La increíble historia detrás de cruzar nuestros dedos por suerte

 
Jue, 12/28/2017 - 14:20

¿Alguna vez te preguntaste de donde salió la tradición o costumbre de cruzar los dedos para tener buena suerte?

Es algo tan básico en la costumbre de un ser humano, que incluso existe un emoji para esto, y uno que se usa mucho dentro de las conversaciones diarias. 

Pero como muchas costumbres y creencias supersticiosas, probablemente no sepas de dónde proviene. 

Como símbolo, la cruz representa la autoridad, la unidad y la santidad, y la gente la ha utilizado para invocar la buena fortuna a lo largo de la historia. Se cree que, en tiempos precristianos, las personas desearían variaciones de la cruz (como la Cruz Solar) para protegerse del mal. Más tarde, dos personas se cruzaron los dedos (el índice sobre el índice) después de que uno de ellos pidiera un deseo, y esto finalmente se convirtió en una sola persona que cruza los dedos por su cuenta.

via GIPHY

De manera similar a tocar la madera, cruzar los dedos originalmente significaba que querías la protección de Dios y no solo la buena suerte. Los cristianos cruzarían los dedos ante la mención de cualquier amenaza importante: enfermedad, Satanás, brujería, infortunio y más. Solo con el tiempo el significado detrás del símbolo ha perdido algo de su seriedad. Por ejemplo, los cristianos del siglo XIV probablemente encontrarían un poco dramático que cruzaras los dedos para asegurarte de que tu equipo deportivo favorito ganara.

Por qué cruzamos los dedos mientras decimos una mentira tiene orígenes aún más turbios, pero muchos creen que esto tiene que ver también con Dios. Donde cruzar los dedos para tener suerte es una manera de pedirle protección a Dios, cruzar los dedos detrás de la espalda cuando dices una mentira puede significar que estás pidiendo el perdón de Dios.

Aunque los dedos cruzados son un gesto bastante reconocible, sus raíces en el cristianismo nos ayudan a entender por qué no es una creencia en todo el mundo. De hecho, los dedos cruzados se consideran un gesto obsceno en Vietnam, y otros países tienen sus propios signos de mano de "buena suerte".

 

 

  • Compartir: