AMOR, LOGROS, LIDERAZGO, EXCITACIÓN, AVENTURA Y ESPIRITUALIDAD. TODOS ESTOS ELEMENTOS SON FORMAS ESENCIALES DE NUTRICIÓN”- JOSHUA ROSENTHAL
El término de alimentos primarios fue utilizado, desarrollado y aplicado por primera vez por Joshua Rosenthal, director y fundador de The Institute for Integrative Nutrition, una escuela de nutrición holística en Nueva York, fundada en 1992. 
 
Básicamente, los alimentos primarios son todo lo que nos nutre fuera del plato. Es decir, lo que no es fuente alimentaria de nutrición pero que es fuente esencial para nuestro bienestar físico, mental y espiritual. Los cuatro principales, según Rosenthal, son: relaciones, actividad física, profesión y práctica espiritual. El principio básico indica que cuando estas áreas se encuentran en balance, la comida es secundaria, ya que sobrepasa cualquier fuente de nutrición alimentaria (comida secundaria). Puedes estar comiendo todo el brócoli y kale del mundo, pero si no te estás nutriendo a un nivel holístico y mirándote hacia dentro, no te sentirás del toda satisfecha y vibrante. 
 
“NO HAY FÓRMULA SECRETA, CADA PERSONA ES ÚNICA”
El campo de la nutrición post-moderna en lugar de decirle a las personas qué hacer y qué comer le pregunta ¿qué estás comiendo? y ¿qué crees tú que deberías hacer para sentirte mejor? Propone un enfoque individualista, integral y funcional para tratar temas de salud en general. Su éxito radica en identificar como cuerpo de estudio la experiencia del individuo, más que la teoría. 
 
Encontrar la relación entre la manera en que te alimentas y experiencias vividas, choques biológicos, circunstancias del momento, vacíos y carencias que puedas tener, es un primer paso para hacer conexión contigo y empoderarte a tomar decisiones que aporten a tu bienestar. 
 
El objetivo es encontrar un balance sostenible entre los alimentos primarios y los secundarios (fuentes alimentarias de nutrición), empezando por hacerte consciente de los aspectos de tu vida que necesitan atención. Una vez identificadas, puedes tomar acción e iniciar el proceso de generar pequeños cambios graduales, cambios con motivaciones reales y fundamentadas que se convierten en hábitos y estilos de vida.
 
Mientras más alimentos primarios consumas, menos dependerás de los alimentos secundarios. Y, por el contrario, cuanto más te llenas de alimentos secundarios, menos espacio dejarás para los alimentos primarios, que son nuestra verdadera fuente de nutrición. 
 
Elementos como una práctica espiritual significativa, una carrera inspiradora, una actividad física regular y placentera, y relaciones honestas y abiertas que alimentan tu alma y tu hambre de vivir, constituyen el alimento principal. 
 
Para equilibrar tu comida primaria, a menudo requieres hacer cambios que pueden ser intimidantes. Para ello, debes enfrentar tus miedos y hacerlo de todos modos. Esto podría significar dar un salto en tu carrera, terminar una relación que no te sirve, inscribirte en un maratón o embarcarte en un nuevo desafío.
 
Te invito a dar el siguiente paso para lograr tu satisfacción. Es decir, completa satisfacción mental, emocional, espiritual y física. Nuestros temores difieren, la única constante es que debemos enfrentarlos para poder evolucionar.

Leer más:  Los Koshas, explorando las cinco capas de conciencia del ser

  • Compartir: